Check the new version here

Popular channels

De mujer a hombre, a anti-feminista

Hace poco el user @Hulkmania me pidió que tradujera un articulo de A voice for men... una pagina en donde se charlan y difunden los problemas de los hombres, en la sociedad actual, el articulo es interesante.

no suelo hablar de la gente atrapada en el cuerpo de otra gente, pero es curiosa la travesía de este muchacho/a (como sea apropiado), al volverse hombre, esta persona se pone en contacto con los feministas, que dicen estar de lado de las personas como el... no obstante, fueron los primeros en tirarle mierda cuando elegía no pensar como ellos/as... la carta de este muchacho steve, es un poco larga, pero interesante, hagan una excepción y lean mas de dos renglones por esta vez.





Acerca de "Steven"
Steven es un ser humano, que hizo una transición de ser una mujer a un hombre. Su travesía lo llevo no al feminismo, sino al movimiento de los derechos del hombre.

A voice for men

http://www.avoiceformen.com/misandry/chivalry/from-woman-to-man-to-red-pill/


Traduccion por J-Fx para AVFM en español.

Nunca pensé que mi transición de mujer a varón me llevaría al movimiento de los derechos del hombre

Nunca imagine que eso existiera, hasta un año despues del hecho. Mi transformación no fue acerca de políticas sexuales, sino acerca de lograr congruencia mente-cuerpo. Estuve corrigiendo una disforia interna persistente desde que tenia 7 años, cuando iracunda, le declare al vecino que yo era "superboy" y no "supergirl", y defendia incondicionalmente mi decisión de utilizar el baño de varones ante la estresada maestra de la escuela.

A los 11 le rogaba a mi madre dejarme cortarme el pelo lo mas corto posible y estaba encantada cuando nuestro dentista me confundio con un chico. En resumen, todo lo que era por dentro; todo lo que podía sentir y apegar mi identidad, era masculino, incluso aunque mi cuerpo dijera lo contrario.

Este conflicto se intensifico. El siguiente año, trate de cortarme los senos de carne que crecían en mi pecho con un cuchillo, y exprese un fuerte deseo de contraer cáncer de mama, para "poder hacerme una doble masectomia como la abuela!". Cuando tuve 16, contraje anorexia para poder frenar mis menstruaciones, lo mas posible.

Mis predicamentos nada tenían que ver con los "roles" sociales, y en mayor parte, no hice la conversión con motivo de ganar cualquier tipo de "privilegios patriarcales". Jugaba con barbie y me vestia como princesas (aunque tambien agregaba una espada, para mostrar que era una princesa guerrera) Xena era mi modelo a seguir.

De temprana edad, no obstante, expresaba mi extrema ira por no poder enlistarme en la infantería, y me indignaba cuando una amistad de mi abuela asumió que no sabia como ponerle nafta al coche por ser una chica. Toda ocasión que un hombre intentara demostrarme "caballerosidad" sea ofrecerme a llevar algo pesado, me sentía insultada y ofendida. También experimentaba aullidos y silbidos diariamente de conductores cuando salia a caminar sola.

""Bueno... debo ser una feminista", recuerdo haber pensado "Porque las feministas son las únicas que parecen enojarse con estas cosas"

Finalmente me hice la doble masectomia deseada el día anterior a mi cumpleaños numero 20. Esta vez había aprendido de la existencia de personas transgenero y sabia que esto describía mi condición casi perfectamente. Había llegado al punto donde para mi era o cambiarme el sexo, o suicidarme.

 Luego de hacer que me quitaran los senos, me empece a inyectar testosterona semanalmente. Mi voz cayo y comencé a tener barba, a esta altura empece a ser tomado como hombre en mis entornos sociales.

Lo primero que note, era que los piropos de los autos cuando caminaba por la calle acabaron. No sentirse mas sexualmente amenazado era un alivio importante, aunque me llevo a otra observación mas interesante. Me preguntaba si era feo como hombre, ya que nunca recibía reafirmación diaria de ser sexualmente deseable. De hecho me tomo un tiempo, hasta acostumbrarme a no ser visto como el sexo físicamente atractivo. Mi ganancia se volvió una inesperada perdida y comencé a caer en la cuenta de que hay algunas cosas en el jardín de al lado que no son tan verdes, hasta que cruzas y lo ves en perspectiva.


Parado ahí, como se ahora, provee una visión muy diferente de la vida, y los hombres, que nunca tuve. Hasta que llegue acá había mucho de lo que no estaba consciente, como la previamente inédita objetivacion de mi cuerpo como una herramienta.

Tomo un tiempo entenderlo, estaba agradablemente sorprendido cuando una amiga me pidió que la ayude a mover muebles poco tiempo luego de comenzar terapia hormonal. En este punto mis músculos desarrollaron cierta respuesta a la testosterona, pero todavía estaba dentro del "rango femenino de fuerza". No obstante, pude mover el mueblerio (aunque estoy seguro, de que lo podría haber hecho ella sola). Me sentía muy varonil y rudo. No era maravilloso que la gente ahora presumiera que era fuerte y capaz en lugar de débil y necesitada de caballerosa protección?

Estaba feliz, celebrando el hecho de que ya no era mas un pedazo de carne aunque luego comprendí que ahora la sociedad o me usa, o me ignora, porque no soy lo suficientemente atractivo para ser un pedazo de carne. En cambio soy simplemente feo, una bestia peluda, con una billetera y un par de fornidos brazos. O podría decir con cierta medida de ironia, un pedazo de carne que no esta a la altura para ser apto de piropear.

Cambien encontré muy dificultoso acostumbrarme a siempre tener que actuar y tomar decisiones. Se espera de los hombres, mas bien se los fuerza, a ser los agentes activos de la sociedad, si hay un problema, se espera que los hombres emprendan la solución, en lugar de buscar ayuda, consejo o sacar ventaja de factores sociales.

En las relaciones hetero, el hombre es figurado como quien se acerca a la mujer, inicia conversaciones y mueve la relación en la dirección que EL quiere que vaya (nota personal: esto debe ser un chiste o una idiotez), mientras simultáneamente es extremadamente cuidadoso de controlar las tacitas señales que ELLA le enviá, para asegurarse de que no esta siendo un violador o un degenerado. (y si falla en leer correctamente esas insinuaciones se arriesga a ser arrojado en una celda y violado EL).
 
Incluso en relaciones gay, ninguno toma el rol "femenino": ambos especulan que el otro se acerque, comience, embista y tome decisiones, mínimo la mitad del tiempo.

Ser un agente activo 24hs 7 días, no es un privilegio, sino una tediosa y estresante responsabilidad. Siendo forzado a hacerla sin ser entrenado desde nacimiento, es física y mentalmente extenuante.


 La carga de toda esa hiperagencia tiene una contra enorme. A veces los hombres necesitan ayuda también, cuando eso pasa, la gente es reacia a ir a su ayuda, y no duda en burlarse de ellos por necesitarla. No hay virtualmente ningún refugio de violencia domestica para hombres, a nadie le importa si un hombre no tiene casa, o si esta desempleado, o si tiene alguna enfermedad mental y necesita cuidados y preocupacion, porque es un hombre, demonios. Se supone que sea fuerte y capaz todo el tiempo, o si no es inutil y podria simplemente no existir (exactamente como una anciana, poco atractiva y obsea mujer es vista como inútil).

 Segúnel feminismo, los privilegios masculinos garantizan que para el hayan muchos menos problemas que para las mujeres. Se rien de la nocion de que pueda ser difícil ser hombre en esta sociedad, porque no pueden ver el otro lado.

 Bien, yo estuve parado en ambos lados y, sin ningún sesgo, puedo decir con seguridad que "privilegios patriarcales" en estos tiempos, es pura mierda. Las mujeres enfrentan muchas amenazas, para estar seguros; pero los hombres encaran muchas de las mismas exactas amenazas sin el apoyo social y legal que las mujeres poseen. Los problemas de los hombres en mayor parte ni siquiera se les reconoce como existentes.

Debido a estrés proveniente de la universidad y bullying (el cual, curiosamente, provino solamente de la comunidad LBGT/ Feminista del campus), Necesite una breve estadía en un hospital psiquiátrico el verano pasado. Estaba en un muy mal lugar y comencé a lloriquear durante mi evaluación de admisión, al punto en que el doctor me dijo "sos un hombre, no? ese llantito es patético. hazte hombre!"

Hacete hombre, de repente me percate, que a la mayoría de los hombres probablemente le digan esta frase cientos de veces durante su juventud. En algún punto hubiera dado cualquier cosa para que la gente me animara a hacerme fuerte como xena. Ahora entendí que a veces, los varones, como las mujeres, simplemente no se sienten fuertes y necesitan el mismo cariño y cuidados que las mujeres cuando estan heridas. Porque es tan dificil para la sociedad aceptar esto?. Ambos hombres y mujeres, pueden ser fuertes la mayor parte del tiempo, pero todos en algun punto de su vida necesitan ser cuidados por otros.

 No obstante, deje de llorar de inmediato (lo que la testosterona hace físicamente mas sencillo de hacer), luego de que se me recuerde que ahora es socialmente inaceptable mostrar mis sentimientos, incluso cuando me están ingresando en un hospital psiquiatrico. No me importo mucho. Después de todo es la responsabilidad de un hombre ser siempre capaz y fuerte, verdad?
 Era un hombre, maldición, y bastante avergonzado de haber fallado en actuar como uno.

Luego de un año de estas experiencias y un año de escuchar la doctrina feminista extrema en mi colegio de artes liberales (que me educo en la inherente violencia de la sexualidad masculina, "cultura de la violación", "advertencias a la sensibilidad", "espacios seguros", etc.. me pareció que muchas de ellas querían ser vistas como debiles, delicadas flores y no mujeres fuertes y capaces), Comencé a cambiar la manera de ver las cosas. Tome la pildora roja, como ustedes suelen decir.

Ya que ahora la mujer comparte los "privilegios" tradicionales del hombre, también deberían compartir las responsabilidades tradicionales, como ser, mover sus propias cosas pesadas, y reconocer la culpa cuando son culpables, y respetar y cuidar a los hombres en sus vidas como los hombres las respetan y cuidan

La doctrina feminista actual, quiere retener los privilegios tradicionales femeninos (en formas como el acta de violencia contra la mujer, cortes favoreciendo madres sobre padres y ex-esposas sobre ex-maridos, etc.) así como todos los tradicionales derechos que los hombres justamente acumularon durante los últimos 100 años (la habilidad de entrar virtualmente en cualquier carrera que quisieran y participar plenamente en la sociedad). Es una victoria a los derechos humanos valiosa que las mujeres ahora compartan derechos masculinos tradicionales, pero es injusto que no estén dispuestas a entregar los derechos femeninos tradicionales a cambio, porque eso, ahora pone a los hombres en una posicion de desventaja.

Steven.
0
4
0
3
4Comments