¿El hombre necesita una pareja femenina?