Check the new version here

Popular channels

¿Es importante que la mujer sea virgen?



¿Es importante que la mujer sea virgen?





Existe todavía en muchos entornos culturales un mito hacia las mujeres: la necesidad de que sean vírgenes hasta el matrimonio.





¿Qué es la virginidad? Pues ni más ni menos que no haber tenido relaciones sexuales. En varones no existe un signo físico que demuestre su virginidad o no, pero en las mujeres -supuestamente- sí, y eso se ha convertido casi en un signo de pureza, me refiero al himen. Tradicionalmente se ha supuesto que la mujer virgen tiene el himen intacto, y por ende, quien no lo tiene intacto, se deduce que ha tenido ya relaciones sexuales.
Deshagamos mitos:
El himen es un tejido que tiene diversos grados de elasticidad en las mujeres. Si bien es verdad que, la mayoría de las veces, al tener una relación sexual con penetración del pene el himen se desgarra, esto no ocurre siempre. Es decir, se pueden tener relaciones sexuales completas y tener el himen intacto. Por otro lado, dada la importancia que muchos hombres dan a la virginidad femenina reflejada en su himen, muchas optan por reconstruir su himen quirúrgicamente. Otras mujeres optan por tener sexo anal para que su himen no se vea afectado, pero han tenido relaciones sexuales completas y satisfactorias.
Y también puede ocurrir lo contrario, que un himen desgarrado no significa que la mujer ha mantenido relaciones sexuales con alguien. El himen se puede romper con ejercicios de gimnasia, se puede romper también usando tampones, o usando un vibrador para masturbarse … y en multitud de situaciones más.
No podemos olvidar tampoco que el órgano sexual de la mujer NO ES LA VAGINA, SINO EL CLÍTORIS, por tanto la mujer puede tener una relación sexual completa hasta el orgasmo sin ser penetrada y por tanto con su himen intacto.
La mujer, como el hombre, goza de sus derechos sexuales , de su libertad para decidir con quien, cuando y cómo desea tener sexo, por tanto, no hay nada que justifique esa evaluación por parte de los hombres, según se tenga el himen intacto o no, pero es que además, el hombre no puede erigirse en dueño de la sexualidad de su pareja por el hecho de serlo. Todos sabemos que es en la adolescencia cuando la mayoría de personas tienen el despertar de la sexualidad por las hormonas y los cambios fisiológicos, hombres y mujeres inician sus primeros contactos sexuales en este periodo, por tanto, ese descubrimiento sano y natural no debe ser tamizado por una ética mal entendida que ve normal las relaciones sexuales en los varones y sin embargo las penaliza en las mujeres.
La relación de la pareja y sus límites han de pactarse en el diálogo franco y claro entre ambos. La comunicación es una base irrenunciable en la pareja a la hora de entenderse sexual y afectivamente.
Valorar tanto la virginidad en base al himen supone también el riesgo de que muchos varones se encuentren con que su pareja tiene relaciones sexuales sin penetración, ya que estas mujeres piensan que si su himen no es tocado no están siendo infieles a sus parejas.
En resumen, un hombre no puede concluir ni juzgar a una mujer como virgen o no en base a si su himen está íntegro o no. No tiene forma real de saber si su mujer ya ha tenido relaciones sexuales, de la misma forma que tampoco podemos saber si un hombre es virgen o no.
Es una cuestión de diálogo y confianza, sabiendo que haber aprendido sobre la propia sexualidad y no ser virgen tampoco es necesariamente negativo, ahí está la libertad humana y el derecho de cada uno y una.




0
0
0
0No comments yet