Check the new version here

Popular channels

Es normal el dolor de senos o hay que preocuparse?

Es normal el dolor de senos o hay que preocuparse?, cuídate mujer


A pesar de que el dolor mamario o mastalgia es algo muy frecuente y alrededor de 65% de las mujeres lo padecen, es importante consultar al médico.

La mastalgia o dolor mamario es un cuadro de aparición muy frecuente en las mujeres en todo el mundo. Entre un 45 y un 85% de las mujeres que acuden a clínicas de mamas lo hacen por síntomas como el dolor mamario y la palpación cíclica de nódulos.


Alrededor del 65-70% de las mujeres se ven afectadas en algún momento de sus vidas. El dolor puede ser tan intenso que afecta la calidad de vida de la paciente. Puede interferir en sus actividades diarias usuales, incluidas la vida sexual, física, laboral y social.

Ante esta sintomatología, se suele buscar ayuda médica por temor a padecer una patología maligna. Hay que tener en cuenta que el riesgo de cáncer en una mujer que presenta mastalgia como único síntoma es bajo, alrededor de entre 5 y 7%, y por lo general está más relacionado con mastalgia no cíclica, unilateral y persistente. Por lo tanto, es importante tranquilizar a la paciente una vez que se descarte malignidad.


La teoría más aceptada para explicar la mastalgia es el edema que se produce en el tejido de sostén mamario, causado por la retención de agua y sodio, secundario a la fluctuación de los niveles de estrógeno y progesterona. Esto provocaría inflamación y aumento de la consistencia mamaria, proliferación del epitelio de los conductos y del tejido conectivo. Se ha considerado que es una respuesta fisiológica exagerada a la estimulación cíclica a estrógeno y progesterona.

¿Por qué duelen los pechos cuando se acerca la menstruación?

La mastalgia cíclica es la más frecuente y se presenta habitualmente entre los 7 a 10 días previos a la menstruación. Comienza en el cuadrante súpero externo de la mama y es generalmente bilateral. El dolor puede ser punzante e irradiarse a la axila o el brazo. Incluye una tensión mamaria, que cede espontáneamente al comenzar la menstruación. Se acompaña habitualmente de modularidad, sobre todo en los cuadrantes súpero externos de la mama y es lo que comúnmente se conoce como displasia mamaria.

Hay autores que consideran que la mastalgia cíclica, la nodularidad mamaria premenstrual y los cambios fibroquísticos de la mama deberían considerarse normales, ya que serían cambios fisiológicos en respuesta a estímulos hormonales. Se trataría, entonces, de una entidad benigna.


Esta mastalgia desaparece durante y post-menstruación, justamente por el juego hormonal que lleva a la disminución del edema.

Puntadas en una zona de la mama

Puede haber dolores en la mama que se manifiestan como sensación de molestia, estiramiento, dolor pulsátil o ardor más puntual e irradiado frecuentemente al brazo. Aparecen en cualquier momento y se las llama “mastalgias acíclicas”, ya que no tienen relación con el ciclo menstrual. Pueden ser constantes o intermitentes y suelen aparecer en estos casos:

- En pacientes jóvenes: se dan habitualmente del lado derecho y se relacionan con dolores músculo- esqueléticos de origen ocupacional (oficios domésticos, por llevar bolsos, por cargar niños, etc.)

- Durante la peri y postmenopausia: se dan habitualmente del lado izquierdo, debido a que usan el brazo derecho de manera rutinaria relacionándose con la atrofia comparativa por el menor uso del miembro superior no dominante.

- También puede haber causas mamarias de ese dolor, por ejemplo: fisiológico en embarazo y puerperio, patológico como cuadros inflamatorios infecciosos de la mama que obviamente cursan con dolor, reacciones post-trauma o cicatrizales, etc.


Existen mastalgias de causa extramamaria (más frecuentes en pacientes mayores de 40 años) o dolores llamados referidos (de zonas cercanas a la mama), como por ejemplo en el caso de dolores musculares, articulares o más raramente provenientes de zona cardíaca, pulmonar o gastrointestinal o el síndrome de Tietze, que es la inflamación de las articulaciones de las costillas con el esternón de causa desconocida (aunque hay autores que relacionan su aparición ante situaciones de estrés).

Son situaciones habitualmente benignas. De cualquier modo, se recomienda la consulta con el profesional, porque no siempre la patología maligna se presenta de la misma manera y porque si el síntoma es molesto es pasible de tratamiento. El médico es la persona idónea para evaluar y poder discernir entre dolores banales de aquellos que requieren un estudio más profundo.

Cuando se detecta un nódulo

El hallazgo de un nódulo provoca mucha preocupación en las pacientes y es motivo frecuente de consulta. Cuando se acompaña de dolor, por lo general, la patología es benigna, ya que para que un tumor maligno genere dolor debe ser habitualmente de tamaño grande e involucrar estructuras por infiltración para producirlo.

El nódulo puede ser único o encontrarse junto con otros nódulos, pero destacándose por su tamaño o características distintivas y permanentes. En este último caso se habla de nódulo dominante.


Las causas benignas más comunes de un nódulo mamario son el fibroadenoma, los quistes y los quistes de retención láctea del puerperio.

* Fibroadenoma: es el tumor benigno más frecuente de la mama, provocado por un aumento del desarrollo del tejido conectivo y epitelial. Puede encontrarse a cualquier edad, aunque es más frecuente entre la segunda y tercera década de la vida. Son los tumores mamarios más comunes en la gente joven y si bien suelen ser únicos, hasta en un 15% de las pacientes es múltiple. Generalmente se palpan como una tumoración elástica muy móvil, a veces dolorosa, y puede cambiar de tamaño y consistencia con el ciclo menstrual en respuesta a la estimulación estrogénica. Aumenta de tamaño durante el embarazo y la lactancia. Durante la menopausia disminuye y puede endurecerse, debido a la calcificación. Pueden ser de cualquier tamaño.

* Quistes: son formaciones líquidas encapsuladas que se producen aparentemente por involución de los lóbulos mamarios por acción hormonal, y/o por la dilatación de los conductos galactóforos. Pueden aparecer en el contexto de la enfermedad fibroquística (displasia mamaria). Pueden detectarse al realizar el examen físico de control o ponerse de manifiesto porque provocan dolor o ser un hallazgo en estudios de control. Un nódulo también puede ser expresión de un cáncer de mama, por lo que su sola presencia hace imprescindible la consulta rápida al especialista.

Algunas conclusiones

La mastalgia (dolor mamario) es frecuente: un gran porcentaje de mujeres lo padecerán durante su vida. Las causas son muy variadas, en su gran mayoría benignas, pero debe ser motivo de consulta para que el profesional nos de el reaseguro de la benignidad del caso, el tratamiento adecuado si es pertinente o el consejo de la necesidad de seguimiento o no.

Por otra parte, el autoexamen mamario es fundamental en la prevención, así como el control rutinario anual (visita anual al ginecólogo de cabecera) para efectuar el examen mamario, ginecológico, papanicolaou, colposcopía y los exámenes necesarios que se desprendan de esa consulta.


La prevención es el arma más importante con que contamos pacientes y médicos para poder disfrutar de una vida plena y feliz. En caso de presentarse alguna enfermedad, nos permite combatirla en etapa precoz con grandes posibilidades de curación.


0No comments yet
      GIF
      New