Popular channels

Estas son las fantasías sexuales más comunes de las mujeres

Estas son las fantasías sexuales más comunes de las mujeres


Las fantasías son un complemento imprescindible para tener una vida sexual plena. Es una forma de enriquecer la relación de la pareja y no caer en la aburrida rutina que en ocasiones es el detonante del fin de las relaciones de pareja.


Fantasear en algo inherente al ser humano y una de las características que nos diferencian de los animales. Aunque durante siglos este tema ha sido tabú en nuestra cultura, parece que en los últimos años se han ido olvidando los viejos prejuicios.


Los hombres y mujeres tienen fantasías casi por igual, pero las mujeres son más reacias a expresarlos por pudor. Sin embargo, en los últimos años las cosas están cambiando y por fin las mujeres están empezando a darse permiso para compartirlas y disfrutarlas.


Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de New Brunswick, en la revista The Canadian Journal of Human Sexuality, afirma que más del 90% de los hombres y mujeres encuestados tienen fantasías sexuales como ser amado, besar apasionadamente, hacer el amor en lugares diferentes a los convencionales o quitarle la ropa a alguien salvajemente.


Por el contrario, más del 60% se suele imaginar experiencias negativas como ser violado, forzar o ser forzado a hacer algo, y prácticas de sadomasoquismo como azotar o ser esclavo de un amo.


Las fantasías sexuales más comunes entre los hombres son tener relaciones con muchas mujeres al mismo tiempo, o probar con gente de su mismo sexo, así como el vouyeurismo, es decir, ser observado por una o varias personas mientras se practican actividades sexuales.


En las mujeres, tres son las ensoñaciones más habituales. Por un lado las románticas, en las que el cuerpo se implica a fondo y prima la sensualidad sobre la genitalidad; las vouyeuristas, en las que se imaginan a su pareja haciendo el amor con otra mientras ellas miran, o a ellas siendo observadas, y las sádicas, que consiguen el placer haciendo de su pareja un perrito faldero.

Además:


1. Cualquier cosa que no has hecho y te gustaría hacer con tu pareja.


2. Fantasear con alguien del pasado, o con alguien que acabas de conocer.


3. Pensar en tener sexo, o acercamiento, con otra mujer. Esta fantasía es muy común en las chicas, pues ellas tienden a no sentirse ‘lesbianas’ por una situación así.


4. Desear lo que no han hecho. Esta fantasía puede incluir las situaciones más ‘raras’, como ser atadas, hacer tríos, observar a otros, etcétera.


5. Que le practiquen sexo oral. Además, ésta es la forma más rápida y efectiva para que la mujer tenga un orgasmo.


6. Ésta es la fantasía más confesada por las mujeres: ¡tener sexo romántico! Totalmente al estilo de película cursi y melosa.


7. Dominar: tener una relación sexual apasionada, intensa, con fuerza pero si agresión, donde la mujer tenga el poder.


8. Que un hombre, de la nada, te encuentre irresistible a tal grado que no pueda resistir las ganas de estar contigo. Esta fantasía es muy común en las mujeres que aún no han experimentado una relación sexual.


9. Trabajar como ‘stripper’ o prostituta. Una fantasía común en mujeres que se encuentra coartadas en su vida sexual, es en sus fantasías donde dan rienda suelta a su sexualidad.


10. Tener sexo por que sí, con un desconocido… deseo del denominado sexo casual.


El cine ha sido fruto, en numerosas ocasiones, de las fantasías del público. Las escenas más subidas de tono han permitido dejar volar la imaginación de las parejas con la imitación de escenas que ayudan a mantener el erotismo de la relación. ¿Cuántos chicos han soñado con el cruce de piernas de Sharon Stone en “Instinto Básico”? Paul Newman, James Dean, Marylin Monroe o Rita Hayworth han sido algunos de los rostros con más glamour sexual de la pantalla grande, aunque las nuevas generaciones prefieren figuras como la de Brad Pitt, George Clooney, Scarlett Johansonn o Shakira.


Sea como fuere, el caso es que, siempre sean sanas y no sustituyan en ningún caso las relaciones físicas, las fantasías son perfectamente lícitas y ayudan a romper la monotonía sexual que puede llegar a parecer en la pareja.


0
0
0
0No comments yet