Check the new version here

Popular channels

Eyaculacion femenina , de mito a realidad



La eyaculación femenina está separada del orgasmo femenino. Es posible eyacular y tener un orgasmo, pero también es posible tener un orgasmo sin eyacular.

El doctor Rómulo Aponte, comparte con nosotras lo siguiente: “El orgasmo es la expresión de la respuesta sexual de la mujer. Aunque se estima que el 30% de las mujeres no tiene orgasmos en la relación sexual o en el coito con sus parejas, el 90% logra el orgasmo a través de la masturbación”.

Mediante el coito puede obviarse cierta zona de la mujer que la hará tener mayor placer para llegar al orgasmo y junto a ello a la eyaculación. Pero como explica Aponte: “Se estima que la capacidad de la mujer para tener un orgasmo mediante un coito vaginal es aprendida. Con esto me refiero a que, la mujer aprende sobre sus placeres masturbándose y durante la práctica del acto sexual, ya que ella es responsable de su propio placer y para ello, se debe tener la habilidad cognitiva de poder focalizar la atención en los estímulos sexuales que comparte con su pareja”.

La sexóloga Michela Guarente, señala que “la mujer puede llegar al orgasmo, ya que se estimula una parte de la zona sexual que es muy sensible, pero para llegar a la eyaculación se debe estimular una zona específica y a partir de esa zona es que efectivamente se puede llegar a eyacular. La verdad es que la mujer cuando conoce y está consciente de la estimulación que le gusta y puede comunicarlo a la pareja es cuando se logra esa satisfacción completa”.

La mayoría de las mujeres que alcanzan este orgasmo “húmedo”, conocen sus zonas más sensibles y saben cómo estimularlas. En general, es un estímulo manual de ella misma o de su pareja, quizás ayudándose con un juguete de punta curvada o utilizando alguna postura coital que facilite este tipo de estímulo, que en general son las de penetraciones posteriores.



“La eyaculación femenina ocurre durante el climax del orgasmo en donde se expulsa entre 3 a 5 ml de un fluido a través de la uretra, este fluido es químicamente diferente a la orina y es una experiencia sexual sana. El fluido proviene de la próstata femenina localizada en el punto G, en la pared anterior de la vagina. Las mujeres que logran esta interesante experiencia de la eyaculación son aquellas que tienen mayor desarrollo en los músculos del piso de la pelvis y que pueden involucrarse más intensamente en la exquisita experiencia del placer sexual”, así lo explica el doctor Rómulo Aponte.

Por otro lado, el psicólogo y sexólogo argentino Ezequiel López Peralta, dice: “Definitivamente muchas mujeres eyaculan incluso con fuerza, y a veces volúmenes mucho mayores comparados con la eyaculación masculina. La inexperiencia y el desconocimiento provocan frecuentemente vergüenza, ya que a veces se cree que lo que ocurrió en realidad es que no hubo control de la orina. Aunque no es muy claro el porcentaje de las mujeres que logran eyacular, hay estudios que aseguran que al menos 60% de las mujeres lo experimentan”.

Para desarrollar tu capacidad de eyacular debes trabajar con los famosos ejercicios de Kegel, ubicar tus zonas de mayor placer y trabajar tu mente. Libérate de la angustia de pensar que puedes orinarte y concéntrate en la zona que debes estimular. El músculo pubocogcígeo (control de esfínteres) tiene tres movimientos. Puedes, contraerlo, relajarlo y proyectar con él, que es lo que ocurre cuando vas a orinar. Cuando sientas que estás cerca de disfrutar un orgasmo, asegúrate de lograr ese movimiento de expulsión. Si no ocurre a la primera, no te preocupes. Todo es cuestión de práctica.
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New