Check the new version here

Popular channels

Frases que no debes creerle a los hombres !






“No eres tú, soy yo el que está mal”, “Te aseguro que mañana te llamo” o “Yo sé que puedo cambiar”, son clásicas expresiones masculinas en las que no debemos creer jamás. Ellos son expertos en dar vuelta las situaciones y hacerte creer que lo que dicen es espontáneo y no estudiado. Léelo con humor y acuérdate que no estamos generalizando, siempre hay excepciones.


“No es que no quiera estar contigo”. Un clásico de los hombres a la hora de pedir “un tiempo” o de plano terminar la relación sin dejar heridos en el camino y evitar dramones sentimentales. Seguro te dirá que eres muy buena para él y que no te merece… Al final creerás que eres lo mejor que le ocurrió en el mundo y posteriormente te cuestionarás: “Y si es así, entonces, ¿por qué no se quedó conmigo?”.




“Por ti, cambiaré y seré mejor”. Está más que comprobado que nadie es capaz de cambiar su personalidad o forma de ser, cuando ya es adulto. Lo único que él podría haber hecho es ceder en algunas cosas y madurar otras. Pero si algo te molestaba de él, no creas que ha desaparecido, siempre estará allí.




“Te acompañaría, pero…”. Más de alguna vez escuchamos esta frase cuando entusiasmadas les pedimos que nos acompañen al cumpleaños de nuestra mejor amiga. Te contamos desde ya que la mayoría de los eventos a los que él no tenga ganas de ir o no tenga empatía con el organizador, no te acompañará excusándose en el trabajo. Sin embargo, ésta no será excusa si tiene una “farra” o una reunión con sus amigos.




“Solo la puntita”. Esta frase sí que es típica, sobre todo en los más jovencitos que tratan de “engañar” a una mujer. Por favor, y en esto somos bien enfáticas, no lo permitas ni lo creas. ¡¡¡¡Siempre hay riesgos!!!!


“No se dónde anoté el teléfono”.
Tradicional excusa de los hombres cuando tratan de explicar por qué no te llamaron, cuando insistieron que lo harían. Si realmente hubiese tenido interés de contactarte, te aseguramos que habría dado vuelta la guía telefónica hasta encontrarte nuevamente.


“Justo te iba a llamar ahora, me leíste la mente”. Siempre lo dicen cuando sabían que debían llamarte y les daba lata o cuando han intercambiado teléfonos y la verdad es que ni se acuerdan quién eres.




“Sólo es mi amiga”. Lo encuentras muy abrazado, afectuoso y riendo con una mujer que no conoces, en un lugar determinado. Le preguntas quién y él se hace el lindo. Finalmente, te pide hablar a solas y te explica que son sólo amigos, o peor aún: “Es mi prima que no veía hace años”. Mentiras, viles mentiras la mayoría de las veces.


”Mi esposa y yo ya no hacemos el amor”. Clásica frase del hombre casado a su amante o proyecto de tal que acaba de conocer en un antro. “Mi esposa no me entiende”, e incluso, “sufro mucho porque no me deja ver ni a mis hijos”, son otras de las típicas. Luego lo descubres en un mall abrazado a la supuesta “bruja” y besando a sus hijos alegremente.




“No escuché el celular, me quedé dormido”. Mil llamadas perdidas, ya casi estás entrando en pánico de que algo le pasó, le dejas mensajes y nada. Finalmente, cuando logras dar con él, llamando desde un número desconocido, él te responde con esta mentira. La realidad es que no tenía ni la mínima intención de hablar contigo.



0No comments yet
      GIF
      New