Check the new version here

Popular channels

La gran historia de la mujer que perdió 40 kilos

"Solo hay que dar el primer paso": la gran historia de la mujer que perdió 40 kilos

"Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales"... Así ironiza el principio de la película 'Trainspotting' sobre la apariencia de libertad de las consumistas sociedades modernas. Justine McCabe, la heroína de este relato, escogió un hashtag muy similar, #ichoosetolive ('elijo vivir'), en un sentido más literal, para comunicar su historia. Hace un año estaba devastada y se sentía muerta en vida. Ahora va al gimnasio todos los días, lucha por estar sana para sus hijos y ha perdido 40 kilos.



Una de las preguntas que más le han hecho es cómo ha sido capaz de bajar de peso en los peores momentos de su vida. Su respuesta es “No parar nunca”. Seguir hacia delante, por pura supervivencia. “Si no me daba tiempo a hacer ejercicio, lo arreglaba en la cocina, tomé muchas ensaladas en aquellos primeros tiempos. No sabía exactamente lo que estaba haciendo, pero estaba haciendo algo, disfrutaba sabiendo que controlaba algo de mi vida, haciendo algo por ser yo misma”.

Contra el dolor

A veces, el peor enemigo es uno mismo, y cuando no hay metas ni problemas graves alrededor, es fácil sumirnos en la inactividad y la queja improductiva. Justine llevaba un tiempo en ese estado, pero su vida empezó a resquebrajarse definitivamente hace dos años, cuando su madre murió de forma inesperada. En ese momento crucial estaba también luchando con dos hernias de disco, y la más sencilla de las tareas le causaba dolor. Todo le llevó a convertirse en una comedora compulsiva.

Describe ese estado, que a veces la amenaza aún, como “perderse a sí misma”. Seguramente todos tenemos esos días en que no sabemos lo que queremos porque la tristeza y la abulia llegan a hacernos dudar de si hay algo que merezca la pena desear. Y si no queremos nada, sentimos que no somos nada, porque no se puede vivir sin objetivos. ¿Qué pasa cuando esa situación se alarga tanto que olvidamos la posibilidad de cambiar? Entonces es cuando necesitamos inspirarnos gracias a gente como ella.


0
0
0
0No comments yet