Canales populares

La primera vez no siempre es maravillosa !




 
Lo ideal es que el primer encuentro íntimo con una pareja fuera recordado gratamente como el inicio de la actividad sexual que nos acompañará durante toda la vida. Pero a veces se convierte en una mala experiencia. 







 

Aunque la virginidad ya no es valorada como antaño, son muchas las que quieren entregarse por primera vez a 'ese' hombre especial. El momento se imagina rebosante de romanticismo, buenos momentos y sensaciones placenteras. 






 
Existen mujeres que encuentran un compañero sexual que, precisamente, satisface esas expectativas. Para ellas la primera vez se convierte en un recuerdo que marcará el inicio de una importante etapa de su vida, y que la acompañará durante mucho tiempo. 





 

En cambio, algunas no corren la misma suerte. Ya sea porque no eligieron a la persona correcta o porque las cosas no salieron como querían, ese encuentro pasa a ser una mala experiencia cuyo recuerdo permanecerá, pero no precisamente por haber sido placentero. 




 


Independiente de las causas, lo importante es cómo ese episodio marca la vida afectiva-sexual de quien la vive. Hay que entender lo que pasó como un aprendizaje, para procurar que los futuros encuentros sean mejores (hasta encontrar el complemento perfecto). 





Expectativas 

 


Según la psicóloga Sofía Guzmán, “las personas siempre se hacen expectativas sobre un hecho que esperan con ansias. Es muy común que en esa ensoñación dejen de lado todas las cosas prácticas o más 'reales', dando paso al idilio”. 





 

Esto quiere decir que el éxito o el fracaso de la primera vez está supeditado a lo que la propia persona considere como tal, en función de sus expectativas. A veces, cuando son demasiado altas, aunque el encuentro haya sido 'correcto', se considera como insatisfactorio. 





 

Conviene estar conscientes de que la práctica siempre es distinta a la teoría. Comparar el desempeño en ambos ámbitos no es un buen ejercicio, porque habrá diferencias que podrían predisponer a la persona a pensar que tuvo una mala primera vez. 




Otras razones 


 

A pesar de que el parámetro para juzgar el rendimiento puede ser subjetivo, existen factores que inciden en el fracaso de una primera relación sexual. La mayoría de ellos tiene relación con la carencia de la sensación de placer durante y después del encuentro. 




 


“Se supone que uno de los objetivos de que dos personas se unan sexualmente es la obtención de una sensación física placentera, junto con la parte emocional. Pero si lo primero no está, es poco probable que se pueda alcanzar la plenitud”, destaca la experta. 





 

A veces ocurre que hay dolor durante la primera vez. Sin duda que eso es un elemento negativo a la hora de juzgar. Ese problema puede darse porque no existe la preparación adecuada, porque el hombre es muy brusco (o inexperto) o, simplemente, por temor. 





 

“El miedo al primer encuentro sexual es determinante a la hora de predisponer al cuerpo y la mente. El nerviosismo o incluso la vergüenza puede hacer que no exista la relajación suficiente para enfrentarse al contacto de los cuerpos desnudos”, asegura la profesional. 




A futuro 


 

Más allá de la edad, lo que importa es que no se etiquete la capacidad o rendimiento íntimo a partir de ese primer encuentro insatisfactorio. Por ejemplo, una mujer que no alcanzó el orgasmo o que perdió su excitación a mitad de camino no significa que sea frígida o tenga problemas con su deseo sexual. 






 
Alguien que tiene una primera vez decepcionante debe entender que cada relación es distinta, incluso si la pareja es la misma. Cuando se encuentra un complemento sexual y hay conexión emocional y erótica, cada vez que tengan sexo será mejor. 






 
“Si la primera vez se da con alguien con quien hay sentimientos involucrados, es probable que haya más éxito. Si no existe ese lazo emocional, cada uno procurará satisfacer su deseo y no habrá tanta preocupación por el otro. Y sin eso, la relación no funciona”, explica la psicóloga. 





 

El futuro se va construyendo en base de las experiencias de vida. Por eso, si la primera vez es mala, no hay que abandonarse en el legítimo deseo de querer encontrar a alguien con quien compartir la felicidad y el placer de un buen encuentro sexual. 
 



0
0
0
0No hay comentarios