Check the new version here

Popular channels

Las mentiras que decimos los vagos y a las minas les gusta

"Mentime que me gusta" el método más fácil de hacer feliz a una mujer. Don Rata manda al frente a los hombres y sus mentiras.



La mentira, es parte de las relaciones de pareja desde el inicio de las mismas. Algunas eligen decirle “chamuyero” al mal nombrado mentiroso, farsante, embustero. Desde muy jóvenes los muchachos tenemos que aprender a pintar nuestra realidad de una forma que sea atractiva para las mujeres, siempre teniendo en cuenta que ellas son las que tienen el “SI”.

La vida acostumbro al hombre a mentir para tenerlas contentas, ya que, como si fuera poca su histeria e indecisión, sufren de constantes cambios hormonales que las ponen como locas. Usamos frases tan quemadas y de manual, que hasta las mujeres detectan que las decimos de la boca para afuera, pero sin embargo de alguna extraña y retorcida forma, les gusta que se las digan.

No nos extraña a esta altura que las mujeres vivan bajo el lema “mentime que me gusta”, siendo que nosotros empezamos con la bola del engaño en la etapa del “Chamuyo”. Pero cómo la mentira es fea y es malo mentir, dejemos todo en claro así nos ahorramos decir cosas que no son en un futuro. Con ustedes las 5 mentiras que decimos los hombres y a las mujeres les encanta creer:


“Solo tengo ojos para vos”: Jajaja ¿En serio le crees? No, la respuesta es no, sabés claramente que ni bien pone un pie en el boliche, que digo boliche, en la calle, le clava los ojos a un par de tetas que ¡Oh casualidad! No son las tuyas. Lo primero a tratar no son los ojos de tu novio, si no tu inseguridad. Partamos del punto de que los ojos están hechos para mirar, y que la vista es selectiva, entonces, es obvio que va a mirar cosas lindas que le provoquen estímulos (en este caso, el estímulo de tomar fotos mentales, para cuando te coge con los ojos cerrados y se imagina a la desconocida del micro). Nuestro deber como hombres es reformular la frase y decir: “las miro a todas y te elijo a vos”(mientras pensás en la vecina).

“Es solo una amiga”: Yo completaría la frase así “es sólo una amiga, pero en el momento que me dé calce se pudre y te quedás soltera, guacha pedorra”. Todo hombre tiene esa amiga con la que habla de igual a igual, que le resulta atractiva a más no poder, pero nunca le tira un lance por miedo a cagar la buena onda que se da. A menos que la mina sea obviamente una cosa ingarchable, nunca le creas esto a tu chico, ya que otra vez te quiere hacer la del tío.

“No me jode que vengas a la juntada con los chicos”: Efectivamente no nos jode, nos infla las pelotas. O sea, los hombres siempre hablamos de lo mismo, fútbol, minas, minas, tetas, culos, minas que nos comimos y fútbol. Para colmo ahora se ha sumado el momento “stalker ” de la noche, que es cuando nos sentamos a ver las fotos de las minas más ricas que tiene cada uno y las puntuamos. Evitá que tu saliente tenga que censurarse a la hora de recordar un buen culo y compartir la cuenta de una putita. Además, sus amigos se sienten como unos pajeros mientras vos crees estar con el único santo del grupo, olvídate flaca, estás totalmente de más. Si se da el caso, aprovechá y hacete la pedicure que tanto venís postergando, o invertí ese valioso tiempo en dormir.

“Se me apagó el celular”: También entran en esta categoría frases como “No me llegó ningún mensaje”, “No escuche el celular”, “me estaba bañando”, “Me quedé dormido”. Grandes mentiras que obviamente ocultan las ganas de ignorarte que tiene el flaco. En este caso, deberías pensar si hablás demasiado, o no le ofrecés algo interesante al flaco, porque sin duda está en otra.

“Yo soy romántico”: Primero que nada déjame decirte que un romántico de nuestros tiempos es el que te avisa para que no tragues. No está en la naturaleza de los hombres, somos chotos, vagos, no entendemos de detalles. El romántico es un invento de Holliwod y el guion seguramente está escrito por mujeres o gays. Si alguien te dice romántico tómalo como un “hago lo que sea por garchar con vos”.

“No me importa que estás gordita”: La verdadera frase es “no me importa que estés más gordita, pero cuando una que pese 100gr menos me dé bola, me tomo el palo y te dejo con los chicos”. No es de malo ni machista, pero seamos realistas, si ustedes tienen una tabla de lavar y una bola de manteca ¿Con cuál se quedan?

“Yo no la estaba mirando, veía ese poste que está ahí”: Pobre flaco, vos pensabas que estaba mirándole el culo a tu amiga, pero el sólo veía un poste inmóvil con nada llamativo. Tenés que aprender que los hombres nunca miramos el piso, y jamás a los ojos, culos y tetas, eso vemos.

“Este video es sólo para nosotros”: te respondo esta mentira con una pregunta ¿Para qué puta vamos a querer un video, si no es para quedar como el dolape de Brazzers frente a los pibes? Y vos también sincérate, si no hacés que lo borre, también querés ser vista.

Bueno amigos y amigas, hasta acá llego porque ni modo que les revele todos nuestros secretos. Las invito a las mujeres a que me cuenten cuales son las mentiras más comunes que nos dicen, digo, así dejamos la boludez de lado.
0
0
0
1
0No comments yet