Check the new version here

Popular channels

Los argentinos y los nombres: Una cuestión de mal gusto

Los argentinos y los nombres: una cuestión de mal gusto


En el mundo de la publicidad es sabido que el nombre es importante, da una identidad al producto y muchas veces trasciende en el tiempo. En los países del primer mundo muchos eligen su apellido cómo una forma de dejar un legado también, por ejemplo Ford o McDonald’s. Nada esta librado al azar y actualmente hacen estudios para ver cuál tiene mejor recepción, cuál gusta más, será más pegajoso, más de moda.


En Argentina el don de la originalidad nos vino un tanto defectuoso. Lo que quiero decir con esto es que no somos novedosos ni en el producto por ende mucho menos en los nombres. Y eso que la publicidad argentina es una de las mejores del mundo pero para poner nombres no le atinamos ni en pedo, he llegado a creer que acá el proceso creativo se limita a que uno tuvo la brillante idea de clavarle a las galletas que son distintas el nombre “surtidas” y listo.


Un despliegue de genialidad que consistía en agarrar los nombres de los socios, hijos o hermanos y mezclarlos para que suenen como el culo. Si era por los hijos siempre me pregunte qué harían si tenían un tercero.



La situación empeoró porque tomaron nombres en inglés directamente por ejemplo los famosos “Drugstore”, que me hizo llegar a la conclusión de que no saben qué carajo son. Si hubieran buscado en un diccionario de los chiquititos sabrían que Norteamérica eso es una droguería, que si bien puede vender una gran variedad de cosas, no es un simplequiosco como acá o un moderno “minimarket” (lo que sería un pasado de moda maxikiosko).


Pareciera como si decirlo en otro idioma le diera un tono “cool” a las cosas, le pone onda dirían antes. Nos ha influido tanto que vi en la tele un suplemento, para hacer el candybar, cupcakes y cookies de Ben10 para el pibe. Gente: mesa con caramelos, magdalenas y galletas, no jodan.


Los más chetos y caretas trataron de tomar un rumbo distinto de la chusma y buscaron una originalidad extrema, matando a los pibes de igual manera, y dando como resultado nombres impronunciables sacados de vaya a saber dónde, muchos seguramente importados también, cómo: Arya, Inti, Bastián,Indio, Oma, Chole, Neón, Nahiala, etc.


0
0
0
0
0No comments yet