Canales populares

Los mitos sexuales más extraños

Los mitos sexuales más extraños


Mitos sexuales más populares y más extraños.


Mitos sexuales más populares:

1.- El tamaño importa.

A pesar de lo que muchas mujeres puedan decir, se ha demostrado científicamente que el tamaño del miembro viril no influye en la estimulación sexual de la mujer. El tamaño nada tiene que ver con la potencia. Como bien se dice puede salir “chiquito, pero picoso”.

2.- Si estás reglando, no te embarazas.

“Enroscar el tornillo” mientras estás en esos días difíciles no quiere decir que no le puedas “escribir una carta a la cigüeña”. Aunque las posibilidades de quedar embarazada sean menores, no quiere decir que no puedas salir con premio. Así que si vas a mojar la brochita, asegúrate de estar bien protegida.

3.- Si tienes sexo oral puedes embarazarte.

Aunque esto parezca una broma, este mito es más recurrente de lo que imaginábamos. “Dar unos guapos” no hará que aparezca mágicamente un bebé en tu vientre, pero no quiere decir que no puedas contraer una enfermedad de transmisión sexual. Cuidarse nunca está de más.


Mitos sexuales más extraños:

1.- Si tienes sexo antes de los 21 años, dejas de crecer.

Como lo dice literalmente, este mito está basado en que si “despeinas la cotorra” antes de los 21 años, tu cuerpo detiene su desarrollo. Claramente la prueba de que este mito es más falso que el exorcismo de Sabrina Sabrok, está en que no vivimos en un mundo lleno de enanitos.

2.- Comer semen te agranda los senos.

Aunque para muchas de nosotras ésta sería una salvación, lamentablemente la mayoría de las chicas que tienen grandes senos, los tienen por genética o porque pasaron por cuchillo. Así que si este mito te lo llega a comentar tu novio, probablemente sólo sea una táctica para llegar a otra cosa.

3.- La pasta de dientes te ayuda a mantener una erección.

Jamás coloques pasta de dientes en un miembro. Más que mantener una erección, probablemente lo único que vas a provocar es ardor. Quien recomiende este mito, sólo trata de jugar una mala broma.


0
0
0
0No hay comentarios