Check the new version here

Popular channels

“Mi esposa se niega a masturbarse” ¿que hago?

La masturbación ha sido objeto de censuras y sobre ella se han vertido innumerables mitos. Hoy esos prejuicios aún persisten, sobre todo en una relación de pareja. Nuestro lector comparte su caso en esta consulta.



Mi esposa se niega, debido a la educación de antes, a tocarse a sí misma mientras tenemos relaciones. Para mí la masturbación está muy bien y ella no lo ve así. Aunque lo hablamos no consigo que cambie de opinión. ¿A dónde recurro? Hernán.

Estimado Hernán:
Interesante el planteo del tema: la posibilidad de la mujer de estimularse a sí misma durante la relación sexual. Si bien no es algo muy difundido ni hablado, el coito es un excelente método para que un hombre llegue al orgasmo, pero no el mejor para la mujer. Si nos ponemos a pensar, durante el coito el varón recibe estimulación en la zona que más sensibilidad placentera tiene y de esa manera le es fácil llegar al orgasmo.

La mujer, en cambio, tiene la mayor sensibilidad en la vulva y en los tres primeros centímetros de la vagina. Tanto en una como en la otra zona, lo estimulado es el aparato clitoral.

Ojo, no dije clítoris sino “aparato clitoral” que es algo más grande e importante que lo que a simple vista puede observarse. En la vulva, lo que se observa es el glande del clítoris, esa zona que se encuentra en el vértice superior donde los labios menores o internos se unen.

Pero de allí siguen por dentro una serie de estructuras que forman también parte del clítoris y que son las cruras y los bulbos vestibulares, ambas rodeando el orificio de entrada de la vagina y justamente rodeando entonces su tercio externo.

Toda la zona es la más sensible y es el punto de partida del reflejo del orgasmo en la mayoría de las mujeres. De cada 100 mujeres que tienen orgasmo, 75 lo logran por la estimulación clitorídea.

Si nos pusiéramos estrictos, esas 25 que tienen orgasmos sólo por estimulación del pene en la vagina serían –desde la estadística– “anormales”.

Explicado esto, vamos al núcleo de su consulta. Quizás su esposa sea más permeable a la estimulación de las zonas sensibles durante el coito (o fuera de él) si en lugar de utilizar el término masturbación, tan lleno de connotaciones morales, utilizáramos otro.

El término más adecuado es el de la “autoestimulación” si es la misma persona quien la realiza y “heteroestimulación” si es la pareja quien estimula los genitales hasta el orgasmo (o no). Si lo consideramos a la luz del término, la autoestimulación busca explorar uno mismo el placer que el propio cuerpo proporciona. Y ese darse placer a sí mismo no implica egoísmo ni nada perjudicial ni malo.

Recurra, estimado Hernán, a la información, a encontrar (y en la web hay muchos) testimonios de otras mujeres que disfrutan de su sexualidad en sus múltiples posibilidades de expresión.

Le agradezco su confianza.

Consultorio Sexológico de Diario UNO

José Luis Rodríguez, médico, psicoterapeuta, especialista en sexología clínica. Docente en la Facultad de Medicina de la UNCuyo y en la Facultad de Medicina de la UDA.


Las consultas se pueden realizar AQUÍ

[b][email protected]

www.sexualmentehablando.com.ar
[/b]

Che no se zarpen con los comentarios

0No comments yet
      GIF
      New