Check the new version here

Popular channels

Mujeres arriba: Ellas han cambiado

Mujeres arriba: Ellas han cambiado


Revolución. En las últimas tres décadas, las féminas hemos pasado de un rol pasivo a uno más activo en los encuentros bajo las sábanas. El sexo ya no es una diversión solo para ellos


El sexo ya no es solo para el disfrute del hombre ni solo para la procreación de hijos. Aunque no lo creás, las mujeres tradicionales creían que esto era así y que solo debían cumplir un rol pasivo.


Se dice que lo que se vive hoy es una “globalización de la sexualidad”, pues gracias al desarrollo de la tecnología, las influencias mundiales llegan más rápido a nuestro entorno.


“Antes acceder a información sexual era difícil y restringido, hoy es de lo más fácil entrando a Internet.
Hay más acceso, lo que induce a una mayor aceptación”, explica el experto. El terapeuta nos da algunos ejemplos de estos cambios

ANTES

1. La sexualidad era un tema que no se conversaba, era reservado, hasta cierto punto prohibido. Se enfocaba a la reproducción o al hecho de tener pareja para procrear.


2. La mujer de antes quería tener sexo solo cuando se casaba.


3. Tenía relaciones sexuales con un solo hombre que sería el elegido para ser su compañero de vida.


4. No se daba el permiso para el placer. El gozar o disfrutar era cosa de hombres, no estaba permitido para nosotras.


5. No había demasiado interés sobre el tema, solo si el hombre lo proponía o quería, mantenían relaciones sexuales. No existía la iniciativa de ella.


6. Si la mujer no quería tener sexo, decía que le dolía la cabeza o se dormía.


7. La frecuencia de las relaciones sexuales era escasa en las parejas.


8. En cuanto a las posturas, la del misionero era la más común.


9. El rol de la mujer, en posturas, era pasivo, mientras que el hombre tomaba la batuta.


10. Era menos exhibicionista, en el sentido del comportamiento sexual, porque se tendía a cubrir más, lo que daba como resultado poca interacción con la pareja, afectando de esta manera la frecuencia.

AHORA

1. Hoy tenemos más apertura, en el sentido de que la sexualidad está ligada al placer.


2. Tenemos la visión de tener sexo con nuestra pareja, sin que necesariamente estemos casadas.


3. Tenemos relaciones con el hombre con el que deseamos estar y no únicamente por obligación.


4. Podemos disfrutar, vivir nuestra sexualidad y tener orgasmos, sin sentir culpa.


5. Hoy también proponemos. Cuando queremos tener relaciones, le decimos a nuestra pareja sin vergüenza.


6. Si bien muchas veces no lo decimos abiertamente, cuando estamos molestas por algo evitamos tener contacto sexual y punto.


7. Según estudios de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, en Santa Cruz, el promedio de actividad sexual en una pareja es de una a dos veces por semana, dato que coincide con otros países.


8. Hoy las féminas también vamos arriba. Las posturas son diversas, ya no tomamos la posición pasiva de antes.


9. El exhibicionismo de hoy, según Velarde, no va a la par del comportamiento sexual como se podría creer. Se exhibe más de lo que en realidad se concreta en un encuentro sexual.


10. En las conversaciones que sostenemos con nuestro entorno, como las amigas íntimas, también hablamos de lo que charlan los hombres. El tema de la frecuencia y duración se toca en los juntes entre puro féminas.


0No comments yet