Check the new version here

Popular channels

Norma Jeane (Marilyn Monroe) Parte Ciento uno



Norma Jeane (Marilyn Monroe)

Parte Ciento uno






Historia, familia, amigos, hechos, imágenes etc. de la más famosa actriz de todos los tiempos.






Marilyn Monroe (Los Ángeles, California, Estados Unidos, 1 de junio de 1926 – íbidem, 5 de agosto de 1962), nacida como Norma Jeane Mortenson y bautizada como Norma Jeane Baker, fue una actriz de cine, cantante y modelo estadounidense




Los enamorados y la muerte




1981



Después de varios intentos de suicidio, a merced de la confusión del alcohol y las drogas, la amante oficial de JFK.




1982



Y además la amante secreta de Robert Kennedy, abandonada y mal amada, se duerme para siempre el 4 de agosto de 1962.




1983



“Marilyn murió como había vivido: a la deriva. Desnuda, sujetando el auricular, con las pastillas al alcance de la mano, en una casa vacía, sola en su habitación.




1984



La noche se cerró sobre ella, la oscuridad de azabache que la sepultaba una y otra vez hacia la muerte.




1985



Diez años de droga, diez años de pastillas, ¿cuántas píldoras multicolores, comprimidos brillantes, polvos para levantar el ánimo? (…)




1986



Se durmió atravesada en la cama con el hilo del teléfono como un gota a gota, palabras de transfusión…




1987



Yace pálida, abandonada, con las uñas sucias, despeinada, son las once de la noche, su corazón flaquea, se detiene”, describe Forestier.




1988



Para el investigador la muerte de Marilyn no fue suicidio. “Es una actriz: cada vez que hace una tentativa tiene un público que la retiene o que la aplaude.




1989



Una estrella no se va abandonada como un papel arrugado. Hace un mutis, crea un final, triunfa en la muerte. Busca el efecto, Y sobre todo, sobre todo, busca la belleza”, argumenta.



1990



Durante la noche de su muerte, mientras yacía muerta en la cama llegaron las hordas de los múltiples espías a “limpiar la casa” de micrófonos, papeles, fotos, agendas, ropa, objetos comprometedores.



1991



Esa noche estuvieron: Robert Kennedy, la mafia, el FBI, la CIA, el Departamento de Estado, la Century Fox, la policía, los periodistas.




1992



“Todo el mundo busca algo y el cadáver se queda ahí, sin que nadie se preocupe por él, en una posición un poquito más decente”, anota el biógrafo. Cuando JFK se entera no dice nada.



1993



“Marilyn yace en la mesa de disección del forense con la carne acuchillada, el cabello graso, la piel descolgada, las mejillas blandas.



1994



El forense busca el alma de Marilyn entra sus vísceras. No encuentra nada. Los Kennedy se la han robado”, sentencia el investigador en su notable libro.



1995



Todo lo que se encontró se quema, se borra, se guarda, se sepulta, se vende, se usa para chantajear, para obtener dinero sucio.




1996



Espías, detectives, mafiosos, ilusionistas: todos se apuntan en el circo.



1997



La única consigna es hacer desaparecer la historia de amor entre Marilyn y JFK. Y quienes fueron testigos o cómplices de ella se vuelven sordos, mudos, ciegos y amnésicos.



1998



Un año después, JFK es asesinado en el acto final de una compleja red de intereses políticos, económicos, deudas de honor, traiciones, invasiones reales.



1999



Miedos imaginarios, ambiciones desmedidas, manipulaciones, venganzas y celos enfermizos, protagonizada por políticos, mafiosos, millonarios y chivos expiatorios.



2000



La América más sórdida se tragó a Marilyn y a JFK, dos personas que tal vez se amaron. A pesar de sí mismos.





Fuente:
http://www.mdzol.com/nota/224538/

Por François Forestier



Nota:
Todas las fotografías son propiedad de sus respectivos dueños.
Todas las fotografías que aparecen en esta página Web son para uso no comercial.
Las imágenes que se ven son extraídas en su mayoría de Internet a los efectos meramente ilustrativos de las entradas como así otras que componen el entorno de la publicación.
No se pretende violar ningún derecho de autor si alguna de ellas tiene derechos reservados como algún texto favor comunicarse y se procederá a quitarla.


Nos colocamos bajo la protección del artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos, el cual estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948 en París
0
0
0
0
0No comments yet