Check the new version here

Popular channels

Norma Jeane (Marilyn Monroe) Parte Noventa y cuatro.


Norma Jeane (Marilyn Monroe)

Parte Noventa y cuatro.





Historia, familia, amigos, hechos, imágenes etc. de la más famosa actriz de todos los tiempos.






Marilyn Monroe (Los Ángeles, California, Estados Unidos, 1 de junio de 1926 – íbidem, 5 de agosto de 1962), nacida como Norma Jeane Mortenson y bautizada como Norma Jeane Baker, fue una actriz de cine, cantante y modelo estadounidense




La pesadilla de Marilyn

Un hermoso pedazo de carne

Parte uno




1841



Contrario a la imagen que la industria hollywoodense formó de ella, Norma Jean Baker era una mujer sumamente insegura y necesitada de la aprobación de quienes la rodeaban. Strasberg la caracterizó como “una persona cálida, impulsiva, tímida y solitaria, sensible y temerosa del rechazo”.




1842



Para sobrevivir, habría tenido que ser más cínica o por lo menos estar más cerca de la realidad. En lugar de eso, era una poeta callejera intentando recitar sus versos a una multitud que, mientras tanto, le hace jirones la ropa.
—Arthur Miller




1843



En 1955, en la cúspide de su carrera como actriz y en plena relación con Arthur Miller, Marilyn Monroe tiene una pesadilla:




1844



El mejor de los cirujanos —Strasberg me va a abrir, lo cual no me importa porque la Dra. H me preparó— me puso anestesia y diagnosticó el caso y coinciden lo que debe hacerse —una operación— para devolverme a la vida y curarme esta terrible enfermedad sea lo que demonios sea —Arthur es el único que está esperando fuera— preocupado y deseando que la operación vaya bien por muchas razones —por mí— por su obra y por él mismo indirectamente.




1845



Hedda —preocupada— no para de llamar por teléfono durante la operación —Norman— pasa una y otra vez por el hospital para ver si estoy bien pero más que nada para consolar a Art que está muy preocupado.




1846



Strasberg me abre después de haberme puesto anestesia la Dra. H y trata al modo de los médicos de consolarme —todo en la habitación es blanco de hecho no veo a nadie sólo objetos blancos— me abren —Strasberg con ayuda de Hohenberg y no hay absolutamente nada— Strasberg está profundamente decepcionado y más —académicamente sorprendido de haber cometido semejante error.




1847



Creyó que iba a haber tantísimo —más de lo que nunca soñó posible en casi nadie pero no había absolutamente nada— ni la menor cosa sensible humana y viva —lo único que salió fue aserrín finamente cortado— como dentro de una muñeca Raggedy Ann —y el aserrín se desparrama por el suelo y la mesa y la Dra. H está atónita porque de pronto se da cuenta de que éste es un nuevo tipo de alumno (o de estudiante, iba a escribir).




1848



El caso del paciente totalmente vacío. Los sueños y esperanzas de Strasberg sobre el teatro han caído por tierra.




1849



Los sueños y esperanzas de la Dra. H de una cura psiquiátrica permanente quedan abandonados —Arthur está decepcionado— abandonado.




1850



La pesadilla es de una claridad brutal. Una mujer de la que se espera mucho, demasiado, está por ser abierta por su cirujano —que no es otra persona que Lee Strasberg, el afamado director y profesor de teatro, quien, junto con su esposa Paula, no sólo aceptaría a Marilyn como estudiante sino que prácticamente la adoptarían como hija putativa.




1851



Ella no tiene miedo pues ha sido previamente anestesiada por la “doctora H” (Hohenberg, la primera psicoanalista de la actriz. De hecho, que entrara en análisis fue una condición que le puso Strasberg para ser aceptada como alumna).




1852



El resultado, más que decepcionante, es espantoso: no solamente no pueden proceder a curarla de esa “terrible enfermedad” sino que dentro de ella, en sus entrañas, no hay nada, o sí: tan sólo “aserrín finamente cortado”, el contenido propio de una muñeca.




1853



Contrario a la imagen que la industria hollywoodense formó de ella, Norma Jean Baker era una mujer sumamente insegura y necesitada de la aprobación de quienes la rodeaban. Strasberg la caracterizó como “una persona cálida, impulsiva, tímida y solitaria, sensible y temerosa del rechazo”.




1854



En la pesadilla de Marilyn lo que predomina no es tanto el miedo a la operación, sino cómo su enfermedad y el resultado de aquélla puede afectar a la gente que la rodea, a quienes ama.



1855



El horror no es que dentro de ella sólo haya aserrín: lo que provoca más dolor es la decepción que sufren quienes tenían puesta en ella tan altas expectativas: Hohenberg, la psicoanalista, Strasberg, el padre-profesor, y Miller, el compañero, el futuro esposo. Marilyn se autodenomina “el caso de la paciente (y estudiante) totalmente vacía”.




1856



Contrario a la imagen que la industria hollywoodense formó de ella, Norma Jean Baker era una mujer sumamente insegura y necesitada de la aprobación de quienes la rodeaban. Strasberg la caracterizó como “una persona cálida, impulsiva, tímida y solitaria, sensible y temerosa del rechazo”.




1857



Ella misma utilizaría esta imagen de desamparo para su propio provecho, al alimentar el mito de la pobre huérfana de infancia dolorosa, de mujer abandonada, rechazada, utilizada por los hombres, promiscua pero de corazón “puro”, cuyo único interés en la vida era ser amada.




1858



Si bien es cierto que, como afirma Richard Dryer, Marilyn Monroe no solamente sería uno de los más grandes (sino el mayor) iconos sexuales del cine al encarnar la “mágica síntesis entre sensualidad e inocencia” en películas como La comezón del séptimo año (1955), El príncipe y la corista (1957) o Una Eva y dos Adanes (1959), por mencionar sólo tres.




1859



La industria cinematográfica también explotaría esa otra cara de la actriz, más cercana a Norma Jean que a Marilyn, en películas como Almas perdidas (1954), Nunca fui santa (1956) y Los inadaptados (1961), que sería, de hecho, la última película que grabara completamente (Something’s got to give, de 1962, quedaría inconclusa debido a su muerte).




1860



Quizá no sea gratuita la elección de papeles protagónicos que fluctuaron entre estos dos polos. Después de todo, la alumna de Strasberg estaría, como muchos otros actores hollywoodenses de la época, bajo la influencia del llamado “Método” de actuación de Stanislavski, que hacía especial énfasis en dotar a la interpretación, al personaje, de vida partiendo de las propias vivencias físicas, emocionales e intelectuales.



Ésta y todas las demás citas de Marilyn en este texto provienen de M. Monroe, Fragmentos, Barcelona: Seix Barral, 2010.




Fuente:
http://revistareplicante.com/la-pesadilla-de-marilyn/

Gracias Andrés Téllez Parra




Nota:
Todas las fotografías son propiedad de sus respectivos dueños.
Todas las fotografías que aparecen en esta página Web son para uso no comercial.
Las imágenes que se ven son extraídas en su mayoría de Internet a los efectos meramente ilustrativos de las entradas como así otras que componen el entorno de la publicación.
No se pretende violar ningún derecho de autor si alguna de ellas tiene derechos reservados como algún texto favor comunicarse y se procederá a quitarla.


Nos colocamos bajo la protección del artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos, el cual estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948 en París
0
0
0
0
0No comments yet