Canales populares

Norma Jeane (Marilyn Monroe) Parte Ochenta y cinco



Norma Jeane (Marilyn Monroe)

Parte Ochenta y cinco





Historia, familia, amigos, hechos, imágenes etc. de la más famosa actriz de todos los tiempos.






Marilyn Monroe (Los Ángeles, California, Estados Unidos, 1 de junio de 1926 – íbidem, 5 de agosto de 1962), nacida como Norma Jeane Mortenson y bautizada como Norma Jeane Baker, fue una actriz de cine, cantante y modelo estadounidense




Marilyn Monroe: Un caso literario



1661



Siempre me llamó la atención una foto de Marilyn Monroe. No es una de las más populares pero sí de las más curiosas.




1662



Ella está sentada en un tobogán en la playa de Long Beach, ataviada en un hermoso y colorido atuendo de baño, leyendo un libro muy gordo. Un libro cuyo abordaje no es para cualquiera: el Ulises de James Joyce, una de las grandes novelas del siglo XX.





1663



La imagen fue capturada por Eve Arnold y a la esplendorosa actriz se la ve muy compenetrada en la lectura. Está inmersa en las últimas páginas del libro, en el célebre capítulo en que Molly Bloom lleva a cabo el monólogo interior en el que saca a relucir sus pulsiones sexuales más recónditas y que se transformará en una de las marcas registradas de la literatura moderna.





1664



Personajes de novela muy distintos, si Molly hacía diez años que no mantenía relaciones con su esposo y lo traicionaba con un vecino, la bella Norma Jean Baker sufría por cierta incomprensión con respecto al destino de su carrera.





1665



Estaba tan estigmatizada, era tan imponente su figura, tan fuerte el hechizo que provocaba, que era impensado para los productores de Hollywood darle a la angustiada Marilyn un papel que saliese del corsét de ser una "rubia tonta".




1666



Una actriz destacada, dueña de un magnetismo y glamour exuberantes, atracción de miradas de todo tipo, mito sexual rimbombante, no podía ser más que eso: carne.





1667



Cuando ahora observamos a artistas como Angelina Jolie -una de las más reputadas- o a Madonna relamerse en sus bondades de campañas solidarias internacionales y tercermundistas.





1668



Distanciándose del lugar común de la actriz sin ninguna otra clase de compromiso que tener su Chanel Nº 5 -aunque, ¿no es un lugar común actual el romance de las divas con todo aquello que huela a fundación?-, pensamos en cómo actuaría hoy en día Marilyn, qué diría, qué haría. ¿Tendría como amante a Barack Obama?




1669



Para Hollywood, la Monroe era un cuerpo salvaje. Desprovista de otros intereses que no fueran despertar las más bajas pasiones, los más bajos instintos, ella no era otra cosa que un cuerpo salvaje, un cuerpo cargado de lujuria y desatino.





1670



Convengamos que Marilyn, cuando le cantó el Happy Birthday a John F. Kennedy -envuelta en un vestido color piel en la célebre gala por el cumpleaños del entonces presidente-, justamente no cuestionaba los estereotipos que tanto la tenían a maltraer sino que los reafirmaba.




1671



Un tiro por la culata, que le dicen. En ese contexto, debía ser difícil estar en la piel de una mujer que la tironeaban las letras.





1672



Esto se desprende del libro Fragmentos -publicado por la editorial Farrar, Straus and Giroux-, un particular texto con reproducciones de cartas y poemas que descubre una faceta no tan común de Marilyn: la escritora.





1673



La idea fue de la representante del legado de la actriz, Anna Strasberg, quien cedió a un amigo de su familia y a un editor francés el material inédito.





1674



"Se trata de una colección de sus propios escritos que revela una cara muy diferente de una gran estrella", admitieron los responsables de la editorial neoyorquina, quienes tildan la edición de "única", ya que atesora "una serie de textos inéditos".





1675



Entre ellos, desde notas sobre los papeles que preparaba, hasta anotaciones sobre cómo decorar su apartamento, pasando por alguna receta de cocina o resoluciones para transformarse en una mejor actriz.





1676



El estigma de ser bella. Lejos del estereotipo -como si su único papel fuese el de una femme fatale, lobizona depredadora-, Fragments muestra una Marilyn desconocida. Una lectora ávida de distintas temáticas: su biblioteca contenía 400 libros entre ficción, poesía, política, historia, biografías, filosofía, psicología, teología y arte.





1677



Además, primeras ediciones de On the Road de Jack Kerouac, The Invisible Man de Ralph Ellison y This House on Fire de William Styron. De Tolstoi a Twain, muchas otras obras clásicas estaban representadas: The Great Gatsby, Alice's Adventures in Wonderland, Dubliners de James Joyce, The Sun Also Rises de Hemingway y The Fall de Camus.




1678



En esos años 50, un filósofo alemán, Theodor W. Adorno, había escrito una serie de textos con aires nostálgicos sobre la vida cotidiana en el exilio, repasando sin melancolía sus años en la Alemania nazi -de la que había escapado como tantos otros intelectuales judíos- y explayándose sobre el deseo femenino, por ejemplo, un tema muy poco frecuente en sus libros.





1679



Y sentenció cosas como: "Las mujeres de inusual belleza están condenadas a la infelicidad". Calculo que no estaba pensando en Marilyn Monroe





1680



-Adorno detestaba la cultura de masas- pero no sería desacertado suponer que tenía razón...









Fuente:
http://gancity.blogspot.com.ar/





Nota:

Todas las fotografías son propiedad de sus respectivos dueños.
Todas las fotografías que aparecen en esta página Web son para uso no comercial.
Las imágenes que se ven son extraídas en su mayoría de Internet a los efectos meramente ilustrativos de las entradas como así otras que componen el entorno de la publicación.
No se pretende violar ningún derecho de autor si alguna de ellas tiene derechos reservados como algún texto favor comunicarse y se procederá a quitarla.


Nos colocamos bajo la protección del artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos, el cual estipula: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948 en París
0
0
0
0No hay comentarios