Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?



Tecnologia y Placer !




 

Hace 30 años la vida cotidiana no estaba tan tecnologizada pero las cosas cambian, el viento sopla y los gadgets nos rodean. Primero fue en el trabajo y después en el hogar y ahora el objetivo es nuestro cuerpo. ¿Ah, sí? Pues claro, la tecnología ha transformado y espera transformar todavía más nuestra sexualidad. 





 

Es que ambas se han hecho íntimas amigas y cada paso que da una la otra la acompaña en la retaguardia, cambiando la forma de entender, practicar y disfrutar del sexo. Las chicas ya no somos tímidas féminas que esperan que los hombres “enseñen” y sin vergüenza (o con poca), compramos vibradores por Internet o entramos a un sex shop buscando diversión sin cuestionarnos si está bien o mal pues lo vemos como un avance de nuestro género en la conquista del derecho al placer sexual. 





¿Y qué le debemos a la tecnología? Bueno, después de tantos delays en nuestro disfrute sexual desde que la tecnología se volvió “hogareña”, las VHS aparecen en los ’70 y lo mismo las Polaroid, empezamos a ser voyeurs sin temer el ojo censor de nadie. Ya hablaré de vibradores más adelante, pero si bien los gadgets sexuales han evolucionado y mucho, la Tecnología (así, con mayúscula) es la que nos va a trasladar a un mundo sexual de ciencia ficción. 



Tecnología hápticas y realidad virtual, ¿qué piensas de eso? ¡Pues sexo virtual y sexo a la distancia! Algunos desarrolladores están a toda máquina con esto de las interfaces hápticas, es decir el poder despertar sensaciones de tacto al punto de sentir y llevar adelante una relación sexual en ausencia física del otro. Y bueno, si el de los juegos parece ser un campo óptimo para esto, ¿por qué no el sexo? 
Siendo así, nada de lo que hasta hoy es fantasía parece imposible, ¿no es cierto? ¿Será que podremos experimentar una relación sexual con alguien que vive del otro lado del mundo y sentirlo en la piel? Entonces, la Teledildónica parecerá obsoleta. ¿La telequé…? La teledildónica, el cibersexo mediante un dispositivo al que se conectan gadgets sexuales que funcionan de acuerdo a programas de ordenador. Sí, yo tengo uno, mi pareja tiene otro, yo vivo en Alaska y él en la Antártida así que tecnología y juguete sexual mediante tenemos una relación sexual. En teoría, no es que exista del todo aún. 



 

¿Es demasiado bizarro? Hum, no sé. Los antropólogos dicen que en el futuro el sexo virtual puede ser la gran opción frente a dos realidades: una, la erotización de la vida ( los medios nos calientan todo el tiempo) y dos, las enfermedades peligrosas como el HIV. Es decir, sexo virtual = sexo seguro. ¿Tu qué piensas? 
Bien, que pensar que la tecnología solo ha aportado vibradores al placer sexual femenino (y masculino) es quedarse corto. Ha aportado buenos vibrados, sí, pero mucho más. Estamos en una etapa poco más que inicial donde el máximo avance tecnológico sexual son los gadgets, pero yo creo que no falta mucho para dar un salto evolutivo y terminar en una orgía con usuarios de todo el mundo. ¡Qué fiesta!