Femme

Señales que revelan que una mujer tiene problemas en la inti

Señales que revelan que una mujer tiene problemas en la intimidad

Falta de movimiento

Definitivamente una mujer no será buena en la cama si no se mueve. Tampoco pretendemos indicar que tenga que ser una ´licuadora´, sino que al menos se involucre con el acto y se deja llevar por el placer.

Nunca tomas el control

Tampoco le vas a dejar toda la carga a él. En ocasiones, es bueno que la mujer tenga la iniciativa y tome el control de la situación.

No decir nada

Cuando una mujer se queda callada o no le gusta hablar de sexo con su pareja, puede pasar que él no sepa cómo proceder a la hora del acto sexual. Recuerda que a los hombres les encanta saber lo que más les excita y lo que no.

Reírse mucho

Reírse durante el coito no está mal, siempre y cuando no se llegue a la exageración. Algunas mujeres olvidan eso y no paran de reír, provocando que el hombre dude o se irrite.

Miedo a experimentar?

Es normal que algunas mujeres le teman a nuevas experiencias sexuales, de hecho no se les puede forzar a nada que no quieran. Pero tienen que saber que tampoco es bueno cerrarse por completo. Recuerda que puedas tener el control sobre él si decides sorprenderlo con un arrebato inesperado de placer.

Falta de comunicación

Es fundamental que las parejas se conozcan, así que no tengan miedo y tómense su tiempo para tener conversaciones largas sobre el tema.

Inhibición

No está mal ser un poco reservados o penosos, pero cuando se habla de sexo algunas mujeres se lo toman estos adjetivos muy a pecho. Los hombres son muy visuales y no toleran a una fémina que se avergüence de mostrar su cuerpo.

Preguntas todo

Si se va experimentar algo nuevo, no estaría mal preguntar. Pero hay preguntas que pueden delatar inseguridad en la mujer. Lo mejor es olvidarse de los cuestionamientos y dejarse llevar por una noche inolvidable.

Expresiones

Tampoco tratamos de decir que las mujeres tienen que gritar o gemir como una loca, pero se sabe que el silencio no ayuda a que se llegue al clímax del acto sexual. Al menos intenta decir cosas sencillas o si puedes algunas ´subidas de tono´.

Ser demasiado brusca

Pueden ser unas ´leonas´ en la cama, nadie dice que está mal, pero en muchas ocasiones se olvidan que la pareja también siente y exageran con mordidas o arañazos que causan que el hombre reemplace placer por dolor. ¡Cuidado!