Canales populares
  1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Estilo de vida femenino
  4. »
  5. Femme

Velos en mujeres musulmanas



El uso del hiyab o vestimenta femenina (según las regiones recibe distintos nombres, en Argelia, por ejemplo, se lo llama haik, chador en Irán y burqa’ en la India y Pakistán) siempre fue una práctica natural de las mujeres musulmanas desde los primeros tiempos del Islam . La misma fue dispuesta en distintos pasajes del Sagrado Corán: «¡Oh, Profeta!, di a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que cuando salgan se cubran con sus almalafas, esto es más conveniente para que se las distinga de las demás y no sean molestadas» (Sura 33, Aleya 59; cfr. Sura 24, Aleyas 30-31). Véase Murteza Mutahharí: Hiyab. Acerca de la vestimenta islámica, edit. Agregaduría Cultural, Embajada de la Rep. Islámica del Irán, Madrid, 1996.



El velo, por si mismo, es anterior al Islam, de hecho los asirios ya lo habían introducido entre las mujeres de cierta clase social (prostitutas y esclavas no debían llevarlo). En los orígenes del islamismo no había un código sobre cómo debía vestir la mujer, fue a partir de la expansión del Islam hacia otros territorios cuando empieza a adoptarse el uso del velo.



Se hace común su uso a partir del siglo IX, sobretodo entre las mujeres de clase social alta, y se vuelve obligatorio a todas las clases sociales desde el siglo X hasta el XIX (aproximadamente y dependiendo de la historia particular de cada territorio). A partir de este siglo, intelectuales y liberales empezaron a dudar de la utilidad de esta prenda, viéndola incluso como símbolo de exclusión de la mujer de la vida pública y de la educación.



En este momento se intenta cambiar el rol femenino en la sociedad para demostrar la capacidad de estos países de autogobernarse, contraponiéndose al colonialismo que se les había impuesto. Pero este avance social no fue bien visto en algunos países, como Indonesia o Filipinas, donde las mujeres empezaron a vestirse de una manera más conservadora, mostrando así su rechazo. Además, durante el proceso de independencia, en algunos territorios como Algeria o Egipto, las mujeres se pusieron el velo a propósito como desafío a los estilos occidentales y para reafirmar su identidad nacional.



Hoy en día, con la aparición de movimientos islámicos, la mujer continua llevando este tipo de prenda, básicamente el hiyab (aunque existen otras variaciones, como mostramos en la imagen).
El uso del velo significa para muchas mujeres ser partícipes de la vida social y profesional con mayor libertad, e incluso les permite asistir a clase. No obstante hay grupos progresistas como Women’s Action Forum (WAF) en Paquistán que condenan explícitamente esta imposición.

0No hay comentarios