About Taringa!

Popular channels

El fútbol, como manera de luchar contra el sida



El fútbol, como manera de luchar contra el sida

En el sudeste asiático existe una preocupación que supera a casi todas las demás: la propagación del sida aumenta con el correr de los años. Es en Indonesia sobre todo donde esta estadística suele causar más escalofríos. En el país insular, el cuarto más poblado del mundo, la falta de información acerca de la prevención multiplica el riesgo de contagio, y es moneda corriente la estigmatización que señala a los portadores de VIH como inútiles para la sociedad. Ante esta realidad triste, el fútbol apareció como una herramienta importante para combatir la enfermedad: en 2003 se fundó Rumah Cemara, un equipo integrado por jugadores portadores de VIH que enfrentan semanalmente a pares que no están infectados por el virus.

“Cuando decimos que nuestro equipo está conformado por jugadores portadores de VIH, la reacción que observamos es de sorpresa: no creen que se pueda en esa condición jugar un partido de 90 minutos con una energía inagotable. Luego de entablar una relación amistosa, de comprobar que pueden, los jugadores que no pertenecen a la comunidad VIH generalmente aceptan y ayudan a divulgar nuestros mensajes: tener sexo seguro, nunca compartir agujas, realizar examen de VIH y dejar de discriminar a la gente portadora del virus”, cuentan desde la organización de Rumah Cemara, la entidad que lleva a cabo grandes esfuerzos para intentar educar a una sociedad caracterizada por su conservadurismo, donde es difícil el acceso a la información sobre el virus porque no está en los programas escolares y no se realizan publicidades ni campañas públicas.

Ginan Koesmayadi es el ideólogo de Rumah Cemara. Y es, también, dueño de una historia que se hizo ejemplo. Portador del virus, jugaba en un equipo de fútbol semiprofesional en Bandung. "Ginan sentía que sus compañeros de juego lo aceptaban como persona portadora del VIH del mismo modo que lo aceptaban como futbolista", resaltan en la organización. Ginan, entonces, se dio cuenta así que la estigmatización que existía entre sus vecinos y su familia no la notaba en el fútbol. Por ese motivo se animó a combatir a la enfermedad desde el deporte. El lenguaje universal del fútbol pareció ser, en este caso, más poderoso que cualquier otro lenguaje para dar a conocer el mundo del sida.

Cerca de 100 portadores del VIH jugaron durante los dos últimos años en Rumah Cemara. Cada semana enfrentaron (y continúan enfrentando) a equipos de universidades, de empresas privadas, minoristas y otras industrias. Los resultados fueron más que satisfactorios: decenas de ciudadanos empezaron a tomar más conciencia acerca del sida, la prevención aumentó y la estigmatización se redujo. Queda claro: en Indonesia, el sida también se combate desde y con el fútbol.

Fuente: Clarín Deportivo

QUE LES PARECE ESTA INICIATIVA?


0No comments yet