About Taringa!

Popular channels

Mi amor, vivo con VIH

Una cena en casa, escuchando la música que más le gusta y con una copa de buen vino en mano. Las condiciones estaban dadas para que se produzca lo que había estado evitando: tenía que decirle a su posible nueva pareja que vivía con VIH. Hoy en Espacio Positivo te contamos la historia de Sergio Uriñuela, que es la historia de muchas personas que viven con el virus y tienen que animarse a contarlo.

Decirlo me sirvió muchísimo. Cenamos, charlamos de cualquier tema y salió solito, muy naturalmente. Realmente me sentí muy cómodo al decirlo”, así recuerda Sergio esa noche, a la que tanto miedo le tenía. Pero llegar a hacerlo tan natural y cómodamente no fue simple. Sergio comenzó a asistir a uno de los talleres grupales que ofrece gratuitamente Fundación Huésped, con el objetivo de aprender a hablar de VIH “tranquilamente, abiertamente y sin tapujos”. Para él será fundamental lograr plantearlo cada vez que tenga una relación, aunque sea esporádica, “porque los demás también tienen derecho a elegir con quién estar y cómo hacerlo” opina.

La reacción del otro es uno de los principales miedos: “Tener HIV no es un plus en el momento de elegir, pero hay gente a la que realmente no le importa. A esta persona realmente no le importaba que yo viviera con el virus”, asegura Sergio. “Uno a veces tiende a depositar en el VIH fallas de uno, cosas no resueltas, los propios miedos. Pero es bueno no depositar cosas no resueltas de la vida en un virus”, reflexiona. Igualmente, admite que muchas veces va a tener que enfrentar y aprender a superar el rechazo. “Uno rechaza gente, ¿por qué no te van a rechazar por vivir con VIH? Sobre todo en una sociedad que está desinformada. Pero no hay que enojarse con esto, uno empieza a investigar o conocer determinados temas cuando te tocan de cerca. Si alguien no quiere tener sexo con una persona con VIH, lo entiendo, pero tengo que decírselo”, reconoce.



Pero entonces, ¿qué hacer, cómo decirlo? Sergio recuerda un ejercicio que realizó en el taller: “Hicimos una puesta en escena y fue muy cómica, porque lo primero que se me ocurrió decir fue ‘Mirá, yo tengo HIV...¿por qué no te vas y lo pensás?’. Era un absurdo eso, ya lo había echado de antemano”, asegura riendo. Por eso sostiene que lo ideal es saber cómo decirlo y manejar la situación: “Hay que poner sobre la mesa otros encantos, no plantear antes que nada el tema del VIH”, opina.

La relación de Sergio no prosperó y esta historia de amor no tiene -todavía- un final feliz, aunque fue un gran paso adelante. “Para mí esto fue un punto de inflexión, porque pude hablarlo naturalmente”, se alegra. “Creo que lo que tenemos que tener en claro es que hay gente que nos va a rechazar. Es una postura frente a la vida, habrá de todo. Si conocés a alguien, le contás y te da la espalda…es que no era la persona adecuada, ya vendrá otra. Estoy seguro de que en algún lugar está y de que dependerá también de cómo uno se planta ante la problemática”, concluye.

Es importante aclarar que la decisión de cuidarse la toman las dos personas que componen una pareja, más allá de que una de las dos viva o no con VIH y más allá de que se haya animado o no a decirlo; por eso desde Espacio Positivo te recordamos que uses preservativo en todas tus relaciones sexuales. El develamiento es un tema complejo y cada persona necesitará un tiempo adecuado y encontrará una manera distinta de animarse a decirlo. Sergio encontró la suya. También puede ser diferente. Si te interesa participar de los talleres gratuitos de Fundación Huésped comunicate al 4981 7777.

Vos, ¿cómo te sentirías si tu pareja te cuenta que vive con VIH? ¿Y si tuvieras que contarlo?
0No comments yet