Popular channels

Copa Postobón: Deportivo Cali se coronó campeón

Los dirigidos por Jaime de la Pava derrotaron por 2 a 0 al Itagüí en el partido de vuelta por la gran final, obteniendo un total de 3 a 0 en la serie. Con la obtención de este título, se clasificó a la Copa Sudamericana 2011.



Los aficionados del verdiblanco coparon el Monumental de Palmaseca, creando un marco realmente impresionante en su estadio.

Los primeros minutos de la gran final fueron vertiginosos, la visita iba con todo para buscar la igualdad.

Pero los caleños, en el 12’, gritaron el primer gol que anotó César Amaya, que eludió al arquero y la metió, tras un buen pase de Diego Valdés.

Los visitantes reaccionaron, con más garra que fútbol y metieron en su propio campo al Cali. El balón era dominado por las águilas doradas, pero en los metros finales eran bien contenidos por la defensa local.

Los minutos finales de la primera etapa, no fueron buenos, ya que los azucareros se pusieron lentos y no volvieron a exigir al arquero Bran Gómez, por otro lado los de Antioquía bajaron su nivel de energía.

La primera mitad terminaba con poco fútbol, pero además con la bronca del conjunto visitante debido a una dudosa jugada de un penal no sancionado por el árbitro Duarte, la que fue muy protestada por el estratega Gómez y le valió la expulsión.

El complemento comenzó con bastante rudeza por el lado de la visita en el mediocampo, el partido se calentó un poco, pero los ánimos se calmaron cuando algunos jugadores fueron amonestados.

Fue en el 54’, por medio de Andrés Escobar que disparó cruzado y el arquero Bran Gómez se equivoca, la pelota se le escapa entre las manos, pasa por medio de sus piernas y se mete al arco para convertir el segundo gol del Cali.

Los locales casi anotan el tercero en el 56’, por medio de una llegada de César Amaya muy veloz, picó la pelota ante la salida del arquero y pegó en el travesaño.

El partido se les complicó a las águilas tras la expulsión de Mauricio Restrepo, que tras simular una falta en el área se ganara la segunda tarjeta amarilla, dejando a su equipo con 10 hombres.

El Cali ya sentía el título cerca y manejaban la pelota tranquilamente, por otro lado el conjunto visitante había bajado la intensidad de su juego. El partido estaba definido ya desde el segundo gol de los caleños.

El silbato del final, casi no fue escuchado por los jugadores debido al bullicio de los hinchas y el estallido de la pirotecnia. ¡Deportivo Cali campeón!
0
0
0
0No comments yet