Check the new version here

Popular channels

[HDF] Los Globetrotters del 56'



Los Globetrotters del 56'




Los Globetrotters, subcampeones del campeonato 1956, un 2do puesto que era imposible conseguir para los equipos "chicos"



Allá por los años ’50, efectivamente, los clubes jugaban torneos “largos” bajo el sistema de “todos contra todos” a dos ruedas, y no a una como ahora. Por ende, hacia el final del campeonato lo normal era que sólo “sobrevivieran” en la lucha por el título clubes con una buena capacidad de recambio para suplir eventuales suspendidos o lesionados. Algo que, como es sabido, nunca fue fácil de lograr en el fútbol argentino para entidades humildes como la del sur del Gran Buenos Aires.


Básicamente por aquel motivo, de hecho, desde el comienzo de la era profesional únicamente dos de esas instituciones con corazón bien “grande” pero bolsillo aún “chico” (Banfield en 1951 y Vélez en 1953) habían logrado el título de subcampeón de Primera antes de 1956.




Golazo de Urbano Reynoso, frente a Racing, año 1956. Lanús 4 - Racing 3



Pero algo tenía aquel Lanús de ese año que lo diferenciaba de aquellos anteriores “chicos” subcampeones. Y era que no necesitaba apelar a innovaciones o a un trabajo más fuerte que el del resto en lo táctico o lo físico para disimular esa desventaja que, sin dudas, sufría en cuanto a cantidad de figuras respecto de equipos como el River que terminaría despojándolo del título.



No, aquel Lanús definitivamente no era un conjunto basado en la fortaleza defensiva que sí había caracterizado al Banfield del ’51 o al Vélez del ’53. Más bien, lo suyo era simplemente jugar bien al fútbol. Un legado que aquel gran conjunto “granate” dejó a modo de mandamiento ineludible para las futuras generaciones de equipos y jugadores del club, como lo demostraría años más tarde el equipo de “Los Albañiles”.




Jose Florio anotando un gol ante Talleres de Escalada



Uno de los integrantes de aquel plantel subcampeón era el zaguero José Manuel Ramos Delgado, quien en 1956 recién comenzaba a jugar sus primeros partidos en la primera “granate” tras ser promovido desde las inferiores del club y que, tras su deslumbrante inicio en la división superior, no tardó en brillar en la Selección Nacional y llegó a destacarse también años después como uno de los titulares del poderosísimo Santos de Pelé.





José Manuel Ramos Delgado



Seguían las fechas del torneo y Lanús seguía en posición expectante. Llega la fecha 24° del torneo y en el estadio de General Arias y General Acha (hoy Hector Guidi), Lanús recibía al equipo con el que compartía el liderazgo de la tabla de posiciones hasta ese momento: River Plate. Era el 28 de octubre de 1956.

Comienza el encuentro con un claro dominio por parte del local, que solo logra adelantarse en un gol en el marcador gracias a la excelente labor del arquero suplente de River Plate, Ovejero, que reemplazaba al mítico Amadeo Carrizo. Cabe recordar que para ese encuentro, River llegó con dos bajas importantes: la ya citada de Carrizo, y la de su centre half, Rossi.

Cuando todo el mundo esperaba que en el segundo tiempo, Lanús termine de vapulear a River Plate, y se imponga definitivamente en el partido, todo lo contrario sucedió. Fue el elenco visitante quien con goles de Lousteau, Sánchez, y Labruna revirtió el marcador, y sepultó las ilusiones de los miles de corazones granates que habían colmado el mítico estadio de madera.




Los Globetrotters frente a Racing



Al recordar el partido clave de aquel torneo de 1956, el ex zaguero “granate” dijo: "Lanús vivió una gran desilusión cuando a fines de setiembre del 56 River nos ganó un partido imposible. Lo dio vuelta en nuestra cancha, cuando íbamos ganando 1 a 0. Fue 3 a 1 y la decepción resultó inmensa".



Tanto esa tarde como en el desarrollo del torneo en general, el equipo “millonario” terminó imponiéndose fundamentalmente por una cuestión de plantel y experiencia, y no por un juego más vistoso que ese que Lanús mostraba como atributo excluyente para merecer el título. Sin embargo, eso ya no importa a los hinchas “granates”. Porque hoy, a más de 50 años de aquella primera gran chance perdida, el club del sur tuvo por fin su revancha. Y en ello, mucho influyó sin dudas ese legado histórico que ídolos como Héctor Guidi, José Nazionale y Dante Lugo dejaron junto con aquellos otros "globetrotters" de 1956.


0
0
0
0
0No comments yet