Check the new version here

Popular channels

[Post] El Futbolista Asesino



ESTA ES UNA VIEJA HISTORIA QUE SUBÍ HACE MUCHO A IDF, AHORA HICE EL POST:

http://www.taringa.net/posts/deportes/11844591/Alex-Villaplane_-El-Futbolista-Asesino.html





De la peor calaña

Les presento al Asesino que se detallará a continuación:

El queridisimo Alexandre “Alex” Villaplane....




Alexandre “Alex” Villaplane fue el capitán de la selección de Francia en el Mundial de 1930. Tras su retiro se dedicó a la matanza ascendiendo meteóricamente en sus nuevas labores, a la vez que descendía como ser humano.




Capitán de "Les Bleus" (Selección Francesa) en el Mundial de 1930



Tras la victoria del seleccionado francés por 4 a 1 sobre su par de México, en uno de los dos partidos inaugurales de la primera copa del mundo, uno de los jugadores galos, Alex Villaplane, declaró que era el día más feliz de su vida. El jugador nacido en Argelia (a la sazón (?) colonia francesa en esa época) había sido el capitán bleu en el primer partido mundialista de Francia.
Villaplane era un volante aguerrido y criterioso al mismo tiempo y que, según las crónicas de la época, era considerado el mejor cabeceador de todo el fútbol francés.





Nacido en la ciudad de Constantine, en 1905, comenzó su carrera en el FC Séte en el que debuto en 1922. Desde 1926 fue además asiduo integrante de la selección francesa.









En 1927 peseteó gratis (?) ya que dejó el Séte para pasar al Sporting Club Nimois (Nimes), el clásico rival de aquel. El fútbol supuestamente era amateur en Francia en ese entonces, por lo que la tración fue escondida bajo la figura de “oferta de un trabajo en el que no debía hacer nada pero que le reportaba una buena paga””





En 1929 pasó al Racing Club de Paris (Racing Club de Francia en ese momento) que se había embarcado en un mega proyecto para pelear campeonatos y finalizó en un rotundo fracaso. A pesar de ser técnicamente amateur, Villaplane comenzó a darse la gran vida, y gastarse toda la guita en cabarets, champagne y carreras de caballos eran el combo preferido del capitán bleu.





En 1932, tras dejar un Racing enquilombado pasó al Antibes para disputar el primer campeonato profesional de Francia. Con su nuevo club ganó una de las dos zonas en que se dividió el torneo y debía enfrentar en la final al Olympique Lillois, pero se comprobó que el Antibes había sobornado en un partido a los jugadores del Sporting Club Fivois (también de Lille) y se le impidió jugar ese partido, siendo reemplazado por el Cannes en la definición del campeonato. Si bien sólo fue condenado el DT del Antibes varios medios de la época indicaron que Villaplane había tenido una participación en la maniobra non sancta.









En la temporada siguiente pasó al OGC Nice (Niza) pero jugó poco y entrenó menos, aunque seguía dándose la gran vida (?). Luego de no renovar contrato pasó al Hispano-Bastidienne, un club bordelés que disputó el campeonato de segunda división ese año y despareció. De todos modos Villaplane no llegó a terminar el torneo por dos motivos, fue colgado por el entrenador por indisciplinado y, fundamentalmente, cayó en gayola (?) por haber estado metido en un gigantesco curro de carreras de caballos en hipódromos de París y la Costa Azul.







En los años siguientes, y tras salir de prisión, Villaplane se transformó en un delincuente con especialidad facilidad para las estafas y entró y salió de varias cárceles. Habituado al mundillo del hampa, el ex jugador pronto emprendió una carrera que resultaba altamante más hdp que su anterior ocupación, y mucho más lucrativa.




Bandera Nazi



En 1940 Francia fue ocupada por los nazis. Tras la firma de un armisticio, nace ese engendro denominado Francia de Vichy, cuya cabeza era el Mariscal Petain, un títere de los alemanes. La gran mayoría de la población se oponía a la entrega del país, pero sólo unos pocos pudieron exiliarse, la mayoría tuvo que aguantarse, esconderse y empezar a organizar la resistencia de a poco.


Bandera Francia de Vichy


Mariscal Petain



Para ayudar al “gobierno francés”, los nazis crearon una Gestapo francesa, La Carlingue. Sus integrantes, verdaderos mal paridos que además de cometer atrocidades como los nazis tenían el plus de ser colaboracionistas y traidores, se ocupaban de perseguir judíos, gitanos, miembros de la resistencia y cuanto otro enemigo del régimen detectasen.


La Gestapo Francesa, "La Carlingue"



A la cabeza de la organización estaban Henri Lafont (llamado en realidad Henri Chamberlin) y Pierre Loutrel. Laffont había estado varias veces en prisión, y de hecho era prófugo en ese 1940. Los grupos de tareas los reclutaba el propio Lafont, quien especialmente hizo excarcelar a varios criminales. Los nazis “sólo” le pedían a La Carlingue el delivery de víctimas. El botín que pudiesen conseguir era para quienes encontrasen y torturasen (en el número 93 de la rue Lauriston) a los que ya estaban condenados de antemano.

A ese grupo, por instancias de Pierre Bonny, un ex policía condenado por corrupción que luego llegó a ser la mano derecha de Lafont, se sumó Alex Villaplane, quien pronto comenzó a mostrar especiales condiciones para la atrocidad.


Henri Chamberlin y Henri Lafont



En 1943, cuando la resistencia francesa se hacía cada vez más fuerte, Lafont ordenó a La Carlingue que debía procederse al liso y llano exterminio y aniquilamiento de todo sospechoso de pertencer o mirar con buenos ojos a La Résistance. Para ello, procuró y obtuvo la conformidad de las autoridades alemanas para la creación de la Brigade Nord Africain (BNA), una brigada especialmente diseñada para la matanza, e integrada por inmigrantes y criollos de las colonias árabes de los franceses.


Brigade Nord Africain (BNA)

Villaplane fue nombrado subteniente de la BNA, y tuvo a su mando un grupo de tareas. El ex jugador se reveló rápidamente como un consistente asesino pletórico de crueldad. En junio de 1944, por ejemplo, Villaplane y sus hombres capturaron a un grupo de militantes de la resistencia en una pequeña aldea llamada Mussidan. Tras conducirlos a una zanja, Villaplane dio la orden de fusilarlos directamente, disparando también él mismo. Algunas fuentes mencionan que las víctimas de ese episodio fueron 50 y no 11, pero todas coinciden en el rol central que ejerció en los hechos el ex capitán de la selección francesa en el mundial de 1930.



Bestialidades similares fueron contadas por ejemplo en el libro Tu Trahiras Sans Vergogne, de Philippe Aziz, quien relataba, entre otras barbaridades, la vez en que Villaplane prendió fuego a dos campesinos, vivos, sólo para obligar a una mujer a denunciar el paradero de un judío al que había alojado. Una vez que los hombres de su grupo encontraron a quien buscaban en otro lado, Villaplane asesinó a los infortunados labradores, al tiempo que le exigió a la mujer que le entregara 200.000 francos si pretendía quedar viva ella y sus hijos.


Tu Trahiras Sans Vergogne, de Philippe Aziz



Para este tiempo Villaplane había comenzado a pensar que los nazis probablemente perdiesen, y haciendo gala de sus dotes de estafador, comenzó a mostrarse “misericordioso” en público, permitiendo vivir, previo pago en metálico, eso sí, a quienes debían ser sus víctimas.
En agosto de 1944 los parisinos con la ayuda de las tropas aliadas y de las correpondientes al ejército francés (la mitad de ellos africanos) liberaron la ciudad. Las represalias contra los colaboracionistas fueron sangrentas y popular, habiendo sido linchadas muchas de las lacras. Villaplane zafó de esa, pero no del juicio legal junto a otros integrantes de la Carlingue.


El alegato del fiscal respecto de Villaplane fue contundente:





El 26 de diciembre de 1944, a las 10 de la mañana, y tras ser condenados por alta traición, conspiración con el enemigo, asesinatos y actos de barbarie, siete integrantes de La Carlingue, entre ellos Henri Lafont, Pierre Bonny y Alexandre “Alex” Villaplane (el ex capitán de Francia en el primer mundial) fueron fusilados en el Fuerte de Montrouge.





0
0
0
0
0No comments yet