Check the new version here

Popular channels

15 cosas que las personas muy seguras de sí mismas no hacen

Las personas muy seguras de sí mismas creen en su habilidad para lograr cosas. Si no crees en ti mismo, ¿Por qué deberías esperar que alguien más tenga fe en ti? Para contonearte y mejorar la confianza en ti mismo ten cuidado de no hacer estas quince cosas que la gente con mucha confianza en sí mismo no hace.

1. No inventan excusas.

Las personas con mucha confianza en sí mismas se hacen cargo de sus pensamientos y de sus acciones. No le echan la culpa al tráfico si han llegado tarde a la oficina; simplemente han llegado tarde. No camuflan sus defectos con excusas como “No tengo tiempo” o “No soy lo suficientemente bueno”; encuentran el tiempo y se encargan de mejorar hasta que son los suficientemente buenos.

2. No evitan hacer cosas que los asustan.

Las personas con mucha confianza en sí mismas no dejan que el miedo domine sus vidas. Saben que las cosas que los atemorizan son con frecuencia aquellas cosas que es necesario hacer para convertirse en las personas que están destinadas a ser.

3. No viven en una burbuja de confort.

Las personas con mucha confianza en sí mismas evitan las zonas de confort, porque saben que es ahí donde los sueños mueren. Buscan activamente la sensación de incomodidad porque saben que desafiar los propios límites es crucial para ser exitosos.


4. No posponen las cosas para la semana que viene.
Las personas con mucha confianza en sí mismas saben que un buen plan debe ser ejecutado hoy y que eso es mejor que llevarlo a cabo en algún momento. No esperan al “momento apropiado” o a las “circunstancias apropiadas”, ya que saben que esas reacciones están basadas en el miedo al cambio. Actúan aquí, ahora, hoy –porque es ahí donde se da el progreso.

5. No se obsesionan por las opiniones de otros.

La gente con mucha confianza en sí misma jamás se ve atrapada por las opiniones negativas. Les interesa el bienestar de los otros y buscan tener un impacto positivo en el mundo. No se ven afectados por las opiniones negativas sobre las que no pueden hacer absolutamente nada. Saben que sus verdaderos amigos los aceptarán como son y no les interesa lo que el resto piense de ellos.

6. No juzgan a la gente.

La gente con mucha confianza en sí misma no tolera el drama innecesario y auto infligido. No necesitan insultar a sus amigos por detrás, ser parte de los rumores acerca de compañeros de trabajo o golpear a la gente que opina diferente. Se sienten a gusto con como son y no tienen necesidad de mirar con desprecio a nadie.

7. No dejan que la falta de recursos los detengan.

La gente con mucha confianza en sí misma hace uso de los recursos que tenga, no importa si son muchos o pocos. Saben que todo es posible con creatividad y estando dispuestos a no rendirse. No agonizan frente a los contratiempos, sino que se focalizan en obtener una solución.


8. No hacen comparaciones.

La gente con mucha confianza en sí misma no tiene que competir con ninguna otra persona. Solo con la persona que ellos mismos fueron ayer. Saben que cada persona vive una historia que es tan única que compararse es simplemente un ejercicio absurdo y simplemente inútil.

9. No les produce placer el complacer a la gente.

La gente con mucha confianza en sí misma no tiene ningún interés en complacer a toda persona que conoce. Son perfectamente conscientes de que uno no puede llevarse bien con todo el mundo. Se focalizan en la calidad de sus relaciones, en vez de hacerlo en la cantidad.

10. No necesitan de respaldo constante.

La gente con mucha confianza en sí misma no necesita a nadie que les dé una mano. Saben que la vida no es justa y que las cosas no siempre saldrán del modo que ellos quieran. Saben que no pueden controlar todos los eventos de sus vidas, y se focalizan en su poder de reaccionar positivamente y encuentran en eso un impulso.

11. No evitan las verdades incómodas.

La gente con mucha confianza en sí misma confronta los vaivenes de la vida atacando directamente la raíz para evitar que el mal se disemine. Saben que los problemas que no son resueltos se multiplican a medida que el tiempo pasa. Prefieren tener una conversación incómoda con su pareja hoy a barrer una verdad incómoda debajo de la alfombra, poniendo en riesgo la confianza.

12. No renuncian a causa de inconvenientes menores.

La gente con mucha confianza en sí misma se levanta luego de cada caída. Saben que las fallas son inevitablemente parte del proceso de crecimiento. Son como detectives, buscando pistas que les revelen por qué algo no funcionó. Luego de modificar tu plan, lo intentan de nuevo (y seguramente está vez obtendrán mejores resultados)

13. No necesitan el permiso de nadie para actuar.

La gente con mucha confianza en sí misma actúa sin dudarlo. Cada día se recuerdan a sí mismo, “si no lo hago yo, ¿quién?”

14. No se limitan a usar un conjunto pequeño de herramientas.

La gente con mucha confianza en sí misma no se limita a tener un plan A. Hacen uso de todas las herramientas a su disposición testeando implacablemente en cada intento su efectividad hasta que identifican las estrategias que tienen los mejores resultados al menor costo en tiempo y esfuerzo.

15. No aceptan ciegamente lo que leen sin antes pensarlo y analizarlo.

La gente con mucha confianza en sí misma no acepta los artículos publicados en Internet como algo verdadero solamente porque su autor “así lo dice. Estudian el artículo bajo la lente de su perspectiva única. Mantienen un escepticismo saludable haciendo uso de cualquier material que les sea relevante en su vida y olvidándose del resto. A pesar de que estos artículos son entretenidos y una forma interesante de ejercitar nuestras ideas, las personas con mucha confianza en sí mismas son las únicas con el poder para decidir el significado de la palabra “confianza
0
0
0
5
0No comments yet