Check the new version here

Popular channels

Accidentes con las Tablets: Soluciones



El paso del tiempo y el uso son dos elementos que, acaban repercutiendo en la vida útil de nuestras tablets y smartphones. Pese a que al día de hoy, el sector de la electrónica de consumo haya evolucionado para dar lugar a productos cada vez más elaborados en cuanto a sus características. y por otro lado, más resistentes gracias a nuevos diseños que incorporan elementos como el metal y que soportan sin problemas el paso de varios años, es inevitable que en algún momento dejen de funcionar.

Sin embargo, nuestros dispositivos también pueden sufrir accidentes que, pese a revestir gravedad en un primer momento y nos lleven a pensar que han supuesto el fin de los terminales, al final no resultan ser para tanto y nos permiten seguir utilizándolos sin demasiados inconvenientes. La rotura de la pantalla es uno de los problemas más importantes y comunes que afectan a los soportes portátiles pero que no obstante, cuenta con un mayor abanico de soluciones. A continuación veran algunas opciones que pueden elegir en el caso de que sus tablets hayan caído al suelo y cómo averiguar si pueden seguir funcionando con normalidad tras este suceso.



Las pantallas actuales

Los paneles de las tablets que se comercializan actualmente son componentes muy duros si los comparamos con los de la primera generación de estos soportes. Actualmente, la mayor parte de fabricantes utiliza tecnologías como Corning Gorilla Glass o Dragontrail que refuerza las pantallas no solo frente a caídas, sino también a la hora de recibir golpes o arañazos ya que se componen de varias capas compuestas de materiales resistentes.

Problemas que no tienen solución

Cuando nuestro dispositivo ha caído al suelo, si ha sufrido la rotura de la pantalla, lo primero que debemos hacer es comprobar los daños que ha sufrido este componente pero por otro lado, revisar que funcione con normalidad ya que en ocasiones, los componentes internos también pueden verse afectados. En este caso, la mejor opción pasa por comprar un nuevo terminal ya que la recuperación del anterior es prácticamente imposible. Un tópico muy extendido y que tiene una base lógica es el hecho de que si el impacto recae o bien sobre la pantalla, o bien sobre la carcasa trasera, los daños serán menores que si cae de lado ya que, especialmente en los terminales que aún se componen de carcasas de plástico, la resistencia es mayor en la parte frontal y trasera que en las esquinas.



1. Sustitución

En los últimos años, han surgido numerosas plataformas en Internet que ponen a la venta diferentes elementos de todo tipo de soportes y es posible reparar nuestros dispositivos por nuestra cuenta ayudados de multitud de videos y tutoriales colgados en portales como Youtube. Por otro lado, numerosas cadenas de establecimientos de electrónica dan la posibilidad de reparación de los modelos por una cantidad que puede variar de manera significativa dependiendo de la marca de los mismos y que, en muchos casos, no termina de ser del todo rentable.

2. Uso de otras plataformas

Las tablets que se comercializan actualmente, poseen multitud de puertos que las permiten conectarse a otros soportes como televisiones y ordenadores. Si albergamos gran cantidad de contenidos en los primeros y disponemos de cables HDMI u otras conexiones USB, es posible alargar la vida útil pese a que los paneles estén estropeados manteniéndolos enchufados a las plataformas de mayor tamaño y reproduciendo en ellas los contenidos almacenados.



3. Reproductor de audio

Pese a que la pantalla haya dejado de ser útil, es posible conservar los terminales con otras funciones con aplicaciones como Spotify. El hecho de que no podamos ver contenidos no quiere decir que no podamos escucharlos, por tanto, una manera más de mantener nuestros viejos dispositivos puede pasar por la música. Sin embargo, para muchos usuarios puede resultar más cómodo utilizar soportes de menor tamaño como los smartphones.

4. Teclados y periféricos

Cuando gran parte del panel o la totalidad del mismo no responde y no podemos permitirnos adquirir un nuevo modelo, una opción económica e interesante puede pasar por la instalación de componentes como teclados o altavoces, disponibles en una gran cantidad de modelos y precios. Por otro lado, existen funciones implantadas en los sistemas operativos como los comandos de voz para poder ejecutar una gran cantidad de órdenes sin tener que tocar la pantalla.



Existen gran variedad de usos que podemos dar a nuestras tablets cuando éstas se estropean y no pueden funcionar totalmente. Un consejo muy recomendable es que si decidimos volver a utilizar los dispositivos tras la rotura, lo mejor será eliminar todos los elementos que no sean necesarios para optimizar, en el aspecto de todas aquellas funciones que con la pantalla rota no podemos disfrutar plenamente. Tras conocer otras maneras de seguir alargando la vida útil de éstos aparatos.

¿Piensas que cuando la pantalla deja de ofrecernos todo lo que necesitamos, es hora de tomar medidas contundentes como reemplazarla o comprar nuevos terminales, o crees que se pueden seguir utilizando sin muchos inconvenientes?
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New