About Taringa!

Popular channels

Blanquea tus dientes de forma natural.










¿A quién no le gusta tener una bonita y blanca sonrisa?
Hoy en día es el deseo de mucha gente, a tal punto que en Estados Unidos se gasta $1.4 billones de dólares al año en productos para blanquear los dientes. Probablemente hayas ido al dentista a hacerte un blanqueamiento, que no tiene nada de malo. Sin embargo, existen muchas personas que tienen dentadura sensible y que este tipo de procedimientos les duele bastante.
Entonces, ¿por qué pagar una gran cantidad de dinero por un procedimiento que no conozco y que está haciendo que mis dientes duelan?
Para todas estas personas, y todos aquellos que estén interesados en blanquear sus dientes naturalmente, hay unas cuantas formas alternativas y caseras de tener una sonrisa más blanca. No esperes resultados inmediatos ni iguales a los de un blanqueamiento. Espera una sonrisa que aparente unos dientes muy bien cuidados, en vez de unos excesivamente blanqueados.
Para blanquear tus dientes, primero debes entender por qué se hicieron amarillos.
Existen muchas razones por las cuales tus dientes se pudieron hacer amarillos, pueden ser factores genéticos, el tipo de comidas y bebidas que consumas o qué tan buena higiene oral tengas. Un diente está compuesto de 4 tejidos de esmalte: la cubierta blanca que protege al diente, la dentina, que apoya el esmalte y también es un material amarillo, duro, que lleva a los nervios; la pulpa, que se encuentra en el centro del diente y contiene vasos sanguíneos y linfáticos, y los cementos que cubren la raíz del diente.

El esmalte y la dentina son los que más se relacionan con el color de tus dientes. Hay comidas y bebidas que manchan el esmalte y con el tiempo pueden llegar a romperlo y debilitarlo, sobre todo mientras vamos envejeciendo. Como el esmalte se rompe, revela la dentina amarilla que hay debajo y tus dientes se ven amarillos.

Los remedios que leerás a continuación son para dientes que ya hayan perdido un poco de esmalte. Aunque si tus dientes no están amarillos, es muy bueno que realices esto para fortalecer tu esmalte y no se rompa en el futuro.
1 Pasta de bicarbonato de sodio y limón


Muchas personas conocen los beneficios del bicarbonato de sodio para el blanqueamiento. Te va a ayudar a limpiar las manchas del esmalte, hasta que tus dientes lleguen a un tono más blanco. Además, es alcalina, por lo que te podría ayudar a balancear el PH de tu boca, si es que ingieres muchas comidas ácidas. El bicarbonato de sodio también reducirá la acidez del jugo de limón, que actúa como un blanqueador natural. Puedes alternar la mezcla entre jugo de limón y agua. Unos días usas uno y los demás, el otro.


Para hacerlo, vas a necesitar:
– Algunas cucharaditas de bicarbonato de sodio
– Jugo de limón o agua como para formar una pasta.
– Un cepillo de dientes.

Cómo hacerlo


Mezcla varias cucharaditas de bicarbonato de sodio con el jugo de limón, o el agua, para hacer una pasta. Coge una toalla y limpia tus dientes. Pon una buena cantidad de la pasta en tu cepillo y aplícala en tus dientes. Deja la pasta por un minuto y de ahí lávate. Si estás usando solo agua, puedes dejarla por 3 minutos.2 Exfoliante de frutilla, bicarbonato de sodio y sal.


La vitamina C puede ayudar a destruir la placa que causa que tus dientes se vean amarillos y las frutillas contienen una gran cantidad de ella. Además, tienen una enzima llamada ácido málico que podría ayudar a limpiar manchas superficiales. La sal se encarga de limpiar y exfoliar toda la suciedad, responsable de las manchas. El bicarbonato de sodio es un extra, que siempre es bueno involucrar en este tipo de procesos.Para hacerlo vas a necesitar:
– 1 a 3 frutillas
– Una pizca de sal
– 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.
Cómo hacerlo


Tritura las frutillas y agrégale una pizca de sal y 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio (opcional). Limpia tus dientes con una toalla y pon una gran cantidad del exfoliante en tu cepillo. Aplícalo en tus dientes y déjalo por 5 minutos, después enjuaga tu boca. No lo hagas a la noche.3 Limpia tu boca con aceite de coco


Últimamente hemos escuchado varios beneficios del aceite de coco. Mucha gente lo usa para humectar su piel o para cocinar. Parece una locura enjuagar tu boca con él, pero, aunque parezca mentira, también ayuda a blanquear tus dientes. Es un remedio único, antiguo, que mucha gente ha usado y da testimonios de su eficiencia. Sirve para mejorar el color de los dientes porque contiene ácido láurico, que ayuda a deshacerse de las bacterias que hay en la placa, uno de los factores que los hacen amarillos. También, puede ayudarte a mantener las encías saludables y a tener un aliento fresco.
Para hacerlo, vas a necesitar:
– Casi una cucharada entera de aceite de coco
Cómo hacerlo


En la mañana, antes de lavarte los dientes, coge una cucharada (o un poco menos, según el tamaño de tu boca) de aceite de coco. Ponlo en tu boca. Si quieres, ablándalo antes, si no lo haces, está bien. Mantenlo, y muévelo de adelante a atrás, por unos 10 a 15 minutos. Después, escúpelo, enjuaga tu boca con agua y lávate los dientes.

Recuerda que estos remedios no van a transformar tus dientes en una semana, ten más paciencia. En ese tiempo, recién podrías comenzar a ver resultados, pero no será algo instantáneo. Tampoco esperes que tus dientes se vean excesivamente blancos hasta el punto que reflejen grandes cantidades de luz. Se verán blancos pero naturales, que para varias personas es mucho mejor. Y sobre todo, sentirás que tu boca está saludable y lucirás bien al mismo tiempo.

Consejos:
Te recomiendo que te propongas una rutina y que la cumplas para que puedas sacar lo mejor de estos remedios. Trata de evitar el café y las bebidas cola o cualquier bebida que sea negra.



4Comments