Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
  1. Hazlo tu mismo
  2. »
  3. Tutoriales

Cómo arreglar un CPU con pines doblados



Imagina que intentabas acoplar tu CPU en la tarjeta madre pero accidentalmente doblaste alguno de los pines. Ahora no es posible hacer que los pines se inserten correctamente, y reemplazar tu CPU significa gastar por lo menos cien dólares. ¿Cómo puedes arreglar las cosas sin tener que comprar un CPU nuevo, doblar más los pines hasta el punto de romperlo, o empeorar el estado de otros pines que no estaban doblados en un inicio?

Pasos



Coloca el CPU sobre una superficie dura con su cubierta superior apuntando hacia abajo y los pines viendo verticalmente hacia arriba. Asegúrate de haber descargado del CPU cualquier rastro de electricidad estática haciendo tierra al tocar otro objeto de metal.




Pon tu billetera a un lado y extrae de ella todas tus credenciales, certificados de regalo, tarjetas bancarias y de cualquier otro tipo.



Encuentra un pasillo entre las hileras de tu CPU que no tenga ningún pin doblado en él. Toma una de tus tarjetas, colócala en el centro del pasillo y deslízala por en medio de las dos hileras de pines. Si la tarjeta es del grosor adecuado se deslizará por el pasillo con apenas una ligera resistencia y sin doblar ningún pin. Si la tarjeta es demasiado delgada, se deslizará con facilidad sin ejercer ningún contacto con los pines. Si la tarjeta es demasiado gruesa, no podrás hacer que recorra el pasillo entre las dos hileras sin curvar o doblar los pines.




Una vez que hayas encontrado una tarjeta del grosor apropiado deslízala en todas las direcciones que rodeen cada pin doblado. Es como si formaras el símbolo # con el pin doblado justo en el recuadro del centro; si pasas la tarjeta en todas las direcciones que lo rodean, la fuerza aplicada desde cada punto terminará por alinearlo hasta que alcance su posición vertical óptima.



Algunos pines pueden estar tan doblados que entran en contacto con otros pines o estar torcidos en un ángulo que no permitirá a ninguna tarjeta deslizarse. Para arreglarlos, intenta alguno de los siguientes métodos:

Toma una aguja de coser y deslízala por debajo del pin doblado, empujando el extremo de la aguja que conservas en tu mano hacia arriba para que el pin se levante lo suficiente y permita que la tarjeta se deslice en esa dirección.

Usa la puntilla de un lapicero para levantar el pin gentilmente y permitir que la tarjeta se inserte en el pasillo entre hileras que estaba bloqueado por el pin.
Intenta usar hilo dental, usándolo para anudar un pin doblado (trabaja individualmente con uno a la vez) y tirar muy despacio de él hasta colocarlo en la posición correcta.




Intenta acoplar el CPU. Si no puedes insertarlo con facilidad, vuelve a intentar arreglar los pines doblados siguiendo los pasos anteriores. No intentes empujar el CPU para insertarlo a la fuerza.
Anuncio


Consejos
Las tarjetas de regalo de Best Buy parecen tener el grosor perfecto para este cometido.
Si tu tarjeta tiene una banda magnética, úsala de manera que quede en la parte superior para mantenerla alejada de los pines; resulta poco probable que la banda afecte a tu CPU, pero siempre es mejor prevenir que lamentar. Si puedes encontrar una tarjeta sin banda magnética con el grosor adecuado, siempre será preferible.

Levanta el CPU un momento para mirarlo a detalle e intentar localizar todos los pines doblados. Si no se está acoplando bien, busca con especial atención pines doblados ligeramente hacia adentro justo en la parte central, ya que pudiste haber pasado uno por alto.

Cuando intentes acoplarlo, detecta la parte que opone resistencia. Si todas las esquinas parecen insertarse bien salvo una, probablemente debas corregir algún pin en esa parte.

Busca en Google "reparar pines de CPU" si necesitas contratar los servicios de algún negocio local porque no hay otra opción.



Advertencias
No fuerces los pines a doblarse demasiado. No tienen que tener una forma vertical perfecta; siempre y cuando estén lo suficientemente cerca del punto de contacto con el que deben coincidir en la ranura del CPU, al insertarse en ella se alinearán por sí solos. En cambio, si continúas manipulándolos demasiado por ser perfeccionista, corres el riesgo de que se rompan.

No olvides aplicar un poco de pasta térmica en la parte superior del CPU una vez insertado en la ranura, si es que tuviste que desarmar el disipador de calor en el proceso.

En la mayoría de los procesadores modernos, los pines del CPU están hechos de alambre muy delgado chapado en oro, y por lo tanto son muy suaves y flexibles, pero también se rompen con mucha facilidad. No hay manera de reemplazar los pines que se rompieron en un CPU, a menos de que tengas conocimiento informático adecuado y herramientas especializadas.
Haber instalado o manipulado incorrectamente el CPU (a menos de que viniera con los pines doblados como defecto de fábrica) violará la garantía del componente.

Cosas que necesitarás

Un CPU

Una credencial, certificado de regalo, tarjeta bancaria o de cualquier otro tipo

Lapicera con puntillas de 0.5mm

Una aguja para coser del diámetro apropiado

Una lupa te ayudará para supervisar mejor tu campo de visión durante todo el proceso; si tiene un
soporte para que no debas sujetarla con la mano será aún más útil.

Un plan de reserva (pagar la reparación o poder comprar uno nuevo) si llegas a romper los pines o descomponer el CPU de alguna manera.


0
0
0
0No hay comentarios