Canales populares

Cómo arruinar una boda

Cómo arruinar una boda
Creado por Rosy Guerra, Pamela Gonzalez
Si quieres arruinar una boda, entonces debes tener una buena razón para hacerlo. Quizás no apruebes la unión de la novia con el novio, o quizás la novia o el novio o alguien presente en la fiesta de la boda te ha lastimado y buscas venganza. O a lo mejor simplemente quieres comportarte como un idiota por el gusto de hacerlo, incluso aunque no estés invitado. Existe una gran variedad de motivos para querer arruinar una boda, y casi ninguno de ellos es bueno, pero si realmente quieres saber cómo arruinar una boda, sólo sigue estos pasos y en poco tiempo estarás comenzando a hacerlo.


Método 1 de 3: Como un invitado regular

1Vístete de blanco (si eres mujer). ¿Qué mejor forma existe para robar la atención, que vistiéndose con un hermoso vestido blanco? Eso no se hace en una boda, no importa cuántos accesorios te pongas o que sostengas que el vestido es color “marfil” o “crema”; blanco es blanco y escandalizarás a los invitados, y horrorizarás a la novia. Cuando alguien lo mencione, simplemente ríe y di, “Ups, ¡éste es el único vestido que tenía!”.Si el vestido, de hecho, se parece al vestido de la novia, mucho mejor.
Anuncio
2Ponte ebrio, o actúa como si lo estuvieses. Todos recuerdan al muchacho que corría por todas partes con la boa rosa desde la cabina de fotos, o a la chica que se cayó y se rompió su tobillo luego de la recepción. Ahora, también puedes unirte a la liga de élite de arruinadores de bodas. Si no realmente no quieres embriagarte, simplemente actúa como si lo estuvieras, tambaleándote, golpeando al padre de la novia, bailando y agitando tus caderas con un vestido largo, o comiendo la comida de platos ajenos.Haz todo lo que puedas para llamar tanto la atención, como te sea posible. Si la gente intenta hacer que te sientes, diles, “¡Es mi fiesta, yo si quiero puedo bailar!”.Vuélvete agresivo. Comienza una pelea con alguien, especialmente con un pariente que ni siquiera conoces, es una buena estrategia.Vuélvete toquetón con la novia o el novio. Cuando intenten apartarte, diles, “¿Y qué hay de nuestro pasado? ¡Pensé que serías el indicado!”. Intenta hacerlo lo más incómodo posible.Por supuesto, llorar es una forma magnífica para expresar tu ebriedad interna. Llora bien fuerte en la mesa de la cena, en la pista de baile, o afuera, mientras le pides un cigarrillo al tío de la novia.
3Arruina el pastel. Los pasteles de boda pueden costar miles de dólares y es probable que la novia y el novio hayan probado docenas de pasteles antes de decidir el pastel perfecto. Así que, debes apresurarte hacia el pastel, meter tu dedo en él, lamer tu dedo, declarándolo “completamente asqueroso”. Asegúrate de hacerlo temprano en la fiesta y con mucha gente mirando.Otra buena jugada podría ser correr alborotadamente hasta el pastel y estornudar tan fuerte como puedas, cubriendo el paste con tus mocos y tu saliva.Podrías también tropezarte “accidentalmente” con el pastel y derribarlo, preferiblemente justo antes de que la novia y el novio lo corten.
4Llora muy fuerte por estar soltera. Este truco funciona mejor para las mujeres pero podría funcionar indistintamente para los hombres. Bien temprano en la boda, podrías sentarte en el piso o simplemente exclamar en voz alta que siempre estarás sola, que nunca encontrarás a alguien que te ame, o que la vida es completamente injusta. Asegúrate de que la novia y el novio lo sepan y embarazosamente tengan que ir a reconfortarte, para que ellos y el resto de las personas se sientan un poco raro.También deberías lamentarte en voz alta por tu exnovio o exnovia y hablar de cómo creías que él o ella era "el indicado".
5Lleva un acompañante sin invitación. No todos en la boda consiguen permiso para invitar a alguien más, y si tú no lo conseguiste, entonces deberías llevar un acompañante. El novio y la novia probablemente pensaron en ello muy cuidadosamente, así que deberías sorprenderlos con un acompañante inesperado. Cuando no haya lugar o plato para tu acompañante, debes enfurecerte. Tendrás puntos a favor si encima llevas a alguien dispuesto a arruinar la boda, o una persona que el novio y la novia conozcan y hayan decidido no invitar, o incluso una ex pareja del novio o la novia.
6Arruina el primer baile. Se supone que el primer baile es un momento muy especial entre el novio y la novia, el resto de los invitados podrá ingresar a la pista de baile luego, hacia el final de la canción o en otro momento apropiado. Bueno, podrías bailar con el nuevo Sr. y la nueva Sra. tan pronto como se suban a la pista de baile. Comienza a bailar junto con ellos, trae a tu acompañante e intenta hacer movimientos sensuales hacia los demás invitados.
7Cambia la música. El novio y la novia probablemente pasaron horas escogiendo la lista de reproducción perfecta para complacer a todos sus invitados, ofrecer algo de diversión nostálgica, y crear el ambiente adecuado para su noche especial. Bueno, ¿qué mejor modo de arruinar el ambiente, que eligiendo música que altere por completo la vibra, confunda a los invitados, o simplemente haga que todos dejen de bailar? Dirígete hacia donde está el DJ y hazle una “petición especial” y ve qué sucede. Aquí tienes algunas tácticas para que lo intentes:Si se trata de un ambiente muy formal, pídele hip hop. Prueba con E40, "Cop Killer" de Ice-T's, algo de Ludacris, o en realidad cualquier canción que vaya a escandalizar a los invitados y les provoque temor a bailar.Pide alguna canción que sea literalmente imposible de bailar. Elige una canción lenta y casi sin ritmo, y trata de que todos los invitados dejen la pista de baile.Si sabes que la novia y su ex tenían una canción especial, solicítale al DJ que la ponga y pídelo especialmente para la novia.
8Liga con alguien. Muchas personas se conocen en las bodas y se enamoran allí, pero ¿cuántos de ellos empiezan a demostrar su pasión sobre la pista de baile? No muchos, y esos es exactamente lo que debes hacer. Elige al invitado más ebrio, vulnerable de la fiesta, y comiencen a bailar en la pista. Asegúrate de que en lo posible, muchas personas los vean y diviértete escandalizando a los invitados de mayor edad.También puedes intentar seducir a cualquier persona, desde los padres del novio o la novia hasta los camareros que trabajen en la boda. Sé despiadado. Eventualmente conseguirás a alguien.
9Derrama algo sobre la novia. Lleva contigo una coca cola o un vaso de vino tinto mientras felicitas a la novia. Cuando te vayas acercando a ella para darle un gran abrazo…¡ups!...la salpicas el vestido con ese líquido oscuro e imposible de quitar. Boda arruinada.
10Sé un fotógrafo. Toma tantas fotos como puedas, especialmente durante la ceremonia. Acércate a la novia y al novio lo más que puedas, hasta que logres escuchar su respiración. Asegúrate de encender el flash mientras comienzas a tomar tantas fotos como puedas, incluso interponiéndote en el camino del fotógrafo profesional si puedes.
11Habla sobre divorcio, tanto como te sea posible. Diles a todos los que estén oyendo: “¡El 40% de los matrimonios termina en divorcio!”. Muéstrate muy exaltado respecto a esta estadística. Incluso puedes escribirlo en un poster y sostenerlo durante toda la ceremonia si tienes ganas.Método 2 de 3: Como un miembro de la fiesta nupcial

1No vayas a los ensayos. Si estás en la fiesta nupcial y quieres dar un paso para comenzar a arruinar la boda, entonces sin duda deberías faltar a cada ensayo. El ensayo es cuando las damas de honor y los amigos del novio practiquen la ceremonia y limen las asperezas para que el día de la boda todo sea perfecto. Bueno, si llegas tarde, de repente te resfrías, o estás muy ocupado saliendo con alguna camarera, entonces estarás perdonado, pero no lograrás llegar a la cena de ensayo.Esto hará poner nervioso al novio o a la novia durante la ceremonia real, y comenzarán a preguntarse si realmente sabes o no lo que debes hacer.Puedes ponerlos aún más nerviosos si actúas muy despistadamente y preguntando una y otra vez qué es lo que debes hacer, especialmente a la novia, justo antes de que se vaya al altar. Estará tan preocupada de que arruines todo, que no disfrutará su momento especial.
2Ignora el códigos de vestimenta. Si estás en la fiesta nupcial, entonces es probable que todas las damas de honor y los amigos del novio estén vestidos iguales. Pero tú no lo harás, mi querido. Tú serás un vanguardista sin importar a donde vayas, y eres demasiado original como para lucir igual a los demás. Así que justo antes de que sea momento de tomar fotografías, ponte una vestimenta inapropiada en lugar de usar lo que supuestamente deberías usar. Sólo di, “¡Simplemente quiero ser original, no pienso amoldarme!” y contempla las caras de horror de la futura pareja.En el caso de las mujeres, algo increíblemente provocativo sería ideal. Sería algo completamente carente de clase y distraerá a los demás. Como un extra, puedes vestirte de blanco. Intenta ponerte algo blanco justo antes de dirigirte hacia el altar, así distraes la atención de las personas hacia la novia.En el caso de los hombres, un traje casual es lo mejor. ¿Por qué vestir un verdadero esmoquin cuando puedes usar una preciosa remera que simula ser un esmoquin? O cualquier remera vieja y manchada y un par de zapatillas. ¿Y por qué dejar que tus incómodos zapatos aprieten tus pies, cuando puedes dejar que respiren utilizando un par de sandalias?
3Arruina la ceremonia. Si te obligaran a vestir los trajes tradicionales, no te preocupes, existen otras maneras inteligentes de estropear por completo la ceremonia, incluso tienes un poder especial por el simple hecho de estar en el altar con la novia y el novio. Aquí tienes una gran variedad de trucos para intentar:Actúa como si estuvieses ebrio. Es mejor que embriagarse de verdad para esto, pero sería perfecto si lograras tropezarte en el pasillo, quizás caerte un par de veces, o incluso perder el equilibrio cuando estés arriba en el altar, haciendo que todos se preocupen de que no vayas a derribar la fiesta nupcial como si fuese una fila de dominós.Capta toda la atención. Cuando estés arriba, ten un ataque de tos, rasca tu trasero, pícate la nariz o saca un espejito y comienza a retocarte el maquillaje.Utiliza tu teléfono. Si puedes llevar el teléfono al altar, entonces puedes mandar furiosamente un mensaje de texto y reírte en voz alta de la respuesta. Conseguirás puntos extra si logras hacer que te llamen y pedir disculpas repetidamente, mientras atiendes la llamada y pones una risilla justo antes de decir “¡Tengo que colgar! Estoy en esto de la boda”.Objeta. La mejor forma de echar a perder una ceremonia es, por supuesto, objetar la unión del novio con la novia. Deberías gritar en voz alta y dar una razón tonta por la cual objetas, por ejemplo, “¡Susie, tú y John nunca durarán porque él es alérgico a la mostaza!”. Haz tu queja con mucha seriedad y trata de llorar un poco para expresar que realmente te importa y lo dices en serio.
4Se tan poco fotogénico como puedas. Si eres un miembro de la fiesta nupcial, entonces es probable que tengas que tomarte cinco mil fotos con la novia, el novio, y el resto de la fiesta nupcial. Es probable que la novia y el novio hayan gastado una buena cantidad de dinero en un fotógrafo y quieran que las fotos que se tomen duren para siempre, para recordar esa noche mágica que compartieron para consolidar su amor. Bueno, ¿qué mejor manera de arruinar la boda, que saboteando la sesión de fotos?Trata de hacer caras en cada una de las fotos en las que apareces. Si el fotógrafo se da cuenta, sé más sutil. Intenta cerrar los ojos, cerrar un ojo, apuntar tu mirada ligeramente a la dirección equivocada, o hacer que tus ojos sobresalgan así pareces un bicho loco.Ponte algo grande y verde en tus dientes y sonríe mostrándolos en cada foto. Esto causará distracción en las fotos.Si eres una chica, arruina tu peinado. Asegúrate de que tienes un mechón de pelo lo suficientemente sobresalido como para estropear la foto.Si eres una chica, intenta mostrar excesivamente tu escote en la sesión de fotos. Haz que cause tanta distracción que nadie mire a la novia.Intenta hacer algunos gestos vulgares. El dedo del medio o incluso el shocker se verá fantástico en cualquier foto de la boda.
5Da un discurso inapropiado. Si tienes tanta suerte como para ser la dama de honor, o el padrino, o si tienes ganas de dar un discurso, entonces es mejor que intentes hacerlo tan inapropiadamente como puedas. Deberías concentrarte en las cosas que sucedieron en la despedida de soltero o de soltera, y hablar acerca de cuántas personas salieron con la novia antes de conocer al novio, o discutir acerca de las maravillosas exnovias del novio.Puedes comenzar tu discurso diciendo que la novia es demasiado buena para el novio, o viceversa.Otra muy buena forma de comenzar, es diciendo “Yo no puedo creer que estos dos perdedores terminaron juntos, ¿y ustedes?”.También puedes decir, “Puede que esto sea una boda, pero para mí se parece más a un funeral”.Además, deberías decir tantas malas palabras como puedas, y ser lo suficientemente vulgar como para hacer llorar de espanto a otras personas. Continúa hablando mientras sacan del lugar. Diles, ¿dije algo malo?Método 3 de 3: Como un rompebodas

1Actúa como un ex al cual rechazaron. Si eres una mujer, sería bueno correr durante la ceremonia y abofetear al novio en la cara. Dile, “¡Creí que me amabas!¡Teníamos algo especial!¡Ahora veo que todo lo que dijiste anoche fue una mentira!”. Pon en marcha tus lagrimales y sé lo suficientemente convincente como para perturbar a la novia. No esperes a que te saquen del lugar, simplemente comienza a bajar corriendo del altar y hacerlo parecer lo más creíble posible.
2Insiste en que sí fuiste invitado. Cuando la novia y el novio intenten llevarte hacia afuera, muéstrales una invitación duplicada, sosteniendo que confirmaste tu asistencia hacía meses. Llora, “¿Por qué me hacen esto?”. Haz parecer que los que realmente están locos, son la novia y el novio.
3Vístete con algo ridículo. ¿Por qué no? Si estás echando a perder la boda, entonces no tienes mucho tiempo para perder. Aparécete en bikini, o con una tanga al mejor estilo Borat, o un disfraz de robot, o cubierto en sangre falsa. Apresúrate a la pista de baile antes del primer baile y escandaliza a los invitados.
4Echa a perder la boda con la ayuda de un niño. Asiste con un niño pequeño, preferiblemente tuyo. Luego, mientras la novia y el novio estén por declarar sus votos, haz que el niño se acerque al novio, lo abrace por la cintura, y grite, “¡Papá, papá!”. Espera a que llegue el momento de silencio para tropezarte con la multitud. Luego, el niño podría decir, “Pero, ¿dónde está mamá?”. Haz que el niño salga corriendo antes de que las preguntas puedan responderse.
5Lleva una radiocasetera a la ceremonia. Lleva una vieja radiocasetera a la ceremonia y reproduce una canción ridícula que se te ocurra, desde “YMCA”, “Macho Man” hasta “She Works Hard for the Money”. Asegúrate de que no tenga nada que ver con el amor, en absoluto. Incluso puedes presentar un pequeño show de baile antes de que te escolten en hacia afuera.
Anuncio
Consejos
Sé inteligente, astuto y bien preparado.También es gracioso ver cómo la boda que planearon durante meses, se cae a pedazos.Tu objetivo es la novia. Es una mujer, y las mujeres son mucho más dramáticas y graciosas cuando están enojadas.Miente. Suena feo, pero puede salvar tu trasero.Asegúrate de formar parte de la fiesta nupcial.Anuncio

Advertencias
Cuando intentes mentir, no actúes como un estúpido. No digas cosas tontas como “Fue el gato”, o “¡[Inserta aquí el nombre de un hermano] lo hizo!”, o “No sé de que demonios estás hablando”.No te involucres en la violencia.Elimina esta página de tu historial. Tus padres (o si vives con tu pareja, el Novio y la Novia) podrían usar esto en tu contra y hacer su boda a prueba de tontos, encargándose de cada detalle.
0No hay comentarios