Canales populares

Como dejar de temer a los fantasmas

Muchas personas tienen miedo de los fenómenos paranormales, ya sea que se trate de fantasmas, poderes telepáticos o algún otro suceso sobrenatural. Sin embargo, realmente no hay razón para temer a estos fenómenos. Aunque el temor pueda parecer muy real, es importante que lo confrontes para quitarle el poder. Al desarmar tus temores, aprender a sentirte más seguro en tu entorno y cuestionar el mundo que te rodea, podrás dejar de temerles a los fantasmas y a otros fenómenos paranormales, y empezarás a disfrutar la vida en el momento presente.
Parte 1Vencer el temor

1Confronta tus temores. Si te dan miedo los fantasmas y crees que hay algunos en tu casa, tu reacción natural probablemente sea huir de ellos. Sin embargo, los estudios han demostrado que evitar los temores solo aumentará esas ansiedades e intensificará tu reacción.[1] En lugar de huir, mantente firme y confronta lo que te dé miedo.
  • Identifica qué es lo que te da miedo y por qué.[2]
  • Pregúntate “Si estos temores se hicieran realidad, ¿qué es lo peor que podría pasar?”.
  • También debes considerar por qué tienes ese temor en primer lugar. La mayoría de las ansiedades están basadas en algo mucho más profundo, como el temor de estar solo o de morir.


2Hazte preguntas lógicas. Con frecuencia, el miedo puede ser irracional, por lo que si te haces algunas preguntas lógicas sobre lo paranormal, esto podría ser de utilidad para sentirte mejor. Si no sabes la respuesta a tu pregunta, investiga un poco. Estas son algunas preguntas que podrías hacerte:
  • ¿Qué temo que ocurra si me encuentro con un fantasma? ¿Intentaría asustarme como en las caricaturas o haría algo molesto como abrir todas las gavetas?
  • ¿Cuán probable es que en verdad haya un fantasma?
  • ¿Un fantasma puede matarme o hacerme algún daño? ¿O tan solo me asustaría y me molestaría?
  • ¿Hay una explicación lógica para lo que ha ocurrido y que no comprende a los fantasmas o lo paranormal?

3Usa el humor para desarmar tu temor. El humor es una buena manera de apaciguar las situaciones tensas y quitarle al temor el poder que tiene sobre ti. Puedes usar esta técnica en cualquier situación, incluida una en la que temas a los fantasmas o a algo paranormal.[3]
  • Trata de imaginar fantasmas y monstruos ridículos y caricaturescos. Mientras más absurdas creas que son estas criaturas, menos probable será que tengas miedo de ellas en el futuro.
  • Cada vez que te sientas ansioso o temeroso, piensa en las criaturas caricaturescas que has imaginado. Es difícil seguir temiendo a los fantasmas cuando los visualizas como caricaturas sonrientes y tontas.

4Cuestiona la existencia de los fantasmas. Una vez que hayas vencido el temor a los fantasmas imaginándolos como seres inofensivos, podrás tomar otra medida para dejar de creer en fantasmas por completo. Esta medida requiere que cuestiones lo que crees y que te preguntes por qué crees en estas cosas.[4]
  • La manera más sencilla de vencer tu temor a los fantasmas y a los fenómenos paranormales es cuestionar las pruebas que tengas de ellos.
  • Pregúntate honestamente “¿Qué pruebas tengo de la existencia de fantasmas o de cualquier otro fenómeno paranormal?”.
  • Trata de recordar que has vivido por años y que nunca has sido acosado o atacado por un fantasma. Si has vivido tanto tiempo sin experimentar un ataque paranormal real, es seguro asumir que nunca experimentarás uno.
  • Te darás cuenta rápidamente de que la mayoría de las “pruebas” de que los fantasmas existen están basadas en sentimientos e intuiciones, en lugar de hechos concretos y observables. Aunque existan cazadores de fantasmas, el hecho es que los científicos no reconocen la existencia de fantasmas.

5Visita a un terapeuta. Algunas veces, la ansiedad es muy excesiva como para manejarla por tu cuenta. Si el temor a los fantasmas y a los fenómenos paranormales afecta tu vida diaria y tienes problemas para detener esos temores, quizás debas considerar visitar a un terapeuta.
  • Por lo general, la terapia se recomienda cuando el temor y la ansiedad prolongados persisten o empeoran.[5]
  • El temor a los fenómenos paranormales puede estar relacionado con algún evento traumático de tu vida. Un terapeuta puede ayudarte a identificar la causa de la ansiedad y trabajar en resolver el problema subyacente.

Parte 2Sentir más seguridad

1Evalúa tu entorno. Muchas personas empiezan a temerles a los fantasmas y a otros fenómenos paranormales cuando se sienten inseguras en su entorno inmediato.[6] Por ejemplo, quizás temas a los fantasmas al caminar solo en el parque por la noche y al ver la sombra de un árbol moverse a la luz de la luna. El temor te pone en alerta máxima, aunque realmente no haya nada ahí. Una manera de luchar contra ese temor es ratificarte que estás en un entorno sin fantasmas.[7]
  • Cuando estés en casa, asegúrate de cerrar las puertas antes de ir a la cama por la noche. De esta manera, si crees escuchar algo a la mitad de la noche, sabrás que no se trata de nada que esté dentro de tu casa.
  • Elimina las cosas que puedan asustarte. Por ejemplo, si las ramas de un árbol rozan la casa, córtalas para que no te preguntes qué era ese sonido cada vez que el viento sople.
  • No dejes cosas colgando del techo o en las entradas de la casa. Puedes ver estas siluetas por la noche y asustarte al pensar que son fantasmas.
  • Trata de dejar una luz encendida al apagar las demás luces. Tener una fuente de luz quizás te ayude a dejar de temerle a lo que pueda estar “acechando” en la oscuridad.[8]

2Evita mirar películas de terror. Es probable que te gusten las películas de terror, pero si les temes a los fantasmas será mejor que evites este género. Ver películas de fantasmas y de sucesos paranormales solo alimentará tu imaginación y hará que te preocupes de más cosas.[9]
  • Si no puedes evitar las series de televisión y las películas de terror, asegúrate al menos de evitarlas una hora antes de ir a la cama.
  • Tomar un descanso de las cosas que dan miedo antes de ir a dormir hará que seas menos propenso a permanecer despierto por la noche pensando en los fenómenos paranormales.
  • Trata de ver algo ligero o divertido antes de dormir, para que vayas a la cama relajado y divertido en lugar de asustado.

3Desarrolla un ritual relajante. El temor a los fantasmas y a los fenómenos paranormales está asociado frecuentemente a la ansiedad. Si sufres de ansiedad, puede ser útil tener un ritual conocido que calme tu mente y relaje tu cuerpo.[10]
  • Puedes establecer un ritual relajante en cualquier momento del día; sin embargo, como mínimo debes buscar maneras de relajarte antes de ir a la cama.
  • Tómate tiempo para relajarte y liberarte del estrés, pero sé constante con la frecuencia con la que sigas esta rutina (idealmente, debe ser una rutina diaria). Familiarizarte con la rutina te ayudará a saber qué esperar cada día, lo cual puede reducir la ansiedad y la incertidumbre.[11]
  • Puedes tratar de tomar una ducha o un baño caliente, tomar una caminata larga o probar técnicas de relajación como el yoga, la meditación o la relajación muscular progresiva.

4Desarrolla tu autoestima. Otra manera de combatir la ansiedad es mejorando tu imagen personal. Podría parecer que esto no está relacionado directamente con el temor a los fantasmas, pero los estudios han demostrado que estimular la autoestima puede ayudar a controlar los problemas de ansiedad, incluida la ansiedad relacionada con los fenómenos paranormales.[12]
  • Reconoce tus fortalezas y tus logros. Al identificar en qué eres bueno y las cosas que has logrado, podrás empezar a sentirte más fuerte y mejor contigo mismo.[13]
  • Permítete sentirte bien con respecto a tus logros.
  • Convierte tus logros en autoafirmaciones. Por ejemplo, si te sientes bien con respecto a la forma en la que juegas baloncesto, permítete creer realmente que eres un buen jugador y un miembro valioso del equipo.
  • Asimismo, puedes desarrollar tu autoestima y tranquilizarte asegurándote que eres capaz de lidiar con todo, incluso lo desconocido.

5Reitera tu seguridad. Al final del día, debes recordarte que estás protegido de lo perjudicial. El temor a los fantasmas probablemente esté asociado al temor a estar solo, a estar en la oscuridad o incluso a la muerte. Al reiterar que estás protegido, podrás luchar contra algunos de estos temores cuando surjan durante los momentos estresantes.[14]
  • Recuerda que los fantasmas no son reales.
  • Aunque creas que los fantasmas son reales, son seres inmateriales sin cuerpos físicos. Por lo tanto, no hay manera en la que los fantasmas (en caso de que sean reales) puedan dañarte ni a ti ni a nadie.
  • Es más probable que tus temores estén asociados a una ansiedad subyacente y más profunda que no se haya abordado del todo. Controlar la ansiedad te ayudará a sentirte más seguro y a vencer tu temor a los fantasmas.

Parte 3Volverte escéptico

1Reconoce el poder de la sugestión. Los estudios han demostrado que incluso las personas escépticas empezarán a considerar la existencia de los fenómenos sobrenaturales si creen que se encuentran en una investigación paranormal. Si meditas sobre los fenómenos paranormales y buscas explicaciones para los fantasmas, incluso si eres escéptico, terminarás creyendo que estás ante algo sobrenatural.[15]
  • Resiste la tentación de participar en actividades supersticiosas (como persignarte, cruzar los dedos, tocar madera, etc.).
  • Usa una banda elástica en la muñeca. Cuando te sorprendas a ti mismo participando en rituales o creyendo en supersticiones, tira del elástico contra tu piel para atraer la atención de vuelta al momento presente.[16]

2Busca explicaciones lógicas. La mayoría de las personas que creen haber visto o escuchado a un fantasma han tenido esta experiencia en entornos relativamente invariables en los que hay poca estimulación. El cerebro humano identifica patrones y es igualmente capaz de identificar brechas en esos patrones. Cuando no se puede explicar la causa de alguna alteración, muchas personas asumen que se trata de un fantasma o de algo de otro mundo.[17]
  • Por lo general, hay una explicación lógica para lo que sea que experimentes en un momento dado. Solo porque no puedas ver o entender el fenómeno, no significa que se trate de un fantasma.
  • Si temes que haya un fantasma en tu casa, es probable que te encuentres solo y (subconscientemente) busques una brecha en la familiaridad de la casa.
  • Algunas otras explicaciones científicas comunes para las experiencias paranormales incluyen a la actividad atmosférica o geomagnética, los estados alterados de la consciencia, los cambios inducidos por el estrés en la química cerebral y los cambios en las concentraciones de las hormonas.

3Acepta las coincidencias. Las casualidades ocurren todos los días y en cualquier lugar. Hay muchas coincidencias en el mundo, algunas de las cuales no podrás explicar. Sin embargo, solo porque no puedas explicar lógicamente algo, no significa que la explicación sea sobrenatural o paranormal.[18]
  • Recuerda que no existe el destino, la suerte ni la intervención paranormal. Las cosas que suceden en la vida están regidas por el azar y las decisiones que tomas, no por fantasmas.
  • Resiste la tentación de categorizar o de etiquetar a una persona o a una situación anticipadamente. Espera hasta entrar en contacto para determinar si es buena o mala, y reflexiona acerca de cómo ha surgido la oportunidad (por lo general a través de una serie de decisiones, no algo paranormal).
0No hay comentarios