Check the new version here

Popular channels

como elegir tus propios focos

Hola amigos de todo T aqui con otro de COMO ELEGIR TUS PROPIOS FOCOS.




Las lámparas, además de ser la fuente de luz de cualquier lugar en tu casa, como recámara, cocina o sala, te permiten crear con ellas el ambiente que deseas. Existen cinco tipos básicos de focos a elegir, pero toma en cuenta que también debes considerar la luminosidad que brinda cada uno según su cantidad de lúmenes o candelas.


1. Determina el tipo de foco que mejor se adecúe a tus necesidades:


Incandescentes

Las lámparas convencionales nos proporcionan una luz muy cálida con vida promedio de 1000 horas. Disponibles en 40 y 60 watts son ideales para la iluminación general. También existe una amplia variedad de formas, colores y potencias en lámparas incandescentes decorativas; se encuentran los de corona, vela y flama para todo tipo de aplicaciones, como refrigeración, hornos de microondas, ventilación, señalización… ¡Encuentra la lámpara ideal para la aplicación que necesites!



Halógenos
Proporcionan luz clara y brillante generando un efecto vivaz en los colores, destacándolos naturalmente. Existen diferentes clases para todo tipo de aplicaciones, como por ejemplo para acentuar objetos, iluminar un área de trabajo, para todo tipo de decoración residencial o comercial. La nueva línea de lámparas halógenas EcoVantage ahorra hasta el 38% de energía en comparación con las lámparas incandescentes convencionales.


Fluorescentes Lineales
Ofrecen la alternativa más verde y de mayor duración del mercado. Su altísima eficiencia energética le permite disminuir su consumo sin necesidad de realizar mayores inversiones en su instalación.

LED
Con las lámparas LED se puede reducir el consumo de energía hasta en un 90% comparado con lámparas incandescentes convencionales, también se reducen los costos de operación como el mantenimiento y la reposición debido a que garantizan su vida hasta 25 veces más que una lámpara incandescente común.


Ahorradores de energía
Además de ahorrar energía se caracterizan por sus múltiples diseños y tamaños compactos, adaptándose a casi cualquier luminario a la decoración de su hogar. Ahorran hasta un 80% de energía comparado con lámparas incandescentes convencionales.


2. Define la luminosidad que requieren tus espacios: usualmente elegimos una lámpara incandescente con base en su wattaje, sin embargo, esta medida solo indica la energía que consume y no el brillo o la cantidad de luz que necesitamos. El brillo que emite la luz se mide en lúmenes (lm), mientras que su intensidad, en candelas (cd). Para las lámparas tipo PAR (lámparas halógenas y leds) la luminosidad se expresa en candelas en lugar de lúmenes. Un lumen equivale a la intensidad de luz (cd) multiplicada por el ángulo en que es emitida.
Cómo elegir el foco perfecto para tu
dispositivo de iluminación
Aunque las bombillas eléctricas son bastante básicas en su función, hay tantas opciones disponibles que puedes perderte fácilmente. En lugar de comprar la primera bombilla que "parezca que funcionará", tómate el tiempo de encontrar la bombilla perfecta para tu dispositivo de iluminación. No solo ahorrarás tiempo a largo plazo sino que también conseguirás una iluminación más atractiva para tu hogar y evitarás un posible incendio por usar la opción equivocada.


1.-Comprende los conceptos básicos de las bombillas eléctricas
Busca la potencia eléctrica correcta. Lo primero que debes considerar para que una bombilla encaje con un dispositivo de iluminación es la cantidad de la potencia eléctrica. Cada bombilla tiene una potencia eléctrica que combina con el dispositivo de iluminación; es decir, la cantidad de energía que la bombilla es capaz de producir. Este número irá desde 40 vatios hasta 120 vatios para un dispositivo de iluminación tradicional. Por otro lado, cada dispositivo de iluminación tiene una cantidad de potencia eléctrica máxima. Esta es la mayor potencia eléctrica que el dispositivo es capaz de usar sin convertirse en un riesgo de incendio (al no poder resistir una potencia eléctrica mayor). Por lo tanto, tienes que elegir una bombilla con una potencia eléctrica que sea igual o menor que la potencia eléctrica máxima de tu dispositivo de iluminación.
  • Usar una bombilla con una potencia eléctrica por encima del máximo que el dispositivo puede resistir es un gran riesgo de incendio.
  • Puedes usar una bombilla con una potencia eléctrica menor que la que pide el dispositivo.


Presta atención alos lúmenes
Los lúmenes se refieren a la cantidad de luz que la bombilla emitirá (a diferencia de la potencia eléctrica, que es la cantidad de energía). Mientras más alto sea el número de lúmenes, la bombilla será más brillante. Por lo tanto, si estás tratando de iluminar un espacio grande, querrás usar una bombilla con un número alto de lúmenes (más de 1000). Un dispositivo pequeño o una lámpara de mesa no requieren una bombilla con un número alto de lúmenes.
  • Mientras más lúmenes tenga, la apariencia de la luz será más cercana a la de la luz solar natural.


Observa la forma de la bombilla. Existen muchas formas de bombillas diferentes, cada una con un uso diferente. Las bombillas que se usan más comúnmente tienen la forma genérica de bombilla, forma de espiral y forma de A. Adicionalmente, existen bombillas con forma de gota, de globo, de llama, de tubo y más variedades. Generalmente, la forma en realidad no importa, pero algunos dispositivos de iluminación requieren una bombilla con una forma específica para funcionar correctamente. Revisa primero tu dispositivo y luego busca bombillas que se adapten a él.



Revisa la vida útil de la bombilla. No todas las bombillas son iguales; de hecho, algunas duran bastante tiempo, mientras que otras solo se encenderán durante unos meses o años de uso. Cada bombilla debe decir en la parte trasera cuál es la vida útil, normalmente en base a un uso de tres horas al día. Si vas a colocar la bombilla en un dispositivo de iluminación de mucho uso, te convendrá buscar una bombilla que tenga una vida útil más larga que una que vayas a colocar en una lámpara que se use rara vez.
  • Las bombillas halógenas tradicionalmente tienen la vida útil más larga.
  • Las bombillas incandescentes generalmente tienen la vida útil más corta.


Toma nota de la "apariencia" de la luz de la bombilla. La mayoría de bombillas publicitará la "apariencia" de la luz en el empaque; esto te dice cuán cálido o frío es el color de la luz. La apariencia que esté del lado más cálido del espectro será más anaranjada o amarilla, mientras que la apariencia que esté del lado más frío será más azul o blanca. Aunque esto puede no ser una consideración seria para ti al elegir bombillas, es posible que quieras asegurarte de no comprar una bombilla brillante y blanca por accidente cuando tenías la intención de comprar una cálida y amarilla.[2]
  • La apariencia de la luz se mide en temperatura usando el sistema Kelvin. Por ejemplo, tu bombilla puede publicitar una iluminación de 5000 K, lo que significa que la temperatura es de 5000 grados Kelvin.
  • Los tipos comunes de "apariencia" son el blanco brillante, el blanco ligero, el blanco cálido y la luz solar.


Observa el costo de energía de la bombilla. Además del costo inicial de la bombilla, hay un costo de energía general adicional asociado a ella. Este es el precio que pagarás en cuentas de electricidad por una bombilla a lo largo de su vida útil. Las bombillas energéticamente eficientes costarán mucho menos a lo largo de sus vidas útiles que las bombillas tradicionales. En lo posible, querrás elegir bombillas que tengan un bajo costo de vida. Esto puede significar pagar un poco más al principio, pero cosecharás los beneficios más adelante.



Revisa el contenido de mercurio de la bombilla. El contenido de mercurio de la bombilla no afecta la luz ni el uso general; lo único que sucede con una bombilla que contiene mercurio es que no puedes tirarla a la basura. Si la bombilla tiene siquiera un poco de mercurio, no puedes desecharla en la basura. Hoy en día, son mayormente las bombillas LFC de rosca las que contienen mercurio, pero debes revisar todas las bombillas que compres por si acaso.

Prueba los leds (diodos emisores de luz, por sus siglas en inglés). Los leds son pequeños dispositivos electrónicos que se iluminan cuando pasa electricidad a través de ellos. Los leds son bastante eficientes y tienen vidas útiles muy largas. Pueden ser rojos, verdes, azules o blancos. Las bombillas led normalmente se usan en lámparas para escritorios, faroles colgantes exteriores, iluminación ornamental, iluminación para caminos y reflectores.

Elige bombillas especializadas para necesidades especiales. Unas cuantas opciones diferentes pueden ser lo que estás buscando.
  • Luz negra: una luz fluorescente diseñada para emitir luz ultravioleta (UV) invisible.
  • Lámparas de calor: bombillas que se usan para incrementar la temperatura en un área enfocada. Se usan con más frecuencia en la industria alimentaria y en áreas de espera exteriores.
  • Lámparas de kriptón: una bombilla prémium que usa el gas kriptón en lugar del argón.
  • Bombillas resistentes a choques, bombillas de silicona, bombillas cubiertas de teflón, etc.: estas bombillas tienen una cubierta segura que las protege de los choques y las rupturas. Vienen en diferentes tamaños.
  • Luz solar de espectro completo: las bombillas de espectro completo están diseñadas para reproducir la luz natural y se cree que son beneficiosas para la salud al reducir el estrés, la depresión y los dolores de cabeza, entre otras cosas. Las bombillas de espectro completo se usan con más frecuencia en lámparas de escritorio y lámparas de piso.
  • Lámparas germicidas: las lámparas germicidas ofrecen tecnología ultravioleta, la cual es un enfoque no químico para la desinfección. En este proceso de desinfección no se agrega nada, lo cual hace que este desarrollo sea simple, económico y requiera muy poco mantenimiento.


Considera las bombillas de luminiscencia estimulada por electrones (ESL, por sus siglas en inglés) en el futuro. Estas bombillas son una tecnología emergente que ofrece una nueva opción para consumidores que busquen iluminación eficiente sin los peligros de las bombillas LFC o el alto costo y la mala calidad de la luz de los leds. La bombilla R30 ESL está diseñada para reemplazar a la bombilla reflectora incandescente de 65 vatios que se usa comúnmente en dispositivos de iluminación empotrados, los cuales son populares en nuevas construcciones y en hogares remodelados.
  • La bombilla R30 ESL brinda iluminación reflectora uniforme que prácticamente no se diferencia de la lámpara incandescente a la que reemplaza. Un factor de potencia más alto le da a la bombilla R30 ESL una menor carga total de potencia que las lámparas fluorescentes compactas de la competencia. Genera aproximadamente 10000 horas de luz sin ningún cambio significativo en el color. Se espera que su precio sea de alrededor de $15 a $20. Si bien la prueba y la producción de estas bombillas ha demorado su lanzamiento esperado al público, su producción en masa todavía está programada para el futuro.


Aqui termina el post,hasta luego,adios


0
0
0
4
0No comments yet