Cómo fingir un desmayo

Sea cual sea el motivo por el cual quieres fingir un desmayo, ya sea para salir de una situación incomoda o causar una distracción de otra cosa; saber como fingir un desmayo puede ser de buena ayuda en ciertas situaciones.




Elige el momento apropiado. No vas a fingir un desmayo en un salón lleno de gente a menos que hagas una escena antes de desmayarte y captes la atención de la gente que esta presente. El objetivo es hacer que parezca un desmayo y no que estas muerto.



Si vas caminando, comienza por bajar la velocidad y agárrate la cabeza como si te doliera solo trata de no exagerar.



Deja de hablar. Si estas en una conversación deja de hablar poco a poco y empieza a parpadear como si quisieras enfocar la vista.



No seas muy enérgico. Si quieres que parezca real que te desmayaste, trata de verte enfermo, débil, haz creer a las personas que no puedes con tu cuerpo y empieza a suspirar como si te faltara el aire.



Comenta que te sientes algo extraño y que necesitas un vaso de agua fresca. Dile a alguien que habrá una ventana para que entre aire fresco y que necesitas sentarte. Cuando te hayas sentado trata de pararte, y luego poco a poco regresa a la silla como si no tuvieras fuerza para levantarte, trata de decir algo y luego desmáyate.



Asegúrate de caer en un lugar seguro. No querrás golpearte en la cabeza al momento de caer. No te dejes caer con todo el peso de tu cuerpo, trata que se ve lo más natural y real posible. Si estas en la silla deja caer tu cuerpo como si no quisieras estar en la silla, solo ten cuidado de no golpearte.



Básicamente, lo único que tienes que hacer es cerrar los ojos, dejar que tus músculos se relajen y dejarte caer como si fueras un costal de carne sin huesos. Esto va a hacer que se vea más real.



Déjate caer al suelo. Recuerda estar con los músculos completamente relajados, para que al momento que alguien intente moverte o levantarte no sepan que estas fingiendo. La gente que esta inconsciente no tiene control de ninguna parte del cuerpo y están como gelatina.

No te quedes en el piso por mucho tiempo o alguien puede llamar a emergencias.



Abre los ojos y toma un suspiro de aire. Por lo general las personas que se desmayan cuando recuperan la conciencia no recuerdan nada de lo que paso. Cuéntales que sentiste calor y como si alguien hubiera apagado las luces del cuarto.



Muévete poco a poco y pídele ayuda a alguien para sentarte o pararte. Puedes fingir que te sientes un poco mareado y que necesitas un poco de agua, para poder captar la atención de todos los presentes.




Si tienes a alguien de confianza, coméntale tu plan y dile que sea tu cómplice en tu actuación.
Vas a tener que practicar antes de hacerlo, para que parezca más real.
La mayoría de las personas cuando se desmayan caen hacia atrás; si deseas puedes intentarlo solo trata de no lastimarte.
Si decides seguir con tu plan de fingir un desmayo, no metas tus manos al momento de tu caída. Por lo general meter las manos es un reflejo, así que practica en no tratar de meter las manos para detener tu caída.
Si te da miedo dejarte caer para fingir un desmayo, trata de hacerlo cerca de alguien para que te traten de cachar, solo ten cuidado de que no se den cuenta que finges.
No digas cosas como siento que no veo bien, estoy viendo destellos o que sientes que te sientes muy mal, ya que alguien puede preocuparse y llamar a emergencias antes de que puedas fingir tu desmayo. Solo recuerda durar unos cuantos segundos en el piso para que no alarmar a la gente.
Mantén los ojos cerrados cuando te desmayes.
Lo mejor es fingir un desmayo cuando estés cerca de una superficie suave como una alfombra o sentado en una silla.
Cuando una persona de desmaya, pierde gradualmente el control del cuerpo más sin embargo no pierde por completo el control.