Check the new version here

Popular channels

Cómo guardar los mapas de Google Maps para usarlos offline


La descarga de los mapas

Lo primero que debemos hacer, una vez hayamos lanzado la aplicación de Google Maps en nuestro móvil, es escribir en la barra de búsqueda la ciudad o dirección exacta de la que queremos guardar los mapas en nuestro móvil. Cuando ya hayamos localizado nuestro destino, sólo tendremos que escribir el texto “OK Maps” en el cuadro de búsqueda para poder guardarlo en la memoria de nuestro dispositivo Android.

Si el mapa es del tamaño adecuado enseguida se nos ofrecerá la posibilidad de guardar el mapa o ajustar su área, si su tamaño actual nos permite guardar incluso más información. En cambio, si el tamaño del mapa es demasiado elevado, antes de poder descargarlo, se nos notificará que la zona es demasiado grande, pidiéndonos que ampliemos la imagen antes de poder guardarla. En el momento en el que tenga el tamaño apropiado, aparecerá un botón rotulado con Guardar en la parte inferior de la pantalla de nuestro smartphone.

Quizás el uso de “OK Maps” no sea todo lo intuitivo que debiera ser, y por esa razón existe una alternativa. Si pinchamos sobre cualquier zona de un mapa y dejamos presionado unos pocos instantes, el típico icono rojo se colocará sobre la localización en cuestión y su dirección exacta aparecerá en un recuadro en la parte inferior de la aplicación. Si hacemos scroll hacia arriba desde ese recuadro, aparecerá un menú de opciones que incluye la posibilidad de guardar el mapa para usarlo sin conexión. De la misma manera que antes, tendremos que ajustar el tamaño del mapa para poder guardarlo.

Independientemente del método elegido, una vez seleccionemos la opción Guardar, tendremos que elegir un nombre para el mapa, y la aplicación procederá a su descarga, mostrándonos una barra de progreso de la misma en la parte superior de la pantalla. En pocos segundos tendremos guardado el que queramos para su consulta offline.

Cargar mapas sin una conexión a Internet


Para poder acceder a cualquier de los mapas que guardemos cuando no dispongamos de una conexión a Internet, sólo debemos abrir la aplicación de Google Maps y pinchar sobre la barra de direcciones. Veremos una lista con todos los mapas que tenemos guardados y podremos abrir cualquiera de ellos para asegurarnos de que no nos perdamos en la ciudad que estamos visitando por primera vez. Los mapas también están disponibles en el historial desde el menú “Tus sitios”.

Como se puede observar, los mapas pueden llegar a tener un tamaño considerable, hasta varias decenas de megabytes, ya que no son simples capturas de pantalla, sino auténticos mapas con gran nivel de detalle sobre los que podemos hacer zoom como si estuviéramos accediendo a ellos online. Por eso es recomendable descargarlos cuando estemos a conectados a una red Wi-Fi, antes de salir de viaje o una vez instalados en algún hotel de nuestro destino, porque bajarse mapas de 4 o 5 ciudades diferentes nos puede suponer gastar una parte importante de nuestro plan de datos.

También cabe señalar que los mapas que nos descarguemos caducan a los 30 días, así que tampoco es preciso que pequemos de ser demasiado previsores, porque podemos encontrarnos con que nos hemos hecho con los mapas con demasiada antelación y que se nos borren antes de completar nuestro viaje.

Obviamente, Google Maps pierde bastante funcionalidad sin una conexión a Internet, no podremos realizar búsquedas dentro del mapa guardado, ni tampoco tendremos acceso a su sistema de navegación, pero disponer de una versión offline de los mapas de nuestro destino turístico siempre viene bien, especialmente si es la primera vez que visitamos el lugar.

Ver el post
0
0
0
2
0No comments yet