como hacer un florero,portavelas,en 1 minuto,te lo demuestro



Creo que en alguna otra ocasión he hablado de mi extraña obsesión con los floreros ¿o era con los portavelas? bien, no tiene importancia pues los dos casos me producen una extraña ansiedad, siempre pienso que nunca tengo los adecuados. Aunque con el tiempo he ido superando, ¿superando?, ¡ja! de eso nada, más bien aprendiendo a vivir con esa obsesión, siempre está ahí y creo que por eso nunca pongo flores ni enciendo velas.



Bien, cuestiones personales aparte, quería presentaros una maravilla del ingenio humano que he encontrado navegando por la red. Tras esta iluminación ¿quién podrá decir? “disculpa, es que no tengo ningún jarrón”. Bueno, siempre quedará alguien a quien le falte uno de los elementos imprescindibles para la realización de este jarrón, ¡pero no si tiene niños pequeños en casa!.


Seguro que ya se ha iluminado una sonrisa en vuestro rostro. ¿No?. Bueno en todo caso allá va la lista de…

Los materiales:

Un vaso de cristal liso o ¡un portavelas!.
Un globo, del color que más os guste.
Tijeras, siempre hacen falta unas tijeras…





El procedimiento como veis es altamente complejo, bueno sin cachondeos, tampoco es tan fácil meter el vaso dentro del globo ¡digo yo! para ello será imprescindible cortar el extremo del globo, por donde se hincha, más o menos a la mitad. Después más vale maña que fuerza, hay que colocar el vaso boca abajo sobre una superficie que no sea deslizante y abrir el globo todo lo que podamos y colocárselo al vaso por completo. Cuando ya hayamos introducido la mayor parte del vaso dentro del globo le damos la vuelta y acabamos de vestirlo. Podemos elegir entre centrar el agujero o dejarlo en un lateral y también entre dejar el extremo hacia fuera o hacia dentro. Y en un santiamén tenemos un bonito y elegante florero de color.