Popular channels

Curso completo de Photoshop CS5 (MegaPost)

Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (I)
1.1. ¿Qué es Photoshop?
Photoshop, creado por Adobe Systems, es una de las herramientas software para el tratamiento de imagen más potente y popular de hoy en día.
Los logotipos de Photoshop son propiedad de Adobe, así como las marcas registradas Photoshop y Adobe..
Debemos tener bien claro desde el principio que Photoshop no está pensado para dibujar, para eso es recomendable que utilices Illustrator, también de Adobe. Photoshop está principalmente orientado a tratar y manipular imágenes, o bien creadas por otros programas, o digitalizadas por un escáner o máquina fotográfica. Entonces, una vez introducida la imagen en el programa podrías retocarlatransformarla y editarla con un sinfín de posibilidades.
De hecho, esta es una de las características más interesantes de Photoshop, pues Adobe ha sabido crear un programa intuitivo y muy completo que hace que se desmarque de la competencia y sea el software más utilizado por diseñadores e ilustradores.
Photoshop es un software comercial, y se ha de comprar una licencia para poder usarlo indefinidamente. No obstante, Adobe permite descargar y probar el programa totalmente gratis, pero por un periodo de 30 días.
1.2. Novedades en Photoshop CS5
 Nuevas funciones:
Selecciones complejas facilitadas. Se han mejorado y completado las herramientas de selección, para que sea más efectivo seleccionar bordes intrincados, como el pelo.

En las imágenes anteriores, la primera es el original, la segunda el resultado de una selección normal, y la tercera usando la función Detección de borde. Lo veremos en la Unidad 6, en el apartado Perfeccionar bordes.
Corrección de objetivo automática. Photoshop corrige la distorsión causada por el objetivo, incluso aplicando cambios específicos según el modelo de la cámara.
Relleno según el contenido. Esta nueva opción nos permite eliminar elementos de la fotografía, rellenando automáticamente el espacio que queda con los píxeles que Photoshop calcula que irán debajo, según el entorno.

Lo veremos el la unidad 12.
Deformación de posición libre. Con esta opción podemos deformar una imagen, definiendo una serie de articulaciones, obteniendo así un resultado muy natural.

Lo veremos también en la unidad 12.
Efectos pictóricos. Nuevas herramientas para mezclar los colores de la imagen, nos permite lograr efectos como si hubiésemos pintado a pincel.
Lo veremos en la unidad 3, cuando hablemos del Pincel mezclador.
Gestión de la interfaz de usuario (IU) más sencilla. Se ha mejorado las gestión de espacios de trabajo, guardando la posición de nuestros paneles mientras cambiamos de un espacio a otro.
 
 Funciones mejoradas:
Se ha mejorado la gestión de medios. Por ejemplo, se ha añadido Adobe Mini Bridge para acceder a los archivos, y se ha mejorado el contenido en línea con Adobe CS.
Se ha mejorado el tratamiento de imágenes RAW, adaptándolo a las imágenes obtenidas con los últimos modelos de cámara. Hablaremos de esto en la unidad 12.
Se ha mejorado el rendimiento general del programa, y se ha adaptado a plataformas de 64 bits.
Imágenes de HDR de gran calidad. Se han mejorado las opciones para crear imágenes de alto rango dinámico, combinando imágenes de distinta exposición. Lo veremos al final de la unidad 14.
1.3. Iniciando Photoshop
 
Para arrancar Photoshop, una vez instalado haz doble clic sobre su icono en el escritorio. En el caso de que no tuvieses un acceso directo, puedes acceder al programa a través del menú Inicio → Todos los programas  Adobe Photoshop CS4. O escribiendo Photoshop en la caja de búsqueda.
Una vez lanzada la aplicación, Photoshop comenzará a cargar sus plug-ins, fuentes, pinceles, herramientas y menús. Este proceso puede tardar un poco, sobre todo en ordenadores más lentos y con poca memoria RAM (memoria que se utiliza para ejecutar aplicaciones y guardar documentos mientras se trabaja con ellos). Pero una vez cargado, el programa estará listo para empezar a trabajar.
 

Ahora aprenderemos unas cuantas funciones y conceptos básicos para poder seguir el resto del curso.
Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (II)
1.4. Abrir una imagen
Para comenzar a editar una imagen, lo primero que tendremos que hacer será abrirla con Photoshop.
Vamos a ver los pasos a seguir para abrir un archivo desde Photoshop:
Una vez arrancado el programa, haz clic en Archivo en la barra de menú.

Se desplegará una lista como esta:

Para abrir una imagen deberás hacer clic en Abrir. y se abrirá un cuadro de diálogo.

Llegados a este punto, lo que deberás hacer es navegar por las carpetas hasta encontrar el archivo deseado. Cuando lo tengas seleccionado, haz clic en Abrir y la imagen se abrirá en una ventana dentro del programa.
También existe una forma más rápida, que es arrastrar la imagen desde una ventana del Explorador de Windows directamente al área de trabajo de Photoshop.
O incluso desde el Explorador de Windows, encontramos la opción Abrir con → Adobe Photoshop CS5 en el menú contextual de la imagen.

 
 Puedes abrir simultáneamente tantas imágenes como tu ordenador soporte, pero ten en cuenta que cuantos más recursos consumas más lento irá el programa.
 
Una de las características que se añadió en las versiones CS Photoshop es Adobe Bridge. Puedes abrirlo haciendo clic en Archivo → Buscar en Bridge o desde el icono  sobre la barra de menú.

Adobe Bridge te permite navegar por tus carpetas y organizar tus imágenes de forma más eficiente, pudiendo añadir información sobre la imagen (llamada metadatos) como su autor, una breve descripción o incluso darle un título, además de otro tipo de datos técnicos y sobre derechos de autor.
Además, te permite acceder directamente a muchas de las opciones de Photoshop, por ejemplo desde el menú contextual de la imagen.

 
 Si quieres saber más sobre Adobe Bridge visita el tema avanzado de Exploración de archivos .
En la última versión, se ha añadido Mini Bridge, que nos permite explorar archivos directamente desde un panel.
Resulta especialmente útil si vamos
Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (III)
 
Al abrir una imagen directamente, nos encontraremos con que no podemos editarla, ya que la capa que hace de fondo está bloqueada. Si abres la ventana Capa, verás algo así:

Aunque esto lo veremos más adelante, de momento diremos que para poder editar este fondo, hay que convertirlo a una capa. Para ello, basta con hacer doble clic sobre Fondo en el panel. Aparecerá un cuadro de diálogo con opciones. Aceptamos las opciones por defecto. Ahora, ya puedes editar la imagen.
1.5. Guardar una imagen
Es importante diferenciar, primero, los dos estados de trabajo en los que se puede encontrar una imagen:
  • Una imagen puede estar en proceso, y no estar todavía acabada. Bien porque queremos grabar en determinado momento para no perder los cambios realizados, o porque deseamos terminar la sesión de trabajo y continuar más adelante.
  • O una imagen puede encontrarse terminada y lista para publicar, imprimir o almacenar.
Por tanto, si la imagen puede encontrarse en dos estados de trabajos, guardaremos nuestros archivos de formas diferentes.
En ambos casos el procedimiento inicial es el mismo, haremos clic en Archivo y luego en Guardar Como.

Aparecerá el siguiente cuadro de diálogo:

Seguidamente navegaremos por las carpetas hasta encontrar el lugar donde queremos guardar el archivo.a ir necesitando imágenes de una misma carpeta.
Para abrir Mini Bridge, puedes usar su icono  sobre la barra de menús.
Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (IV)
Ahora es cuando debemos elegir una de las dos opciones:
a) Guardar Imágenes inacabadas o en proceso.
Si todavía no hemos alcanzado el estado final de la imagen y queremos guardar el trabajo que hemos hecho, nos gustaría que la imagen permaneciese exactamente en el estado en el que se encuentra, manteniendo las capas, transparencias y objetos tal y como están para poder seguir trabajando con ellos después.
Entonces deberemos decirle al programa que el tipo de archivo que queremos crear al guardar la imagen sea de tipo Photoshop (.PSD o .PDD). Este tipo de archivo ocupa mucho espacio, pero es debido a que guarda gran cantidad de información sobre el estado en el que se encuentra nuestra composición.
Así que haremos clic sobre la lista desplegable de Tipo y seleccionaremos Photoshop.

.PSD y .PDD no son archivos de imagen, son archivos de trabajo propios de Photoshop y por tanto sólo podrá utilizarse con este programa.
b) Guardar imágenes terminadas para su posterior almacenamiento, publicación o impresión.
En este caso, nuestra imagen ya ha alcanzado su estado final, hemos trabajado con la imagen y queremos finalizar su proceso.
Pues bien, ahora lo que haremos será guardar la imagen como un archivo de imagen para que pueda ser utilizada más tarde como mejor nos interese. Para ello haremos clic en la lista desplegable de Tipo y seleccionaremos el formato de imagen digital que queremos darle a nuestra imagen.

JPGGIF y PNG son los formatos más comunes. El primero, está pensado para imágenes con muchos colores, como fotografías, para las cuales se obtiene mejor calidad en menor tamaño que otros formatos. El segundo, GIF, esta ideado para gráficos, imágenes con pocos colores (un máximo de 256) y áreas de color uniforme. Por lo general, un archivo GIF es muy ligero, ya demás permite transparencias y animaciones. PNG tiene varias versiones: PNG 8 puede usarse como los GIF, y PNG 24 está especialmente diseñado para gráficos con degradados y transparencias de distinta intensidad.. Eligiendo el formato adecuado, obtendremos la mejor relación calidad - tamaño.
Si no conoces los diferentes formatos visita el tema básico de formatos. 
Ten en cuenta que en el momento en el que guardes la composición en cualquiera de estos formatos de imagen, todos los objetos, capas y transparencias se acoplarán creando una imagen plana, y, por tanto, no podrás volver a manipular la imagen desde el estado de trabajo en el que se encontraba antes de grabar.
Si quieres evitar esto, guarda una versión de trabajo (en .PSD) de tus composiciones finalizadas para poder hacer pequeños retoques o añadidos en cualquier momento.
Una vez escogido el tipo de archivo que queremos crear (de trabajo o de archivo), haremos clic en Guardar.
Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (V)
Ahora veremos los pasos que debemos seguir para guardar un archivo según el tipo escogido.
a) Si guardaste el archivo en formato PSD, no encontrarás ningún otro problema.
El archivo se creará en el directorio escogido y con el nombre que le diste, y cuando quieras volver a él sólo tendrás que hacer doble clic sobre su icono o acceder a él mediante el menú Archivo → Abrir.
b) Si guardaste el archivo en formato JPG, se te presentará el siguiente cuadro de diálogo:

Desde aquí podrás configurar diferentes opciones de la imagen al guardarla. Observa el apartado de Calidad, puedes elegir entre calidad bajamediaalta y máxima. Si escoges una calidad alta el archivo de salida tendrá un tamaño mayor, mientras que si reduces la calidad ganarás en espacio en disco.
Otra opción que se te presenta es escoger el tipo de formato JPG en el que quieres comprimir el archivo, podrás escoger entre tres tipos diferentes. Observa que al pie de la ventana hay unas cifras en Kilobytes (unidad de medida del espacio que ocupa en memoria un archivo), si cambias entre los tipos de formato (o la calidad de salida) verás como el tamaño final del archivo varía.
En principio, que cambies el tipo de formato no alterará demasiado el tamaño del archivo final, pero puedes asegurarte seleccionándolos y escogiendo el que más se ajuste a tus expectativas.
En cualquier momento podrás ver cómo afecta la compresión a la imagen activando la casilla de Previsualizar, cualquier cambio de tono o color se reflejará en la ventana de imagen, y podrás ver antes de guardar el aspecto final de tu composición.
Otro punto interesante es la opción de Mate. Desde su lista desplegable podrás seleccionar el color en el que quieres que se muestren las transparencias, si la imagen las tuviese, ya que el formato JPG no es capaz de mostrar espacios trasparentes.
Pero veremos las transparencias más adelante, de momento sigamos con el siguiente formato.
Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (VI)
c) Si guardaste el archivo en formato GIF, el siguiente cuadro de diálogo se mostrará al hacer clic en Guardar:

En este paso deberás determinar cómo se va a guardar el archivo de imagen GIF.
Como ya dijimos anteriormente, el formato GIF sólo es capaz de almacenar 256 colores como máximo, por lo que en esta ventana tendremos que decidir que colores deberá almacenar y que otros despreciar (en el caso de que nuestra imagen tuviese más de 256 colores).
En la primera lista desplegable, Paleta, seleccionaremos el conjunto de colores de salida queremos que contenga la imagen. La opción Local (Selectiva), es la predeterminada, e intenta ajustar la paleta de colores final a los colores contenidos en la imagen, despreciando algunos medios tonos para conseguir un número de colores final que se ciña a las propiedades del formato.
Esta es la opción más recomendable casi siempre, a no ser que consideres despreciables otros colores que Photoshop en principio descartó.
En el caso de que quisieses crear una paleta personalizada, deberás seleccionar A medida..., y añadir y eliminar colores a través de este cuadro de diálogo:

Otras de las opciones de Paleta son aquellas que harán que los colores de imagen se ajusten a una paleta ya predeterminada (como la paleta del sistema Windows o Macintosh, o los colores de paleta estándares de la web) para optimizar el resultado para un sistema determinado. Estas opciones son adecuadas si la imagen de salida va a ser utilizada únicamente para el visionado en alguno de estos sistemas exclusivamente.
En todo momento, independientemente de la paleta seleccionada, podrás modificar el número total de colores de salida bajo la lista desplegable de Paleta.
También es posible forzar la paleta final a un determinado conjunto de colores (ya sean web, primarios, blanco y negro o una paleta creada por el usuario) esto causará que los colores de la imagen se adapten a la paleta final convirtiendo cada color de la imagen a el color más afín que existiese en la paleta final.
En todos los casos si la casilla de Previsualización permanece activada, podrás ver en la ventana de imagen el resultado final antes de guardarla definitivamente y crear el archivo de salida.
Si la casilla de Transparencia se activa, las trasparencias que contenga la imagen permanecerán trasparentes, mostrándose el fondo de la página donde coloques la imagen. Este es un recurso muy utilizado en la web para crear efectos como éste:

Como GIF es un formato diseñado para el intercambio de imágenes por la red, el efecto entrelazado facilita este proceso reservando el espacio de la imagen en la página para luego descargar la imagen línea a línea, puedes observar este efecto en muchas webs, pues es un recurso muy utilizado para imágenes que ocupan bastante espacio y tardás un poco en cargar.
Para imágenes pequeñas es recomendable no utilizar el entrelazado y así ahorrarnos un poco en el tamaño final del archivo.
Una vez aceptadas todas las opciones, el archivo se habrá guardado en la carpeta que escogiste, y estará listo para imprimir, publicar o almacenar hasta un uso posterior.
 Aprende un modo avanzado para guardar imágenes orientadas al uso en web con el Ejercicio paso a paso Guardar para Web.
Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (VII)
1.6. Abrir un nuevo documento de trabajo
Hasta ahora hemos visto cómo abrir una imagen para tratarla en Photoshop, y a guardarla en cualquiera de los estados en los que se encuentre en cualquier momento. Pero ahora aprenderemos algo más esencial, esto es, crear un documento en blanco desde el que crearemos una imagen a partir de cero, bien sea añadiendo recortes o imágenes completas desde otros archivos o introduciendo objetos propios como texto o formas.
Para ello, y una vez inicializado el programa, haremos clic en Archivo  Nuevo para que aparezca el cuadro de diálogo de Nuevo Documento de Photoshop.

Desde esta ventana vamos a configurar el documento que vamos a crear, definiendo sus características básicas, como son el tamaño, la resolución y el color de fondo.

En principio, si conocemos el tamaño final que queremos que tenga la imagen, podemos definir su tamaño introduciendo la altura y anchura deseadas directamente. Observa que puedes cambiar las unidades con las que se mide el lienzo (el área de la imagen) y medirlas en centímetros, útil para imágenes fotográficas, o en píxeles, más recomendado para imágenes destinadas a la publicación en Internet.
 Un píxel es la unidad más pequeña en la que se puede descomponer una imagen digital, a cada píxel le corresponde un color, y así, píxel a píxel se va formando la imagen total.
Imagina una imagen formada por millones de cuadraditos diminutos. A simple vista la imagen con un zoom real (al 100%) parece normal, pero si aumentamos el zoom podemos ver la imagen cada vez más "cuadriculada". Esto es debido a que al acercarnos cada vez más vamos viendo los píxeles de más cerca.
Si aumentamos el zoom al máximo veremos que la imagen está formada por cuadrados de colores, que en conjunto forman la imagen. Estos cuadrados son los píxeles.

Hay que tener en cuenta que un píxel no tiene un tamaño real (en centímetros). Depende de la resolución de pantalla con la que se muestre. Si tu resolución de pantalla es de 1680x1050 significa que tu pantalla (sea del tamaño que sea) mostrara 1680 píxeles en su anchura y 1050 en su altura. Podemos configurar la pantalla para que muestre muchos más o menos píxeles en el mismo espacio, seleccionando una resolución mayor o menor que dependerá del monitor. Por ejemplo, 1024x768 píxeles o 1920x1200 en una gran pantalla panorámica. El tamaño en centímetros será el mismo, pero se mostrarán más píxeles en un mismo espacio.
Es debido a esto que una imagen parezca más grande en resoluciones más bajas, porque un píxel a 800x600 mide más (en centímetros) que lo que mediría si nuestra configuración fuese más alta. Pensemos que una pantalla de 14" de hace unos años (
Por esto es que una imagen medida en píxeles es más apropiada para la publicación en web. Queremos saber el espacio real que ocupará en pantalla, y no el espacio que tendría si la imprimiésemos.
También es posible que quieras que tu imagen tenga un tamaño estándar ya definido, como podría ser el tamaño de hoja A4 o carta. Si este es tu caso, puedes hacer clic en la lista desplegable de Predefinir y hacer clic sobre el elemento que se ajuste a tus medidas. Photoshop, automáticamente asignará el tamaño al lienzo de la imagen con las medidas que tiene guardadas para cada tipo de documento.
Unidad 1. Introducción a Photoshop CS5 (VIII)
Es necesario comprender también el concepto de resolución, la siguiente característica que trabajaremos.
La resolución de una imagen dice mucho sobre su calidad, nos permite conocer la cantidad de píxeles que podemos encontrar en ella. La resolución se define como el número de píxeles por pulgada (ppp o ppi; 1 pulgada equivale a 2.54 centímetros), y por tanto, si las dimensiones son pequeñas y la resolución alta, tendremos una imagen de buena calidad. Las imágenes de mayor resolución pueden reproducir más detalle y transiciones de color más suaves debido a la densidad de píxeles.
Observa dos imágenes con las mismas dimensiones pero con diferentes resoluciones:

Obviamente si la resolución de una imagen es mayor, su peso (el tamaño de su archivo) será mayor, pues es necesario almacenar más información al haber un mayor número de píxeles.
Ahora que conocemos mejor el concepto de resolución podemos escoger una resolución para nuestra nueva imagen. Por defecto, Photoshop asigna al nuevo documento una resolución de 72ppp, el estándar para imágenes en Internet, ya que es la máxima que se aprecia a través de una pantalla. Pero si lo que pretendes es imprimir la imagen con posterioridad, es aconsejable que utilices una resolución entre 240 y 300ppp.
Otra de las opciones que tenemos será la del Modo de color. De esto sólo diremos que si trabajamos con una imagen destinada a ser visualizada en pantalla utilizaremos el modo RGB (rojo, verde y azul, el sistema que utilizan los monitores), sin embargo si lo que queremos hacer con nuestra imagen es imprimirla deberemos seleccionar el modo CMYK (cian, magenta, amarillo y negro, el sistema en el que las impresoras "dibujan" las imágenes). Esto no quiere decir que no podamos pasar de un modo a otro, o que no podamos imprimir una imagen si elegimos el modo RGB.
Si tienes curiosidad por saber qué son exactamente estos modos, puedes consultar el siguiente avanzado .
Una vez seleccionadas todas las características de nuestro documento elegiremos el color del fondo de la imagen. Si seleccionamos algún modo que no sea transparente, la capa de fondo será inamovible y no se podrán realizar algunas de las características avanzadas de Photoshop. Es recomendable seleccionar un fondo transparente, así surgirán muchas menos complicaciones al trabajar con las capas (como veremos más adelante).
El fondo transparente, en Photoshop, se muestra con un entramado de recuadros blancos y grises. 
Puedes guardar el perfil del documento que estas creando haciendo clic en Guardar valor, así podrás definir el mismo tipo de documento seleccionándolo directamente desde la lista desplegablePredefinir.
Una vez configurado el documento pulsa OK, y una ventana en blanco se abrirá en el espacio de trabajo.
Unidad 2. El entorno de Photoshop CS5 (I)
2.1. El área de trabajo
 
Una vez abierto el programa observaremos diferentes barras y paneles distribuidos en el entorno de trabajo. Abramos una imagen de prueba para que todas las opciones se encuentren disponibles. Recuerda que podemos abrir nuestros archivos a través del menú Archivo  Abrir.
Una vez abierta la imagen, todas las barras y paneles se encuentran activos y el área de trabajo toma esta forma:

Puedes hacer que la disposición de los paneles y barras vuelvan al estado predeterminado haciendo clic en la opción Ventana → Espacio de trabajo:

O directamente desde la barra superior:

Otra de las opciones que se te presentan es seleccionar un espacio de trabajo predefinido, podrás seleccionar entre 3D avanzado, AnálisisAutomatizaciónColor y tonoPintura, etc...
Todos estos tipos de espacio mostrarán unas ventanas u otras (normalmente todas tienen las mismas), y destacarán las opciones de menú más utilizadas para las diferentes tareas. Estos modos son muy útiles para trabajar con más comodidad pues visualmente te será más rápido acceder a una opción de esta forma
Unidad 2. El entorno de Photoshop CS5 (II)
2.2. La barra de menú
La barra en el extremo superior es la Barra de Menú, esta barra aparece en la mayoría de programas por lo que ya debes estar acostumbrado a ella. Desde aquí podrás acceder a diferentes opciones de menú, como por ejemplo abrir un archivo, guardarlo y luego cerrarlo. También podrás acceder a opciones mucho más complejas que iremos viendo a lo largo del curso.

2.3. El panel de herramientas
El panel alargado que vemos en la imagen de la derecha es el Panel de Herramientas, ahí puedes ver en forma de iconos todas las herramientas disponibles en Photoshop.

Este panel tiene dos formas diferentes de presentarse, una es la que puedes ver en la imagen. La otra (predefinida por Photoshop CS4) es exactamente igual pero con todas las herramientas dispuestas en vertical. Para cambiar de visualización sólo tendrás que hacer clic en el botón que aparece en la esquina superior izquierda .
Observa con atención que algunas de ellas tienen un pequeño triángulo en su esquina inferior derecha . Éste es el indicador de grupo de herramientas. Si posicionas el cursor sobre alguno de estos iconos y mantienes pulsado un instante el botón del ratón (o pulsas el botón derecho), se desplegará la lista de herramientas pertenecientes al grupo.
Por ejemplo, si desplegamos el menú del icono pincel se desplegará la lista de herramientas de dibujo.

Como ves, dentro del grupo de herramientas de dibujo podemos encontrar el Pincel, el Lápiz y la Herramienta Sustitución de color. La letra que aparece a la derecha del nombre de la herramienta nos informa del método abreviado de teclado para acceder a la herramienta activa de este grupo. La herramienta activa se encuentra siempre marcada por un cuadrado negro a la izquierda del icono.
En el panel de herramientas podemos encontrar también los selectores de color , en Photoshop trabajaremos siempre con dos colores activos, que pueden ser totalmente configurados por el usuario. El color situado al frente será el color Frontal, la mayoría de las herramientas lo tomarán como color de trabajo. El que se encuentra detrás es elcolor de Fondo, podemos establecer este color como el color del fondo del documento, de esta forma podemos utilizar herramientas que pinten con el color de fondo y así imitar de alguna forma el borrado de píxeles.


El recuadro que se encuentra al frente muestra el color que estamos utilizando, en cualquier momento podemos hacer clic sobre el icono de doble flecha  e intercambiaremos los colores de los recuadros entre sí, haciendo que el color que se encontraba en el recuadro del fondo pase al frente y, por lo tanto, nuestras herramientas usarán ese color como predeterminado.
 Observa que en cualquier momento puedes hacer clic sobre el icono  para restablecer los colores activos a negro y blanco (los iniciales de Photoshop).
Para seleccionar un color haz clic sobre uno de los recuadros y se abrirá el cuadro de diálogo Selector de color. Una vez aquí podrás elegir un color de entre toda la paleta que Photoshop te ofrece.

Al seleccionar un color puede que te aparezcan unos iconos como estos:



El icono  advierte al usuario que el color seleccionado se halla fuera de la paleta de impresión, y es posible que cuando quieras imprimir la imagen, este color no se corresponda exactamente con el que escogiste y se muestre con un tono diferente.
Lo mismo ocurre con el icono de incompatibilidad web , si creas una imagen que contenga un color no compatible con los estándares web es muy probable que se muestre de diferentes formas según el navegador y el sistema operativo utilizado.
 Durante el curso iremos viendo una por una las herramientas de este panel, aunque debido a la extensión que eso supondría dejaremos algunas de lado por tratarse de herramientas avanzadas o de escasa utilidad para el usuario novel.
Aun así, mostraremos un listado de las herramientas que pasaremos por alto y una breve explicación de su funcionalidad:

Este grupo de herramientas se utiliza para crear trazados.
Los trazados se utilizan para crear formas vectoriales (líneas y curvas definidas matemáticamente). Estas formas son independientes a la resolución y pueden redimensionarse sin problemas.


La primera opción, la herramienta Cuentagotas, toma muestras de color de cualquier parte del lienzo
La herramienta Muestra de color toma hasta como máximo 4 muestras de color del lienzo para mostrar sus propiedades en la paleta de Información(junto al Navegador).
La herramienta Regla, mide la distancia entre dos puntos dados mostrándose el resultado, también, en la paleta Información.
La herramienta Nota, nos permite crear una nota, como un post-it, en el Área de trabajo.
Finalmente, la herramienta Recuento permite colocar sobre el lienzo marcas que te ayudarán a contar elementos en el área de trabajo. Esta herramienta añadirá literales con un número que se irá incrementando automáticamente.
Unidad 2. El entorno de Photoshop CS5 (III)
2.4. La barra de opciones de herramientas
En la parte superior de la ventana y bajo la barra de menú encontramos la barra de Opciones de Herramientas, el contenido de esta barra cambiará según la herramienta que tengamos seleccionada. A medida que avancemos y aprendamos nuevas herramientas iremos viendo cómo utilizar esta barra y sus opciones.

De momento diremos que desde aquí podemos cambiar aspectos de la herramienta como su tamaño, su opacidad, etc. Cada vez que hagas un cambio en la herramienta, éste se mantendrá para que cuando vuelvas a seleccionarla su estado sea el mismo que era cuando la utilizaste por última vez. Si en algún momento quieres restaurar la herramienta a su estado original, deberás hacer clic con el botón derecho del ratón sobre la imagen de la herramienta en la barra de opciones de herramienta y seleccionar Restaurar Herramienta.

 La opción Restaurar Todas volvería todas las herramientas a su estado original.
2.5. La barra de estado
La barra que se encuentra al pie del espacio de trabajo se llama Barra de Estado.
Como podrás observar, a la izquierda del todo encontraremos un porcentaje, este número es el zoom aplicado a la imagen abierta.

Por defecto Photoshop intenta ajustar la imagen al tamaño del área de trabajo, si ésta es muy pequeña o la imagen es demasiado grande, Photoshop reducirá el zoom para poder mostrar la imagen completa en pantalla.
 Recuerda que el zoom no afecta al tamaño de la imagen, sino a la vista. Aunque reduzcamos o ampliemos el zoom para ver con mayor claridad la imagen, las dimensiones de ésta siguen siendo las mismas.
Entonces, ya que el porcentaje que se muestra en la barra de estado indica el nivel de zoom que estamos aplicando, podemos hacer clic sobre este porcentaje y modificarlo, introduciendo un número diferente y pulsando la tecla Enter . Verás como cambia el zoom de la imagen.
 
La información que se muestra a continuación se refiere al documento sobre el que estamos trabajando.
Haciendo clic en la flecha negra podemos seleccionar qué información mostrar:

Selecciona una de estas opciones para visualizarlas mientras trabajas en el documento.
 
Haciendo clic sobre ella, podemos obtener información rápida sobre la imagen:

Unidad 2. El entorno de Photoshop CS5 (IV)
2.6. La ventana Navegador
 
También es posible, y más cómodo, utilizar la ventana de Navegador. En principio, la encontrarás minimizada a la derecha del área de trabajo, haz clic sobre Navegador y se mostrará una miniatura de la imagen con la que estamos trabajando.

Si no se encontrase visible puedes activarla desde el menú Ventana → Navegador en la barra de menú.

El navegador, como ya hemos dicho, muestra una miniatura de la imagen activa. Permite modificar la vista de la imagen acercándola y alejándola mediante este control: .
Observa que si se mueve el control hacia la derecha el zoom aumenta, haciendo que la imagen se vea más grande (o desde más cerca). Si, por el contrario, desplazamos el marcador hacia la izquierda, veremos la imagen cada vez más pequeña (o desde más lejos), porque el zoom disminuye.
Fíjate que en la miniatura aparece un recuadro con el borde rojo , este recuadro te ayudará a navegar por la imagen cuando el zoom sea demasiado grande y veas sólo una parte de la imagen. Haciendo clic sobre la miniatura puedes desplazar el recuadro y mostrar en la ventana el área contenida por éste.
 
Otra forma de desplazar la vista de la imagen sería usando la herramienta Mano , en el Panel de Herramientas:
Esta herramienta te permite desplazar la vista de la imagen. Los pasos a seguir para utilizarla son los siguientes:
Haz clic en la herramienta Mover para activarla.Desplaza el puntero hasta la imagen y haz clic sobre ella. Verás que la forma del puntero cambia.Sin soltar el botón del ratón, arrastra la vista de la imagen hasta llegar al punto deseado.Si quieres aprender otras forma de desplazar la ventana mientras estás trabajando, echa un vistazo a este avanzado .
2.7. La ventana Información
Otra ventana que nos será de mucha ayuda es la de Información.
Puedes acceder a ella haciendo clic en el panel de la derecha sobre su nombre (junto a la de Navegador), desde el menú Ventana → Información o pulsando la tecla F8.

En ella encontrarás información el color sobre el que está situado el puntero en RGB y CMYK, además de las coordenadas de su posición.
 
La ayuda más útil que nos proporcionará será aquella relativa a la herramienta seleccionada y las funcionalidades adicionales que puedes conseguir mediante la combinación del teclado y el ratón.
Por ejemplo, si seleccionamos la herramienta Pincel  podremos leer esto en la ventana de Información:

Si mantenemos pulsada la tecla Shift  verás como el mensaje de la barra de estado cambia para mostrar lo siguiente:

En combinación con la herramienta Pincel, la tecla Shift actúa de forma que podemos pintar líneas rectas con un simple clic.
Iremos viendo las diferentes opciones a medida que vayamos aprendiendo más sobre las herramientas.
Unidad 2. El entorno de Photoshop CS5 (V)
2.8. La ventana Color
Otra ventana interesante es la de Color, generalmente bajo el grupo de Navegador. Puedes acceder a ella a través del menú Ventana → Color, o pulsando la tecla F6.
Desde aquí puedes seleccionar colores de una forma más rápida que desde el cuadro de diálogo de selección de color. Desplazando los controles a izquierda y derecha deberás encontrar la proporción exacta de rojo, azul y verde para formar el color que estas buscando.

Si escogieses colores no compatibles, se mostrarían los mismos iconos que vimos en el selector de color.
Existen otras formas de ver este panel, dependiendo la forma en que queramos representar el color. Por ejemplo, con controles CMYK:

 
Como ves, esta ventana consta de tres pestañas, la primera, Color, ya sabemos para qué sirve, las otras dos son muy sencillas.
La pestaña Muestras ofrece diferentes colores guardados en el sistema, y desde los botones  y  puedes agregar y eliminar muestras para crear una paleta personalizada y cambiar de colores rápidamente.

La pestaña Estilos contiene diferentes estilos de relleno o texturas que podrás utilizar en tus composiciones. Más adelante veremos cómo utilizarlos y cómo crear nuestros propios estilos.

Recuerda: En algún momento, puedes encontrar estas ventanas agrupadas de forma diferente, ya que el espacio de trabajo es muy personalizable.
2.9. La ventana Historia
Otra ventana que utilizaremos será la ventana de Historia, accesible desde el menú Ventana  Historia.

Esta ventana consta de dos pestañas. La primera, Historia, muestra por orden cronológico las acciones realizadas sobre una imagen, donde las posiciones al pie de la lista son más recientes que las situadas al principio.
El control de desplazamiento  indica la última acción visible realizada. Puedes deshacer un número indefinido de acciones desplazando el control o haciendo clic sobre la última acción que quieras que permanezca activa.
En Photoshop el comando Edición → Deshacer (Ctrl+Z) actúa de forma diferente que en otros programas. Mediante este comando únicamente puedes deshacer la última acción realizada. Si lo que quieres es deshacer varios cambios deberás utilizar la orden Edición  Paso Atrás (Ctrl+Alt+Z) y ejecutar el comando hasta haber deshecho las acciones deseadas.

Insistimos, en que Photoshop es distinto a la mayoría de programas en esto: Mientras que en otros programas podemos "ir hacia atrás" pulsando Ctrl + Z repetidamente, en Photoshop, la segunda vez que deshagamos, desharemos el deshacer, es decir, volveremos a tener la imagen como antes de deshacer la primera vez. Por eso tenemos la opción Paso atrás.
Observa que el comando Paso Atrás actúa de la misma forma que si deshiciésemos acciones desde la ventana de Historia, por lo que a veces es recomendable usar la ventana para tener una vista de las acciones realizadas más completa.
El comando Edición → Paso Adelante actúa de forma contraria a Paso Atrás, rehaciendo una a una las acciones guardadas en el historial.

Un uso útil de esta herramienta es el siguiente: Si deshacemos muchas acciones con Paso atrás, pero queremos rehacer la última, pulsamos Paso adelante. Si en vez de eso empelamosDeshacer, deshacemos todos los Pasos atrás.
En la ventana Historia podemos encontrar tres botones. El botón eliminar  borrará del historial todas las acciones comprendidas entre la acción seleccionada y la última realizada, dejando la imagen y el historial en la forma en la que se encontraban justo antes de la acción seleccionada.
 El botón Crear instantánea nueva  es muy útil, pues guarda una instantánea del estado de la imagen en un punto determinado, permitiendo volver a ella en cualquier momento, incluso habiendo realizado diferentes acciones después.
 También encontramos el botón Crear un documento nuevo desde el estado actual , que genera un nuevo archivo con el estado en el que se encuentre la imagen, así podrás seguir manipulándola manteniendo una copia de la imagen intacta en segundo plano.
En esta misma ventana encontramos también la pestaña Acciones, que ofrece la posibilidad de lanzar un conjunto de acciones mecanizadas predefinidas con anterioridad. En principio, el conjunto de acciones disponibles son las predeterminadas por Photoshop, aunque existe la posibilidad de crear acciones propias mediante el botón de Grabar Acción de la ventana.

 
 
Practiquemos un poco el manejo de todas estas ventanas en el Ejercicio Personalizar el Área de Ventanas.


Bueno chicos, hasta aquí la parte 1 del curso, me podrán decir que es copy/paste, pero taringa necesita de inteligencia colectiva y menos crap (como el que yo hago). Mañana parte 2. (AULACLIC ES CHEVERE !).
+1
0
0
0No comments yet