Popular channels

Dejar de Fumar Marihuana (Porros)







Una gran parte de la población adicta o no adicta a cualquier substancia tiene una creencia errónea sobre esta y de la magnitud de sus transcendentes problemas tanto físico contextuales como psíquicos. Uno de los errores más comunes es diferenciar a ciencia cierta un adicto de una persona no adicta. Los criterios más comunes y erróneos que utilizamos para describir una persona adicta son los siguientes:

  • La frecuencia en que consume: Llegamos a autoengañarnos hablando en primera persona de la manera siguiente: si fuera un adicto consumiría todos los días… consumo de vez en cuando… consumo cuando tengo dinero, i así miles de ejemplos los cuales no justifican una persona que no padece una patología adicta.
  • La cantidad que se consume: Más ejemplos de autoengaño del cual hablaremos más adelante, los cuales no determinan que una persona es sana (patológicamente hablando): yo fumo 1 porro semanal, a quien le va hacer daño eso?
  • Todo esto sin olvidarse por supuesto en caso de fumar porros diarios el gasto económico que acompañaría.

Criterios para determinar una adicción a la marihuana




No es tanto la cantidad ni la frecuencia sino el cómo afecta a cada individuo tanto a nivel psíquico, físico o globalmente en la vida o la “persona” de cada ser. Para usar términos más familiares, una adicción se constituye cuando la droga afecta en la vida del individuo negativamente y aun así se sigue consumiendo. Se ha podido ver incluso demostrar el que es una adicción, pero vayamos a centrarnos en el ¿para qué? se está usando la sustancia, para poder verificar si estamos dentro de una adicción. Si usamos la sustancia para tapar/evadir o mitigar un sentimiento o emoción que nos causa malestar, damas y caballeros estamos dentro de una adicción.

Etapas de un proceso de adicción


  • Luna de miel. Una gran mayoría de las personas que consumen o bien han consumido cannabis, recuerdan perfectamente la edad en la que fumaron su primer “porro”.
  • Traición / Ruina. La droga que tan buen servicio nos ha prestado se nos vuelve a nuestra contra, significando un caos organizativo, estructural y sensible en nuestras vidas.
  • Apresados Tras la ambivalencia entre dejar de consumir canutos o bien continuar consumiendo canutos solo nos queda la voluntad de apreciar dejarlo y no poder, todavía caemos más en su laberinto.


Rasgos de personalidad


Sentimientos de vergüenza, autocrítica inexorable, impotencia, autoengaño, extremista (blanco/negro), obsesión con uno mismo, vacío interior, excesiva busca de aprobación, sentimientos de culpa, tensión interior, dependencia sensible, miedo a aceptar peligros o bien responsabilidades, aceptar un rol de víctima, complejidad para sentir placer, son ciertos rasgos más significativos de una nosología adepta, sin embargo eso no significa que caiga en adicción.

Poner límites es fundamental para tener éxito


Podemos aprender a nivel teorético que tras firmar o bien establecer una restricción, hay que proseguir la máxima siguiente: “lo que siente el otro en consecuencia del marcaje impuesto es solo cosa suya”. No nos ha de tocar ni afectar puesto que un límite con solidez construida, es un límite que no se diluye en el tiempo. Una forma, a nuestro parecer, resguardar los límites propios a fin de que tengan resonancia tanto en tu persona como en cualquier situación sería positivar constructivamente los aspectos que reaccionan en tal límite. Por servirnos de un ejemplo, el respeto hacia uno mismo, la no invasión hacia la esencia personal, no entregar una calada a un “porro”, etcétera

DA EL PRIMER PASO E INFORMATE CORRECTAMENTE VISITANDO LA WEB DEL AUTOR: CICK AQUI




0
0
0
0No comments yet