Canales populares
  1. Hazlo tu mismo
  2. »
  3. Tutoriales

El mejor truco casero para limpiar tu colchón en profundidad



Seguro que eres una persona limpia y ordenada, de esas que tiran el cepillo de dientes cada 3 meses, barre detrás de los muebles y cambias las sábanas cada semana. Pero, ¿hace cuánto que no limpias tu colchón?

A pesar de su uso diario, el colchón es el gran olvidado en toda limpieza doméstica. Acostumbrados a cambiar las sábanas, creemos que este gesto es suficiente para mantener una correcta higiene, sin embargo existe toda una microfauna viviendo en él.

Aunque mantener una correcta ventilación del dormitorio es fundamental para frenar la proliferación de ácaros en nuestra cama, se recomienda realizar una limpieza profunda del colchón cada 6 meses.

Es un proceso muy sencillo, poco trabajoso y relativamente rápido, que puede completarse en menos de una hora. A cambio de este pequeño esfuerzo, mejoraremos nuestra salud y descanso diario.


Cómo limpiar y desodorizar tu colchón

Para limpiar y desodorizar nuestro colchón necesitaremos:



Un paquete grande de bicarbonato sódico.



Detergente para lavadoras



Un cazo medidor



Una cucharilla



Un tazón o tupper pequeño.



Un estropajo con esponja.



Un cepillo de dientes viejo.



Un tenedor para mezclar.



Una toalla seca.



Y una aspirador con el accesorio para tapicerías o suelo limpio.



Instrucciones:

Retiramos el cubre colchón y lavamos en la lavadora. Si tenemos algún tapete de viscoelástica o similar, lo sacamos al exterior para airear y lo golpeamos para que libere polvo y suciedad.



Inspeccionamos nuestro colchón en busca de manchas o agujeros.



Para eliminar las manchas, mezclamos en un tazón pequeño…



…media taza de detergente para lavadoras y dos cucharaditas de agua.



Usando el tenedor mezclamos enérgicamente hasta conseguir que haga espuma.



Con la esponja del estropajo aplicamos la mezcla sobre las manchas.



Y frotamos con el cepillo de dientes en sentido circular.



Después, usando la toalla seca, absorbemos la humedad.



Cuando las zonas de limpieza estén secas, espolvoreamos una generosa capa de bicarbonato de sodio sobre el colchón.



Esperamos 30 minutos para que el bicarbonato higienice y absorba los olores del tejido.



Tras la espera, usaremos el aspirador para retirar el polvo de bicarbonato.



Pon especial atención en las costuras.



¡Y listo! Disfruta de un colchón fresco y limpio para asegurar un magnífico descanso.


0No hay comentarios