Check the new version here

Popular channels

Espejo rústico, hecho con varillas de alambrado (propio)

Buenas tardes, me copé colgando las cosas que hago en madera y ahora es el turno del espejo que refleja mi hermosa imagen cuando voy a salir, o cuando simplemente quiero alucinar con mi belleza.
Éstas fotos son del 2010, todavía vivía con mi vieja. Creo que es mi última obra carpinteril antes de irme a vivir con mi señora (concubina, pero suena feo).



Ingredientes para hacer el espejo rústico



* 4 Varillas, cuanto más viejas y ajeadas (no sé si éste término existe), mejor.

* Algún que otro tornillo para madera.
* Cola de carpintero.
* Un espejo.
* MUCHO AMOR, pero mucho.

El primer paso es sacarle toda la roña a la madera, cepillando en lo posible con agua bien caliente.





Así van quedando cuando se despojan de esa tierra y mugre de años.








Como había un par de maderas torcidas tuve que fabricarme éste aparejo. Una especie de "prensa" para enderezarlas. Con varilla roscada, tuercas y dos tirantes gruesos. Telgopor en uno de los lados para cuidar los dibujos que trae la madera.



Éste era el procedimiento, mojar bien la madera con agua bien caliente y después a la prensa.
Cachinga Nananga Padel, siempre firme junto al pueblo.








Luego de enderezar las que estaban torcidas, con una sierra y muuuucha paciencia empezamos a calar las varillas, haciéndoles las "muescas" para encastrarlas entre sí y formar el cuadro.


Vamos calando y probando.






Ésta es la forma que le voy dando.
Es muy importante tomarse con paciencia el trabajo de cortarlas, porque es quebracho, con muchos años a la intemperie. Una madera muy dura que ante cualquier cosa se raja, se parte. Es una madera para tratar con amor.




Y bueno, acá pasó lo que les decía. Al cortar la madera queda más fina, más débil, alguna mala fuerza y chau.


Aquí vemos la herida.


Por suerte todo tiene solución, encolamos bien las dos partes, unimos y esperamos.








Luego encolamos bien las uniones y encastramos una varilla con otra, por las "muescas" que fuimos dejando.


Después de encolar y unir, colocamos las prensas y lo dejamos secar.
Creo que lo dejé como una semana, por seguridad.




Ya con las uniones secas, bien firme.






He aquí el espejo que tendrá el privilegio de reflejar mi cara.




Bueno, ahora nos toca darle a la lijadora, del lado que no se va a ver, o sea donde la madera toca el espejo.
Lo que hacemos acá es emparejar lo máximo posible la superficie, para que al apoyar el espejo quede bien plano, y no quede la madera haciéndole fuerza al vidrio. 


Vamos lijando y probando, lijando y probando, hasta que veamos que el espejo apoya bien en todos los lados.





Empezamos a pintar las maderas con Cetol, varias manitos.


De un lado y del otro.






Así va quedando.




Empezamos a poner las chapitas que sostienen el espejo.


UN CONSEJO IMPORTANTE!!!
Si van a clavar o atornillar algo en éste tipo de maderas, siempre háganle un agujerito con una mecha muy finita, para ayudar. Si no lo hacen hay muchas posibilidades de partir la madera, por lo que les comenté antes.


Así era mi anatomía hace 4 años.








Y ahora lo tengo en mi casa, en éste pasillo.
Es una masa éste espejo, y como el vino, con el tiempo parece estar mejor.
Averigüé cuánto sale un espejo de ese tamaño, hecho con varillas, y me dieron ganas de conseguir un acoplado lleno de varillas y hacer para vender. Te sacan un ojo de la cara en cualquier negocio, y como nosotros somos de la onda rústica, nos encantó.


Una masa, o no?




Eso es todo por el momento, amigos.

Seguramente mi próxima publicación será la pala pizzera, o la lámpara de pie con varilla, o la chapa para cocinar a la chapa, el pie para micrófono, o el filtro antipop casero, o no séeeeeeeeeeeeee. Tengo 4 o 5 proyectos por la mitad. Termino alguno y lo posteo.

Anímense a fabricar sus propios muebles..  

  

Si yo puedo, ustedes también pueden.  
Un abrazo a todos 


Si te copan las cosas hechas en madera, seguime lince.
0No comments yet