Check the new version here

Popular channels

Hacé trampa en la prueba!


 'Un par' de formas de hacerle un  ¡ IN YO FACE !  a tu examen de mierd4:

 Bueno acá les dejo un par de trucos para burlarse en la cara de la prueba ó las pruebas que vienen, también como una ayudita a aquellos que están en apuros, debido a que ya comienza a terminarse el año.
 El post es un poco larguito, pero bueh.. ¡por lo menos tomate el tiempo para planear estos 'atajos' vago de porquería!




Hacer trampa es deshonesto, igual que mentir o robar. Si decides hacer trampa, debes estar preparado para asumir las consecuencias si te descubren. Con esa advertencia previa, en este artículo encontrarás varias maneras de hacer trampa.

[Método 1 de 24: Método del libro en la versión del profesor]
1. Si tu maestro usa pruebas de un libro de texto, puedes comprar en línea la versión para profesores, que contiene las respuestas a los ejercicios no sólo de práctica sino también de los de examen. Asegúrate de que sea el libro correcto, sin embargo; te costará entre 15 y 30 dólares.
 *Hay libros que usan un manual adjunto con las soluciones a los exámenes en lugar de una edición para profesores; se pueden comprar de la misma manera, aunque son más difíciles de conseguir.
 *Si el libro es caro, puedes conseguir a varios compañeros de confianza para que cooperan, y encargarte de que todos reciban una copia de las soluciones para los ejercicios de cada tema cuando el examen se aproxime. Tal vez tengas que sobornar a un hermano o primo mayor si se necesita usar una tarjeta de crédito para comprar el libro en línea.
2. Mantén el libro en un muy buen escondite. El casillero de tu escuela podría ser revisado por profesores, así que es mejor conservarlos en un sitio seguro dentro de tu casa.
3.Aprende de memoria las respuestas cuando sea posible; es muy complicado sacar las copias mientras presentas el examen.

[Método 2 de 24: Método de la etiqueta de soda]
1. Despega la etiqueta de una botella llena de soda.
2. Escanea la etiqueta para transferirla a un programa de edición de imágenes como Photoshop.
3. Borra los campos de información nutrimental y sustitúyelos con la información que necesitas.
4. Imprime la nueva etiqueta en un papel similar y pégala a la botella.
5. Lleva contigo la botella al examen y colócala en una posición que te permita ver el texto que necesites; pero no la observes fijamente por mucho tiempo o levantarás sospechas.

[Método 3 de 24: Método de autocalificarse]
1. No entregues tu examen, o da sólo una hoja de papel en blanco al final de la sesión. Ten en cuenta que quizá no funcione si el maestro recoge personalmente los exámenes en lugar que los alumnos los apilen en su escritorio.
2. Cuando el maestro recoja los exámenes calificados, echa un vistazo al de un compañero y toma notas para después escribir las respuestas correctas en tu examen en blanco; para calificarte, usa una pluma de color y tinta parecidos a la que usa el maestro. Recuerda no ponerte una calificación demasiado buena para que resulte creíble.
3. Espera a que el maestro te aborde para preguntarte sobre la razón de no haber entregado el examen, o a que tu boleta de calificaciones se publique y tú debas reclamar por tener una calificación “inexplicable”. La idea es que actúes sorprendido y finjas que no te habías dado cuenta del problema: a ti te entregaron el examen calificado junto a los demás alumnos.
4. Enséñale al maestro tu examen calificado, y muéstrate confuso todo el tiempo, sin entender por qué tu calificación no se registró con la de los demás.

[Método 4 de 24: Método sólo para chicas]
1. Escribe notas en una toalla sanitaria. Si necesitas más apuntes escríbelos en una toalla de repuesto que lleves guardada contigo. Deberás usar la toalla inicial, así que es importante que no estés menstruando realmente.
2. Pide permiso para salir al baño; si te lo niegan, di sutilmente que necesitas cambiarte la toalla. Si es un examen importante, alguien te escoltará al baño, pero no habrá problemas si en realidad llevas tus toallas y las cambias.
3. Ve al baño y consulta tus apuntes. Memoriza las notas de la primera toalla antes de tirarla a la basura; después memoriza las de la segunda toalla antes de usarla. Sal del baño como si nada hubiera pasado.

[Método 5 de 24: Método del depósito de agua en el retrete]
1. Ve al baño y elige un retrete; asegúrate de poder recordarlo.
2. Enciérrate en ese cubículo, levanta la tapa del depósito de agua y aprovecha el espacio que no está cubierto de agua para pegar tus notas con cinta adhesiva, o guárdalas dentro de una bolsa hermética.
3. Pide ir al baño en algún punto del examen, preferiblemente cuando ya sólo te falten las respuestas en que tienes duda. No importa que alguien te escolte porque podrás cerrar la puerta del retrete.
4. Levanta la tapa del depósito sin hacer ruido y consulta tus notas. Recuerda jalar la cadena cuando termines; termina tu examen y regresa más tarde al retrete para destruir la evidencia.

[Método 6 de 24: Método del ideograma]
1. Inventa ideogramas que representen palabras. Por ejemplo, la palabra “Hipocondria” podría transformase en ...un dibujo de un hipopótamo(hipo); un cono de helado (con); una ninfa del bosque, sólo si sabes que se llama dríada (dria). Al unir los tres dibujos obtienes la respuesta: (hipo) (con) (dria). No importa lo complicado del dibujo si tú lo entiendes.
2. Haz los dibujos que necesites sobre una parte de tu cuerpo bastante obvia, pero asegúrate de tomar el hábito de hacer dibujos sobre tus manos y brazos varias semanas antes del examen. De esta manera el profesor revisará los dibujos para asegurarse de que no sean palabras y te dejará presentar el examen.
 -Si de cualquier manera te piden que te laves el área de los dibujos, puedes tallar hasta dejar sólo una marca tenue... la tinta es difícil de borrar, al final de cuentas.

[Método 7 de 24: Método por debajo de la ropa]
1. Escribe notas sobre tu abdomen antes del examen de manera que puedas voltear a verlas al inclinar la cabeza.
2. Durante el examen, inclínate de tal manera que puedas ver tus apuntes por los resquicios entre cada botón de tu camisa.
3. De preferencia usa pluma azul o de algún color similar a tu piel; asegúrate de que no se puedan notar las palabras a través de tu camisa.
4. De preferencia, primero lleva encima otra prenda que te puedas quitar estando sentado para que nadie note algo debajo de tu camisa.
5. Es un método efectivo porque los maestros sólo revisan tus brazos, pero sólo servirá si puedes usar una camisa de botones el día del examen.


    1er RECREOOO !!!

[Método 8 de 24: Método de código Morse]

1. Aprende a usar código Morse junto con un amigo
2. Ayúdense dando las respuestas en clave Morse, y el maestro pensará que sólo son pequeños golpes de nerviosismo con el lápiz.

[Método 9 de 24: Método de señas con el pie]
1. Encuentra a un compañero más inteligente que acepte pasarte algunas respuestas, y pónganse de acuerdo con anticipación en algunas señas con el pie:
* Un golpe silencioso puede significar A o 1
* Dos golpes pueden significar B o 2
* Golpear el piso usando las plantas de tus pies significará “mutliplicado por diez”; golpearlo con el costado del pie será “multiplicado por cinco”.
2. No uses este método en exceso porque da opciones limitadas y se vuelve muy sospechoso después de varias señas.

[Método 10 de 24: Método de exámenes automatizados]
1. Cuando tomes un test que calificará una máquina, llena todas las opciones cuando tengas duda de una pregunta: tienes la opción de que la máquina detecte la correcta por suerte.
2. Si la máquina no detecta la opción correcta, sólo borra las otras cuando les regresen el examen para revisión.
 -Este método funciona mejor con profesores ingenuos, pero no lo uses demasiado porque acabarán sospechando.

[Método 11 de 24: Método del “movimiento torpe”]
1. Siéntate junto a un amigo en el examen.
2. Pídele que “accidentalmente” tire su prueba al piso cuando tenga las respuestas.
3. Recoge su examen por él y echa un vistazo cuando se lo devuelvas.

[Método 12 de 24: Método de grafías asiáticas]
1. Decide lo que quieres saber y escríbelo en inglés.
2. “Tradúcelo” a caracteres asiáticos. Por ejemplo, si estás familiarizado con katakana, escribe sonidos en inglés con caracteres de esa escritura (por ejemplo, "conclusion" se convierte en "konkurushon" [コンクルシシン].). Intenta ser creativo para que los caracteres asiáticos parezcan ser sólo adornos en tu piel.
3. Escribe las notas traducidas en tus brazos y manos; funcionará mejor si no eres asiático y no resulta tan fácil sospechar que escribiste algo real.

[Método 13 de 24: de la pluma]
1. Escribe tus notas antes del examen e introdúcelas en el cuerpo de tu pluma.
2. Desarma tu pluma durante el examen para mirar el papel, pero asegúrate de que nadie lo note.

[Método 14 de 24: de la envoltura de goma de mascar]
1. Compra goma de mascar antes del examen, de una marca en la que venga envuelta individualmente.
2. Abre el paquete y desenvuelve una pieza de goma de mascar con cuidado, cuidando de no rasgarlo.
3. Toma un trozo pequeño de papel en el que anotes tus respuestas y envuélvelo de nuevo junto con la goma de mascar.
4. Pon la goma hasta arriba del paquete, pero saca varias antes para que parezca que es un paquete de varios días atrás.
5. Durante el examen, cuando el profesor o aplicador del examen no te vea, mete la goma a tu boca y consulta el papel.
6. Al final escúpela de nuevo en la envoltura junto con tus notas para destruir la evidencia.

[Método 15 de 24: del cilindro de dulces]
1. Consigue un tipo de dulce que vendan en cilindros.
2. Corta un pedazo del papel del tamaño y la forma del cilindro. Colócalo dentro, fijándolo de preferencia como si fuera una etiqueta interior.
3. Abre el cilindro durante la clase para tomar un dulce y echar un vistazo mientras lo eliges.

[Método 16 de 24: Método de la bandita protectora]
1. Consigue la bandita protectora más grande que encuentres y comienza a usarla unos días antes del examen para no levantar sospechas.
2. Escribe en la parte interna de la bandita, de material parecido a la tela, y usa tinta roja o de otro color que parezca más realista sobre una herida.
3. Colócala en tu codo o rodilla.
4. Ráscate un poco durante el examen como si te produjera comezón para separar la bandita de la piel; inclínate ligeramente fingiendo que observas la herida, pero no despegues la bandita del todo o será obvio que no tienes nada.


    2do RECREOOO !!!

[Método 17 de 24: de la cinta al cuello]

1. Empieza a usar una cinta al cuello donde puedas colgar varias cosas en la escuela varios días antes del examen (puede ser algo femenino o masculino dependiendo de si eres chico o chica, pero intenta llevar varios objetos colgados).
2. Antes del examen, fija un papel delgado entre las otras cosas que cuelgan de la cinta, para que llame poco la atención.
3. Cuando necesites una respuesta durante el examen finje jugar con los objetos que cuelgan de la cinta.
-No hagas esto con mucha frecuencia durante el examen; si estás muy cerca del maestro, puedes pedir ir al baño para consultar el papel con seguridad y deshacerte de él en el retrete.

[Método 18 de 24: del bote de basura]
1. Imprime tus apuntes en letra grande sobre una hoja blanca de papel; es preferible imprimir las notas porque el maestro puede reconocer tu letra si lo haces a mano.
2. Pon un poco de cinta adhesiva en el reverso de la hoja; justo antes de que inicie el examen, finge que la tirarás en el basurero pero aprovecha para fijarla sobre una pared interna del bote.
3. Durante el examen podrás fingir que te levantas a tirar basura y echar un vistazo a tus notas.
4. Arranca la hoja y deshazte de ella en cuanto termine el examen.

[Método 19 de 24: del estudiante mayor]
1. Hazte amigo de alguien que haya pasado por esa misma materia con el mismo maestro, y que haya conservado sus pruebas.
2. Aprende de memoria las respuestas del examen que necesitas; sólo funcionará si tu maestro no cambia las pruebas cada semestre.

[Método 20 de 24: del casillero]
1. No lleves tus notas al examen, pero déjalas en el casillero.
2. Contesta todas las preguntas que puedas y toma nota mental de aquellas para las que necesitas averiguar la respuesta.
3. Si te permiten ir al baño, puedes salir rápidamente y consultar tus notas. Funciona mejor si el casillero está cerca de tu aula: la velocidad es clave.
-Este método no funcionará si alguien te escolta al baño.

[Método 21 de 24: de la combinación del casillero]
1. Agrupa tus respuestas para que parezcan la combinación para abrir el candado de tu casillero; por ejemplo, si las soluciones son 135, 23, y 56, escribe algo como Combinación # 1- 135,23, 56, para que nadie pueda sospechar si te ve observando el papel.
-Este método sólo funciona para preguntas de respuesta breve, si sabes por adelantado que estarán incluidas en el examen.

[Método 22 de 24: Método del papel higiénico]
1. Escribe tus respuestas sobre papel higiénico y mételas al fondo de tu bolsillo.
2. Pide permiso para ir al baño.
3. Saca el papel higiénico y adhiérelo a tu zapato con la cara que tiene las respuestas mirando hacia abajo.
4. Cuando alguien te advierta sobre el papel, quítalo de tu zapato y consulta las respuestas mientras caminas al bote de basura para tirarlo.

[Método 23 de 24: de notas en el escritorio]
1. Escribe notas en el interior de tu escritorio; sólo funcionará si tienes un escritorio de cubierta levadiza para guardar objetos en el interior, y es mejor si está bastante desordenado.
2. Saca algo del escritorio durante el examen -algo que tengas permiso de usar como un sacapuntas o un borrador- y aprovecha para mirar tus notas.

[Método 24 de 24: de luz negra]
1. Consigue una pluma que escriba con tinta especial que sólo se ve iluminada por una lámpara de luz negra (incluida en el otro extremo de la pluma).
2. El día previo al examen, escribe algunas notas útiles para la prueba sobre tu escritorio.
3. Al día siguiente, usa una sudadera de manga ancha y esconde la pluma dentro de tu manga.
4. Cuando nadie esté mirando, apunta a la parte donde escribiste las notas y enciende la lámpara de tu pluma. Asegúrate de que haya bastante iluminación en el salón de clases, o el maestro notará el brillo de tu lámpara y te descubrirá.

Consejos:
•Estudiar puede ser una manera más efectiva de usar tu tiempo.
•Si sabes las palabras clave que el maestro espera que uses, sólo preocúpate por escribirlas en lugares notorios y puede que el maestro sólo escanee tu examen en busca de esas palabras.
•Intenta mirar el examen de tu compañero de al lado: es el truco más simple, pero funciona si eres muy discreto.
•Si hay un estudiante que se sienta cerca de ti y suele tener buenas notas, sólo pídele que te pase las respuestas. Puede sonar extraño, pero si lo haces bien (y no le caes mal a tu compañero), quizá sea fácil conseguirlo: ofrécele algo atractivo a cambio y todo puede salir bien.
•Siempre es bueno estudiar, pero para hacer trampa de la mejor manera también es importante. Si sabes la mayoría de las respuestas y sólo consultas notas claves, será más difícil para el maestro (o compañeros delatores) percatarse de que estás haciendo trampa.
•Cada vez que planees hacer trampa, usa un método diferente. Esto hará menos probable que te descubran.
•Serás mucho más exitoso haciendo trampa si te comportas bien en clase, eres respetuoso y procuras hacer tus tareas. De esa manera, aunque el maestro vea de reojo en tu mano algo que podría parecer un papel sospechoso, quizá no sospeche de lo que se trata en realidad (pero si notas que percibió algo, deja de usar ese método por algún tiempo).
•No voltees a ver a tu maestro mientras haces trampa porque resultarás sospechoso.
•No mires fijamente a la fuente de tus notas porque llamarás la atención; es mejor lanzar miradas casuales cada 10 segundos cuando estés leyendo una parte de ellas.
•Si alguien sospecha de ti pero no tiene pruebas de que hayas hecho trampa, niégalo hasta el cansancio. Dejar tu posición en claro ayudará a despejar las dudas, y aunque persistan no podrán hacer nada contra ti.

Eso es todo, espero que les sea útil. Si tienen conocimientos y experiencias propias sobre fechorías a la hora de la prueba y quieren compartirlo, pueden comentarlo.
¡Gracias por tu pasar!




FIN DEL PUT0 POST.
0
0
0
1
0No comments yet