1. Hazlo tu mismo
  2. »
  3. Tutoriales

Limpiamos los teclados y lo mostramos

Día de Limpieza de teclados

Limpiar un teclado es como pelar una naranja



Todos los días veíamos como se trababan las teclas de los teclados de nuestras maquinolas. Lo peor de todo es que siempre decía, enseguida limpio, hasta que hoy en el letargo de la mañana (sin ganas de estudiar para los finales), cuando mi Lincesa, (alias "mi enana cieguita" ) que es más limpia que este salame, se fija en su teclado y lo golpea y comienza a salir desde pelusas y pelos hasta un espejo retrovisor de un Fiat 600. La cosa es que era limpiar el teclado ahora o nunca y comenzamos.

la cosa es que no se me ocurre nada.




Manos a la obra

Primero que nada: Pongo la Vorterix y luego sacamos una foto del teclado







No puede ser la roña que tenía ese teclado...encontré de todo menos plata.


Segundo: Apartamos lo que vamos a utilizar.
Yo utilicé:
detergente
agua
La gilada, esa donde vienen los helados de 3 kg
algo que tenga una punta, tipo cuchillo, pero no recomiendo el cuchillo porque algunos se doblan




Bueno, aquí viene lo bueno: hay que sacar las teclas.

Con mucho cuidado, con nuestro objeto punzante (lenguaje técnico jajaja) sacamos la tecla por tecla.






Vea esa suciedad amigo!


Por fín terminé de sacar las teclas forras estas.






A todo esto mi Enana Lincesa, también luchaba con su teclado (mucho más fachero que el mío)






No hagan como ella, lo de acomodar las teclas, porque es al pedo...obviamente no le dije nada, porque sino voy a ser un hombre con teclado limpio, sin novia, y sin perro que me ladre.

Ahora agarramos un cepillo de dientes (No usar un cepillo que usemos diariamente), y limpiamos donde estaban puestas las teclas.




Medio día: teclas al agua. Nota: estamos cagados de hambre.



El cachorro lince sigue echado como todo el día




Las teclas que sacamos del teclado las pusimos en la gilada esa que es para los helados. Previamente pusimos agua con detergente.





Yo, porque de vago que soy nada más, dejé las teclas reposar unos 15 minutos en el agua, para que se le afloje esa capa de sedimento, que ni con las uñas salía.

Después le mandé una cepillada, tecla por tecla.




1 y media: terminamos por fin con la cepillada de las teclas.
El cachorro lince (mi perro) me mira con cara de que me mastica las zapatillas en cualquier momento.

Pusimos las teclas en un secador al sol.






1 y 45. Comenzamos a armar el teclado, viendo las fotos que les habíamos sacado primero a los teclados.


Nos gana el hambre y sale hamburguesas.


El lince de cachorro que tenemos nos quiere liquidar las cangreburguers.
Encima no tenía ni una birra para bajar eso




Por fin terminamos y así quedaron los teclados de nuestras maquinolas.





Eso esto todo troesmas. Espero que les haya gustado. Nos olemos luego.






0
0
0
0No hay comentarios