Canales populares

Lince ármate esta alarma casera para tu cueva



El invento casero de hoy está especialmente dirigido a todos aquellos que odian que entren en su habitación sin permiso(por ejemplo si queres acogotar la marmota en P!) . Con esta sencilla alarma casera, ¡tu habitación estará a salvo de visitas no deseadas!




Materiales:

- Un buzzer(Zumbador pueden sacarlo de un reloj despertador viejo o comprarlo en cualquier casa de electrónica)
- Un par de cocodrilos.
- Una pinza.
- Un trozo de cuerda.
- Cable de cobre.
- Cinta adhesiva.
- Un trozo de cartón.
- Una pila C.
- Tijeras.
- Papel de aluminio.


Procedimiento:

Primero cortamos un trozo de cartón que nos servirá de base para nuestra alarma casera. Pegamos en él el buzzer con un poco de cinta adhesiva y hacemos lo mismo con la pila. Una vez hecho, conectamos el cable positivo del buzzer al lado positivo de la pila y lo fijamos también con cinta adhesiva.

Ahora cogemos un trozo de papel de aluminio y lo doblamos sobre sí mismo hasta obtener una tira larga que cortaremos en dos partes iguales. Colocamos cada una de las partes en la parte inferior de la pinza, de forma que cada trozo de papel de aluminio rodee una de sus mitades y que, cuando la pinza esté cerrada, hagan contacto. Por último, conectamos un cocodrilo a cada lado de la pinza, enganchado en el papel de aluminio por la parte exterior, y pegamos todo con cinta adhesiva en la base de nuestra alarma.

A continuación, cortamos un pequeño cuadrado de cartón que colocaremos entre los dos trozos de papel de aluminio (es decir, en medio de la pinza) para que no hagan contacto. Con ayuda de las tijeras, le hacemos un pequeño agujero e introducimos por él un trozo de cuerda, que será el que vaya enganchado a la puerta. Para fijar la cuerda al cuadrado de cartón, podemos hacer unos cuantos nudos o bien pegarlo con más cinta adhesiva.

Para que nuestra alarma suene, tenemos que conectar el cable negativo del buzzer que hemos dejado antes suelto a uno de los cocodrilos de la pinza (no importa cuál sea). El otro cocodrilo irá enganchado a un trozo de cable de cobre que conectaremos a su vez al lado negativo de la pila y fijaremos con celo. ¡Y ya está lista nuestra alarma casera!

Tan sólo tenemos que enganchar la cuerda a la puerta de nuestra habitación y pegar la base en la pared contigua para que, en cuanto alguien abra la puerta... ¡suene!


Explicación:

El aluminio es un conocido conductor de la electricidad, por lo que lo colocamos en la pinza para que, al hacer contacto, se ponga en funcionamiento todo el circuito. El buzzer, obviamente, suena al estar conectado a una pila, así que en cuanto el cartón deja de evitar el contacto de los trozos de aluminio de la pinza, la alarma comienza a sonar.

Video Explicativo:




link: http://www.youtube.com/watch?v=M4xLORH3PxI

0No hay comentarios