Check the new version here

Popular channels

¿Puedes vivir sin Internet?




No sin mi wifi (ni sin mi smartphone)

La tecnología nos ayuda, no cabe duda, y también nos puede llegar a saturar, que ya sabemos todos que eso de estar siempre “conectados”, entre whatsapps, correos electrónicos, skype, Facebook, Twitter,.. (¿sigo?), da a veces ganas de gritar. Seguro que alguna que otra vez has pensado que vas a aprovechar el fin de semana para “desconectar”, pero sé sincero: ¿has conseguido desconectarte del todo-todo? A estas alturas de la película, nos parece que lo de vivir sin Internet, sin redes sociales y sin smartphone forma parte de otra vida, y el hecho es que olvidarnos el teléfono en casa es uno de los pocos motivos (si no el único) que nos hace volver (aunque como en mi caso haya que subir tres pisos a pata ).





Ya no hay vuelta atrás. ¿O sí?

Todo esto viene porque esta semana he escuchado en el telediario la historia de una familia de Canadá que se ha propuesto demostrar que sí, que a estas alturas sí que se puede vivir sin Internet y sin teléfono móvil inteligente. El caso es que esta familia, padre, madre y dos hijos pequeños, han decidido desterrar de sus vidas toda tecnología posterior al año 1986 (vale, ya sé que muchos de vosotros seguramente no habíais ni nacido, pero admito que yo aún me acuerdo, con nostalgia, de las cintas de vídeo Beta, de rebobinar con un boli las cintas del radiocasete y de sintonizar el canal UHF en la televisión, que sí, ¡ya era en color! ).

Vuelta a la tecnología de 1986

Se trata de un experimento sociológico con fecha de caducidad: hasta abril de 2014. Hasta entonces, mandarán cartas escritas a mano (les deseo suerte en la búsqueda de un buzón de correos) en lugar de correos electrónicos, verán películas de vídeo en VHS en lugar de series online o televisión por cable, los niños no verán ni en pintura un videojuego y cambiarán los smartphones por un teléfono fijo de los de disco (sí, esos que son ya casi joyas en los anticuarios).




Sino existiera Internet muchos de nosotros no tendríamos trabajo, pero sin pensar en el reducido grupo de empresas que se ganan la vida de esto y pensando en los millones de usuarios que lo disfrutan sin duda sin internet viviríamos menos comunicados y al no existir ni Twitters ni Facebooks la única forma de socializar sería otra vez la tapita y la caña, pero ya en un ámbito mucho más local. Sin Internet seríamos en definitiva un poco más incultos, menos eficientes, viviríamos más ajenos a lo que nos rodea y las relaciones laborales y personales cambiarían de forma copernicana. La pregunta que te puedes hacer es ¿Yo podría vivir sin Internet? A continuación una estupenda infografía que te explica como sería el mundo si no tuviéramos Internet.



¿Te animarías a estar un año sin Internet? ¿Cómo te imaginás tu vida sin tener acceso a la Web, a las redes sociales y al correo electrónico, entre otros servicios?
0
0
0
0
0No comments yet