Qué hacer con un millón de euros





¿CÓMO ESTÁN AMIGUETES? 


AQUÍ LES VA OTRO APORTE CON CLASE DE SUPREMOGARCA. 


UN GARCA DE CONFIANZA 



Deje volar su imaginación. Por un momento piense que ha recibido una herencia cuantiosa, que le ha tocado la Primitiva, que el gordo de Navidad se ha adelantado. Piense que a partir de ahora todos los días serán domingo, que las vacaciones, lejos de ser la excepción del año, son la norma. Recibir un millón de euros no es muy frecuente, pero por si acaso le conviene tener pensado qué hacer con ese importe, cuáles son las opciones para obtener una atractiva rentabilidad.






Las respuestas no son difíciles. Tapar agujeros, cancelar deudas, terminar de pagar la hipoteca o realizar un viaje son los primeros desembolsos. Pero después ¿cómo sacar partido a ese capital? Si no se invierte y no genera intereses, el dinero se irá consumiendo.
Las alternativas son diversas. Antes de inclinarse por una u otra opción conviene tener en cuenta algunos factores. En Banif consideran que, antes de gestionar semejante cantidad, hay que valorar el patrimonio actual, la situación fiscal, la estructura deseada del patrimonio, las necesidades de liquidez, las expectativas de ingresos futuros y la edad.






Conocidos estos aspectos, el inversor podrá empezar a valorar las distintas opciones, si bien los expertos recomiendan ponerse en manos de profesionales. Numerosas entidades, tradicionales y especializadas en grandes patrimonios, estarán dispuestas a gestionar su capital y ofrecerle asesoramiento.
Fondos de inversión, acciones y activos alternativos a la Bolsa son algunas de las propuestas. Eso sí, teniendo muy en cuenta el riesgo que quiere asumir el inversor, la fiscalidad, el horizonte temporal de la inversión y el objetivo de rentabilidad marcado. 'Es primordial establecer un binomio rentabilidad-riesgo afín a los intereses de cada uno', señala Josep Palet, de Sabadell Banca Privada. De ahí que cuanto mayor sea la aversión al riesgo menor exposición deberá tener a la renta variable.
A la hora de gestionar un millón de euros de un particular, en Uno-e se inclinan por los fondos de inversión. 'Cuentan con un sinfín de ventajas, entre ellas la gestión profesional de la cartera y que la diversificación de los activos la ha llevado a cabo un profesional. Tienen liquidez inmediata y el control de estos productos está sujeto a supervisión oficial', sostienen desde esta entidad. Entre las ventajas de estos productos destaca el tratamiento fiscal, que ofrece 'un mayor atractivo para el inversor al poderse realizar traspasos entre fondos sin el pago de peaje fiscal, lo que supone la oportunidad de aprovechar y adecuar sus inversiones a las expectativas existentes en el mercado en cada momento, sin perder las ventajas fiscales acumuladas', añaden en Uno-e.
Si, por el contrario, el inversor opta por participar directamente de los activos existentes en el mercado, Banif apuesta por invertir algo más de la mitad del capital en renta variable, pese a las caídas de los últimos años y la recuperación en lo que va de año.
La inversión en el mercado inmobiliario es otro de los consejos. Pero con matices. En Deutsche Bank Banca Privada plantean una inversión diversificada, tanto por países como por tipología de inmueble (comercial, oficinas o residencial). 'El objetivo es obtener una buena diversificación del conjunto de la cartera, por lo que no aconsejaríamos la compra directa de inmuebles ni de productos muy concentrados en España o en el sector residencial'.




Al mismo tiempo, los expertos son unánimes a la hora de aconsejar vigilar la fiscalidad de las inversiones. Además, algunos recomiendan no olvidar la edad de la jubilación e invertir en planes de pensiones hasta el máximo legal. Con todo, el consejo de ponerse en manos de expertos no es gratuito. Si la gestión profesional se deja de lado, es posible que en poco tiempo empiece a dilapidarse la fortuna lograda en tan poco tiempo.






Cuatro propuestas. Las recomendaciones de los gestores de patrimonios



BANIF Este banco de inversión propone una cartera de activos equilibrada. El mayor peso es para la renta variable, que del total del millón recibe más de la mitad. No obstante, en la entidad no dejan de lado el resto de activos. La diversificación es la clave, de ahí que se opte por los activos inmobiliarios, la renta fija y los fondos.







DEUTSCHE Bank banca privada Fondos de gestión alternativa, mercado inmobiliario, renta fija a medio plazo y renta variable. Apuestan por el mercado japonés, dado el avance de las reformas iniciadas y su infraponderación. No olvidan recomendar la inversión en planes de pensiones hasta el máximo aconsejable.





SABADELL Banca privada Una vez fijado el margen de ganancia y sobre todo el perfil de riesgo, aconsejan, para lograr un objetivo de rentabilidad del 5% o 6%, invertir en renta variable y en activos monetarios. ¿Su consejo? No arriesgar la rentabilidad mínima establecida con ninguna decisión precipitada.





UNO-E Su principal arma son los fondos de inversión. Consideran que la amplia gama de productos que existen permite adaptarse tanto a cualquier perfil, a cualquier objetivo de rentabilidad como a las variaciones que se producen en el entorno económico así como a las expectativas de mercado.