About Taringa!

Popular channels

Solución rápida y eficaz para los tapones de cera

Tapones de cera, cosa del pasado




No hay nada peor para comenzar el día con el pie izquierdo que levantarse sordo o semisordo, presumiblemente por un odioso, enorme y sólido tapón de cera en nuestro/s oído/s. Coincidiréis conmigo en que la acumulación de cerumen extra puede llegar a arruinarnos un día entero, si no conseguimos deshacernos de él antes de emprender nuestras tareas cotidianas.

ANOTACIÓN: La sordera no tiene como única causa la aparición de tapones de cera, esta puede deberse, entre otros, a cambios bruscos de presión que cierran el conducto auditivo (cuyo mejor solución es un bien gesticulado bostezo), inflamación del oído (otitis), o lesiones en el oído medio-interno debidas a cualquier razón, como la vejez. El método que explico en este post sólo debe ser utilizado cuando se esté seguro de que nuestro problema es el cerumen y no otra cosa de importancia mayor.





Pero por supuesto no podemos evitar la continua fabricación de cerumen en nuestros oídos debido a que este tiene dos funciones importantes: En primer lugar, contiene sustancias químicas especiales que combaten las infecciones que podrían dañar la piel del interior del canal auditivo. En segundo lugar, actúa como un escudo entre el mundo exterior y el tímpano. Cuando el polvo, la suciedad y otras cosas se te meten en el oído, la cera los atrapa, para que no puedan avanzar más.


Lo que sí podemos hacer es eliminar el exceso de cera en nuestros oídos, sólo cuando éste se nos haga realmente molesto. Para esto, básicamente, existen dos técnicas. La fácil pero contraproducente y la no tan fácil pero sí eficaz. Yo propondré una variante al segundo método.





Lo que NO debes hacer:

Ni se te ocurra meterte bastoncillos por los oídos, sólo conseguirás que la cera se acumule, todavía más compacta, en la superficie del tímpano. Dejándonos más sordos todavía si es que cabe.






No te dejes engañar por el color del bastoncillo al salir pues son sólo restos sin importancia, el algodón no es capaz de deshacer el tapón que tanto nos preocupa, sólo de moverlo, desafortunadamente, hacia dentro.

El dedito tampoco nos servirá, ya que no es lo suficientemente alargado ni delgado como para maniobrar con el tapón. Sin embargo sí nos será útil para recoger y eliminar la cera visible, pareciendo así nuestro oído más estético e higiénico, aunque no podamos decir lo mismo de su interior.


Lo que los MÉDICOS hacen:

Si vas a tu médico para que te quite un tapón, lo que hará es sentarte, cargar una jeringa especial realmente grande con agua caliente y darte una especie de vacía de barbero de las de antes. Por supuesto los instrumentos utilizados no son ni por asomo los de las imágenes siguientes, pero la esencia está ahí.






El proceso será el siguiente: mientras el médico descarga el agua de la jeringa en tu oído, tú sostienes la vacía en tu cuello para que caiga ahí todo el cerumen y no te manches.

Este proceso es totalmente eficaz pero obviamente no podemos hacerlo en casa por dos razones: ni tenemos esa jeringa especial, la cual tiene más fuerza de lo normal, ni tampoco una persona que trabaje con la jeringa mientras nosotros sujetamos la vacía o lo que queramos que sea. Y por supuesto la ducha no ofrecerá el mismo resultado.

Sin embargo no está todo perdido, aquí la solución que, gracias a la experiencia propia y al consejo de un amigo forero hace tiempo, descubrí:






Lo que YO hago, y te recomiendo a ti:

Necesitarás:


Agua oxigenada



Una jeringa normal, de las del Dalsy




Agua





Como ven, son cosas que tiene todo el mundo en su cuarto de baño. El proceso será el siguiente:

>> Prepara un bote de agua oxigenada y una jeringa cargada de agua común.

>> Aplícate 3 gotas de agua oxigenada en el interior del oído. Sentirás un cosquilleo en la zona y un fuerte burbujeo (que en realidad no es tan fuerte, sólo que está al lado del tímpano). Espera con el oído en alto para que no se salga el líquido hasta que el burbujeo descienda drásticamente, unos 30 segundos aproximadamente.

>> Deja de inclinar la cabeza, volviéndola a dejar en su posición original. Ahora coge la jeringa y descarga su contenido en el oído afectado. La sensación no es agradable, pero el esfuerzo dará sus frutos...

>> Inclina la cabeza de manera que el líquido caiga por acción de la gravedad. Notarás cómo, realmente, el agua oxigenada ha disuelto el cerumen de manera más eficaz a como lo haría el agua caliente.

>> Si aún notases el oído taponado, estira del lóbulo de la oreja para reabrir el conducto auditivo, haz efecto ventosa con la palma de la mano y, si aún así no decreciese, repite el método porque no has estado el suficiente tiempo reposando el H2O2.

>> Limpia el oído externo con el dedo índice si es que han quedado restos del tapón en él, ya totalmente disueltos y ablandados.

>> Repite todo con el otro oído si es necesario.

>> Disfruta un día lleno de sonidos y música que oir! No dejes que la cera arruine nada que no sean las infecciones entrantes! ya se encargará el oído de reponer por sí sólo la cantidad de cerumen que le sea necesaria.
--------------------------------


Este post está hecho en su totalidad por mí excepto las imágenes, y siempre basado en experiencias propias y en las de muchos conocidos. Por favor probad el método, comentad los resultados y puntuad si os ha servido, cosa que os garantizo
1Comment