Check the new version here

Popular channels

Te cagas de frió?, te enseño a mantenerte caliente lince

Te voy a enseñar 13 sencillos trucos para ahorrar en la factura de la calefacción y tener tu casa más caliente.



Estamos en pleno invierno y con él la temida factura de la calefacción. Los materiales con los que está construida tu casa y su orientación son claves para pagar más o menos en dicha factura.

Sin embargo, está en nuestras manos utilizar algunos pequeños trucos para que nuestra casa se mantenga más caliente.

1) Levanta las persianas y abre las cortinas para que entre la luz del sol.



Lo días en invierno suelen ser cortos y nublados. Sin embargo, a veces el día amanece despejado y con un sol radiante. Si dejas que los rayos del sol entren en tu casa, estos harán de calefactor natural.

2) Usa cortinas gruesas.



Las ventanas son una de las principales vías de escape del calor. Una vez que el sol se meta, cierra las persianas y las cortinas, si éstas son gruesas retendrán más eficientemente el calor dentro de la casa.

3) Utiliza masilla para tapar grietas.



4) Aísla tus ventanas con plástico de burbujas.



Compra plástico de burbujas para colocar en tus ventanas. Con un spray de agua podrás fijarlo a tus ventanas y evitar una gran pérdida de calor

5) Cubre el suelo con alfombras.



Las alfombras son un excelente aislante para el suelo a parte del gusto que da apoyar tus pies descalzos por la mañana en una cálida alfombra en vez de en el frío suelo.

6) Colocar burletes en puertas y ventanas.



Siempre queda algo de espacio en una puerta o ventana cerrada, sobre todo si éstas son viejas. Los burletes sellan perfectamente ese espacio. Gracias a la colocación de burletes podemos ahorrar ente un 10 y un 15 % en nuestra factura de la calefacción.

7) Colocar papel de aluminio detrás de las calefacciones.



Es mejor si el papel de aluminio es de buena calidad. Evita que el calor se vaya por las paredes y lo rebota hacia el interior de la casa.

8) Los termostatos son muy útiles para ahorrar en la factura de la calefacción.



Programar el termostato a 21º cuando estés en casa y a 13º cuando te vayas puede conllevar un ahorro de entre el 5 y el 15 % en la factura de la calefacción.

9) Dúchate con la puerta abierta.



Lógicamente esto es más fácil si vives solo o en pareja. El vapor del agua caliente ayuda a calentar la casa.

10) Deja secar la ropa mojada en algún lugar de la sala.



Gastaras menos electricidad al no poner la secadora y la temperatura ambiente será más cálida gracias a la humedad.

11) Cambia la dirección en el que giran las aspas de tu ventilador.



En muchos ventiladores existe la opción de cambiar la dirección en que giran las aspas del ventilador. Esto se hace para que en invierno el aire caliente que se encuentra arriba de una sala baje y el aire frío se eleve.

12) Deja la puerta del horno abierta después de haberlo usado.



Deja que el calor se extienda por toda la cocina.

13) La antigua y efectiva solución de una goma de agua caliente para calentar la cama



La usaban nuestras abuelas, madres y quizá la hayas usado tú. Es muy placentero irte a dormir en una fría noche de invierno y encontrarte con esa goma calentita en tus pies.
0
0
0
2
0No comments yet