Check the new version here

Popular channels

TUTORIAL – Bolso de herramientas de dibujo

Ante todo me disculpo si algunos pasos del proceso no son claros. Perdí datos al formatear la máquina y hay fotos que no pude rescatar. Pero la generalidad se entiende, y de todas maneras en mis otros post figuran procesos similares donde se puede complementar lo que falte en este.

Mi mejor amigo es historietista e ilustrador y como tal, tiene una cantidad de elementos enorme para desarrollar sus dotes artísticas. Suele llevar esos elementos en cajas, cartucheras, bolsos, etc.
Hace rato me pidió si le podía armar un rollo al viejo estilo para llevar los pinceles, tinteros lápices, en fin, lo básico que puede necesitar como para bocetar y dibujar en cualquier lado que le venga la inspiración. Tenía que tener una capacidad mínima de guardado para llevar un par de pinceles, tinteros, agua, algunos lápices y un envase de Tic-Tac donde guardar una goma y plumas de plumín. Esta es la foto que me mandó por whatsapp para que me de una idea de lo que pretendía, o mas bien del espacio que ocupaba.




Ese rollo lo sigue esperando porque al final terminé haciendo cualquier cosa menos lo que se esperaba. Pero más que nada quería hacerle un regalo y me fui de mambo. Ya habrá tiempo para hacer algo más funcional, lo que terminé haciendo es más una pieza de conversación que algo útil y portable.
En fin, termino pasándome de rosca porque me voy por las ramas.

El problema comenzó cuando en vez de una cajita de Tic-Tac se me ocurrió poner una lata de pastillas Altoids que es sensiblemente más grande, más ancha y más alta que lo que estaba pensado originalmente con lo cual la idea del rollo se fue por tierra porque ya no se “enrollaba”.
Eso sumado a que quería grabar un par de sus ilustraciones en el exterior me hizo decidirme a hacer un bolso para guardar todo.

Pero volviendo a la lata, además de poder guardar más cosas de las que contiene la cajita de Tic-Tac, tenía el agregado de poder usar la base como tintero. Con esa idea empecé a modificar la lata, repujando el fondo con el mango de una lezna para hacer una depresión



Haciendo varias pasadas desde los bordes con moderada presión, de a poco, va formándose la depresión que luego va a servir para mezclar tintas.



Luego de armar la depresión en el fondo de la lata, lo revestí con cuero para tener una superficie de mezcla que no sea afectada por el agua, ya que después le apliqué tres capas de esmalte para impermeabilizarla.




Para tinteros me figuré que iba a necesitar cinco: tres colores primarios, blanco y negro. Así que buscando con qué hacerlos encontré un vendedor de Mercadolibre que tenía frasquitos de vidrio de 28 cc que eran perfectos para el propósito que buscaba. Para protegerlos de los golpes los revestí con cuero vaqueta, dejándoles una manija con una depresión para poder apoyar el pincel si hay necesidad de hacerlo. Arranqué cortando las tiras de cuero, perforando la línea de costura y rebajando los bordes.





Luego queda mojar el cuero para hacerlo maleable, coser al frasco y presionar los bordes para cerrarlos contra el vidrio, quedando un resultado estético. Para eso es que se rebajan los cantos, de manera de lograr un borde cerrado en vez de quedar expuesto.



Decidí revestir las tapas con cuero gamuzado. Para esto no hay mucho misterio, se cortan discos de cuero con resto y se pegan con cemento de doble contacto. Hay que aplicarlo sobre ambas superficies y dejar orear hasta que no se pega al dedo. Se unen ambas superficies y se presiona para fijar el cuero a la tapa.








También me faltaba un frasco para guardar agua. Decidí usar un frasco de mayor capacidad, que es del mismo diámetro pero más alto. A la vez, esto me permitía empezar a grabar las ilustraciones que el hace en los distintos componentes. El proceso es el mismo que en los tinteros por eso no lo muestro, pero acá hay una idea de lo que fui haciendo para grabar los dibujos. Calqué el dibujo que me interesaba, lo transferí al cuero con carbónico y lo grabé con pirograbador.



La parte del grabado se ve mejor más adelante.


Para guardar la lata formé un bolsillo con cuero vaqueta mojándolo y atándolo a la lata. Al secar quedó armado, y me quedó cortar, perforar y coser. Aproveche también para grabar una ilustración más de su página. Los detalles se pueden ver en las fotos del final, que sacó la mujer de mi amigo que es fotógrafa profesional.




En este punto se me ocurrió empezar a agregar cosas, como un set de lápices que ví en una librería. Y como no quería ponerlos así nomás, le hice un portalápices para guardar dentro del bolso. El portalápices lo hice con cuero gamuzón. Empecé presentando los lápices para darme una idea de cómo lo quería armar.



Después de decidirme marque las líneas de costura y perforé el cuero. Acá se ve del lado interno y externo.



Para darle rigidez le pegué una plancha interna de plástico de alto impacto blanco a cada panel. Y tuve que perforar de vuelta con un clavo caliente las líneas de costura para poder abrirlas de vuelta



Queda empezar a coser los bolsillos donde van a ir guardados los lápices. Estos los hice con gamuzón de otro color, que previamente ya había calculado y perforado.



Sigue con la segunda línea. La parte de atrás va a estar revestida con gamuza también. En la segunda foto se puede apreciar todo lo que va a quedar oculto por esta capa de terminación.



Finalmente, queda coser los costados y la línea media a la capa de terminación trasera, y fijarse si los lápices quedan bien ajustados y el portalápices abre de manera correcta.





También hice un portaplumines. La idea es muy similar al resto por eso no ahondo mucho en el tema. Cortar, formar con la vaqueta mojada, perforar, coser, etc.



En el próximo articulo perdí las fotos del proceso, pero básicamente es un porta filos/Cutter que hice con cuero, igual que los demás. Me queda la foto final nomás.




Compré también una libretita tamaño A5, a la que le cambié la tapa para que vaya acorde con el resto.






Ya venía necesitando armar las tapas y las caras interiores del bolso, así que corté las dos tapas exteriores en cuero vaqueta. En un lado decidí grabar una ilustración que me regalo en un cumpleaños y en la otra una de las últimas que subió a su página. Las tapas no tienen mucho misterio, medir cortar perforar. Como siempre. Lo interesante por ahí es el proceso de grabado, que es lo que voy a mostrar. Empecé usando mi método patentado de copia a punta de rusticidad, calcando directamente del monitor para horror de los prudentes.





Para transferirlo al cuero usé papel carbónico común y silvestre. Hay que tomar precauciones para que no manche donde no se quiere transferir tinta. En las fotos se puede ver como lo logré: hay que tapar con papel los contornos que se quiere proteger, dejando expuesta solo la figura a grabar.



Después queda grabar el dibujo.
Ocurre que tengo un pirograbador que sirve para estas cosas, pero lo mismo se puede lograr con un soldador o un clavo caliente, para el caso. Hubo mucho tiempo en el que me arreglaba con una aguja que calentaba para grabar cuero hasta que me compré esta herramienta. Pero mi punto es que se puede arribar al mismo resultado que se logra con una maquina específica usando el ingenio y poniéndole ganas. La diferencia es que con la herramienta se tarda menos y es más cómodo.
Pero volviendo al tema, primero se repasan todas las líneas principales y después se hace el sombreado. Esto último hay que hacerlo a mano usando el dibujo original como referencia. Para mí fue un momento medio tenso, porque no soy dado a dibujar y menos este tipo de ilustraciones tan detalladas. Sumado a que si la pifiaba adiós cuero y a empezar de vuelta (calcar, transferir, etc). Pero con paciencia y tomándole la mano a la herramienta que uno usa se saca de a poco el efecto que uno desea. Conviene tal vez practicar un poco en un pedazo de descarte, para saber que temperatura y presión es la adecuada.




He aqui un lagarto satisfecho de quedar inmortalizado.

El otro lado es un minotauro, que va de manera vertical. El mismo proceso: calcar, transferir, grabar con tranquilidad y paciencia, desterrando la idea de que estas a un paso de arruinar el grabado.








Las dos tapas exteriores van cosidas a dos forros interiores de cuero gamuzado color bordó como el que usé para el lapicero. Así que corté las placas internas del mismo tamaño que las externas, las perforé y las dejé aparte. Luego corté las tiras de borde donde van los cierres, marque, perforé, pegué los cierres y los cosí para más seguridad.







A esta altura ya había perforado el cuero cerca de 2000 veces, entre las tapas, los cierres y demás cosas. Es un trabajo monótono, pero sirve para después cuando hay que coser varias capas a la vez.


Para sostener los tinteros tenía que armar una especie de porta-tintero que los agarre firmemente durante el transporte y que además se pueda abrir fácilmente. Por un lado los aseguré con una especie de bolsillo, y por el otro armé una estructura de bronce y cobre porque es fácil de soldar y dar forma. Pensé en dejar los materiales a la vista, pero desentonaba mucho con el conjunto general, así que la terminación se la dí con cuero gamuzado.
Comencé cortando y marcando cinco arcos, uno por cada tintero.



Hice una muesca en cada arco para poder apoyar una varilla conectora y soldar el conjunto.





Hice una tapa con cobre, que luego soldé a la estructura. Finalmente soldé una última varilla que era la que iba a oficiar de bisagra.



Para agarrarlo al conjunto corte un trozo de cuero que iba a estar cosido al forro interior para terminar la bisagra. La estructura de bronce y cuero como dije quedó revestida en cuero gamuzado bordó.



Queda coser el conjunto a la primera pieza interior. De paso ya va tomando forma la disposición de las cosas en el bolso. En las fotos siguientes se puede apreciar cómo se van distribuyendo.



Del otro lado armé un bolsillo similar donde alojar el asa del tintero y fijar la punta del cutter y portafilos. Los cierres finales los hice con broches, y el ojal que se ve al lado del tintero es para alojar un paño de limpieza y falta una tira más para un porta acuarelas que también compré.




Del otro lado no hay mucha historia porque va quedar el lapicero y el block, así que ya que no había que coser gran cosa aproveché a hacer un bolsillo para guardar cosas varias.
Empecé a coser el conjunto de cosas con doble hilo. La placa del cierre va en medio de la placa externa e interna para quedar reforzado. Le coloqué también placas de plástico entre medio para rigidizar un poco el conjunto.







Y eso es básicamente todo. Quedan detalles menores que no hacen mucho a la cosa. Limpiar con cepillo las pelusas, impermeabilizar y proteger las tapas exteriores, etc. Para impermeabilizar las tapas usé hidrolaca de la que se usa para plastificar pisos que como es base al agua tiene buena penetración en el cuero y dura más que la pomada tradicional.



Como final, las fotos que sacó la mujer de mi amigo que al ser fotógrafa y saber lo que hace tiene mejor criterio artístico que yo para mostrar las cosas. Sacó una serie de fotos de artículos de cuero donde decidió incluir el bolso de herramientas.


























Eso es todo. Cualquier cosa acá estoy.
Les dejo de yapa la página de mi amigo y la de su mujer por si quieren ver lo que cada uno hace.

http://vatos.deviantart.com/

https://www.facebook.com/Romina-D%C3%ADaz-Fotograf%C3%ADa-1729494977262876/


´Ta luego
0
0
0
4
0No comments yet