About Taringa!

Popular channels

tutorial como hacer amigos

Aceptémoslo: hay momentos en los que desearíamos saber cómo hacer amigos. Quizá estés aquí porque eres tímido, inseguro de cómo acercarte a una persona o tal vez simplemente no tienes confianza, ya que es posible que no reaccione de la manera que te gustaría. En el presente artículo encontrarás algunos pasos y consejos que te pueden ayudar a superar estos obstáculos para hacer amigos.




Pasa más tiempo rodeado de personas. Si quieres hacer amigos, primero necesitas ser extrovertido de alguna manera con el fin de conocer gente. Si aún estás en la escuela, siéntate en algún lugar con otras personas, no tiene que ser la mesa “popular” o una llena de gente, pero por lo menos una con otras dos personas. Los chicos populares no tendrán importancia cuando seas mayor, pero un amigo verdadero estará ahí para siempre. Recuerda, los amigos rara vez tocarán tu puerta si lo único que haces es estar sentado en tu casa jugando juegos de computadora.




Únete a una organización o club con personas que tengan intereses comunes. No es necesario tener muchos intereses en común con las personas para poder ser sus amigos. De hecho, algunas de las amistades más gratificantes son entre dos personas que no tienen mucho en común, sin embargo, si te gusta un tema en específico, trata de buscar solamente en un lugar. ¡Es una buena manera de conocer personas en tu zona! Los sitios de redes sociales como Facebook, Twitter y Google+ son una gran manera de conocer gente nueva y saber más acerca de las personas que conoces. Una iglesia, una mezquita (Masjid, por ejemplo) u otra casa de culto son buenos lugares para empezar, ya que por lo menos tienen una fe religiosa en común. Sin embargo, si entras a un lugar religioso, recuerda ser respetuoso en la casa de su dios. Asimismo, ten mucho cuidado cuando busques por Internet, ya que no sabes quién es la otra persona la mayor parte del tiempo.




Únete a un equipo deportivo. Un error común al respecto es pensar que tienes que ser realmente bueno en un deporte en particular para poder ser amigo de las demás personas en el equipo, pero no todos los equipos son competitivos. Mientras disfrutes el deporte y apoyes a tus compañeros de equipo, unirte a un equipo local con una actitud relajada podría ser una buena manera de hacer amigos. Sin embargo, un equipo deportivo no es la única opción. Si tocas instrumentos o cantas, intenta unirte a una banda o un coro.





Haz voluntariado. El voluntariado también es una gran manera de conocer personas de todas las edades. Al trabajar en equipo con otras personas, crearás vínculos con ellas. Asimismo, es posible que conozcas a otras personas que tengan una pasión por cambiar las cosas de la manera que tú lo haces (una causa común).





Habla con las personas. Puedes unirte a un club, ir a la escuela o a la iglesia, pero no harás amigos si en realidad no hablas con las personas. De la misma manera, no es necesario estar involucrado con una organización para ser social, ya que cada vez que hables con alguien, tienes la oportunidad de hacer un amigo perdurable. Puedes hablar con quién sea: el empleado de la tienda de videos, la persona sentada a tu costado en el autobús o la persona frente a ti en la fila del almuerzo. No seas demasiado quisquilloso. La mayoría de las conversaciones serán un callejón sin salida de diversos tipos, en donde es posible que jamás vuelvas a hablar con esa persona o simplemente conserves su amistad. Sin embargo, de vez en cuando realmente harás un amigo.





Haz contacto visual y sonríe. Si tienes un rostro poco amigable, lo más probable es que las personas no sean receptivas a tu amistad. Trata de no entrecerrar los ojos (consíguete unas gafas), lucir aburrido, fruncir el ceño o parecer inexpresivo, cruzar los brazos (esto prácticamente dice “No me hables”) o pasar el rato en una esquina. Es posible que estos hábitos te hagan ver como una persona preocupada o desinteresada.





Inicia una conversación. Hay muchas maneras de hacerlo: un comentario acerca del entorno (el clima es un clásico: “¡Por lo menos no está lloviendo como la semana pasada!”), un solicitud de ayuda (“¿Puedes ayudarme a cargar unas cuantas cajas, si tienes un minuto?” o “¿Puedes ayudarme a decidir cuál de estos es un mejor regalo para mi mamá?”) o un cumplido (“Tu carro es muy bonito” o “Me encantan tus zapatos”). Continúa de inmediato con una pregunta relacionada: “¿Te gusta el clima?”, “¿Qué tipo de regalos sueles comprarle a tu mamá?”, “¿En dónde conseguiste esos zapatos?”, etc.





Preséntate al final de la conversación. Puede ser tan simple como decir “Oh, por cierto, mi nombre es…”. Una vez que te hayas presentado, la otra persona generalmente hará lo mismo. ¡Recuerda su nombre! Si demuestras que recuerdas cosas de tu conversación pasada con esa persona, no solo lucirás inteligente, sino que ella (o él) se dará cuenta de que le prestaste atención y estás dispuesto a ser un verdadero amigo.





Reúnanse. Puedes chatear con tu corazón, pero no tendrás un amigo si no te abres a la oportunidad de otra conversación o reunión. Esto es especialmente importante si conoces a alguien que es muy probable que no vuelvas a ver. ¡Aprovecha el día!




Busquen intereses comunes. Si te diste cuenta de que la persona con la que estás hablando tiene un interés en común, pregúntale más al respecto y si se reúne con otras personas (en un club, por ejemplo) con el mismo interés. Si es así, esta es la oportunidad perfecta para preguntarle acerca de unirte a ellos. Si expresas claramente interés (“¿Cuándo?”, “¿Dónde?”, “¿Cualquiera puede unirse?”), es probable que te invite. Si tienes un club, una banda, un grupo religioso, etc. que crees sea de su agrado, aprovecha la oportunidad para darle tu número telefónico o tu correo electrónico e invítale a unirse a tu grupo.




Invítale a almorzar o a tomar un café. Esto te dará una mejor oportunidad para hablar y llegar a conocerse un poco mejor. Una buena manera de mantener el contacto es decirle “Oye, me tengo que ir, pero si alguna vez quieres hablar durante el almuerzo o quieres tomar un café o algo parecido, déjame darte mi número telefónico (o correo electrónico)”. Así, la persona tendrá la oportunidad de comunicarse contigo. Es posible que no te dé su información a cambio, pero no hay problema, tal vez no tenga tiempo para hacer nuevos amigos. ¡No lo tomes muy a pecho! Simplemente dale tu información de contacto a quien parezca ser un buen amigo y verás que con el tiempo alguien te llamará.




No hagas nada para presionar a alguien a que sea tu amigo. Nunca regañes a tus conocidos por no invitarte a una fiesta, no llames a alguien repetidamente o lo visites sin haberle avisado (a menos que haya establecido que no hay problema con las visitas inesperadas) y abstente de quedarte más tiempo del invitado en cualquier lugar. En general, toma la amistad con calma y no trates de forzar que la intimidad crezca rápidamente. El cambio de ser un conocido a un amigo puede tomar mucho tiempo. Es comprensible querer más de algo bueno, pero trata de equivocarte lo menos posible. Si no estás seguro acerca del ritmo de tu nueva amistad, compruébalo con tu amigo y pregúntaselo directamente. Ir muy rápido en muy poco tiempo puede ser aterrador o intimidante. Recuerda que no todos pueden decir: “Creo que deberías ir más despacio”, ¡lo más probable es que salgan corriendo!







y ahora si ya estas listo para pasar por mi post


como garcharse a una amiga

Para profesionalizarte en el arte de hacer amigos (y por ende mas amigas) seguir en la fuente..
0No comments yet