Canales populares

Tutorial de como patear un penal (según wikihow)

Y HOY CON USTEDES UNA PAGINA QUE A VECES TIENE MAS CRAP QUE TARINGA Y MENOS FUTBOL QUE UTILISIMA NOS ENSEÑA....

COMO PATEAR UN PENAL
[/size]

[En un] tiro penal perfecto se patea el balón arriba o abajo, apuntando exactamente a la derecha o a la izquierda del portero, con una velocidad entre 90 y 104 kilómetros por hora (56 y 64 millas por hora).

Patear un tiro penal es uno de los momentos más intensos y de mayor presión en un partido de fútbol. Es tanto un juego mental como un logro físico, y hay muchos elementos importantes que hay que comprender y tener en cuenta al patear un tiro penal. Primero, no sirve tanto tener exceso de confianza sino conocer tus fortalezas y tu táctica por anticipado; en segundo lugar, no sirve tanto jugar a la psicología inversa, ya que el portero probablemente pueda anticipar tus intenciones; y, finalmente, es importante no revelar tu jugada con los ojos ni con el movimiento del cuerpo.

Sin embargo, es más fácil decir todo esto que hacerlo, por lo que los pasos que siguen apuntan a ayudarte a ser un pateador eficiente de tiros penales, para que puedas ganar el partido para tu equipo.

Pasos



Comprende lo que es un tiro penal. Mientras que un tiro penal y un tiro desde el punto penal son similares, en realidad son dos cosas distintas y siguen sus propias reglas como parte del juego (de cualquier manera, el recordatorio de este artículo se aplica a ambos tipos de marcación de gol, ya que las estrategias y las tácticas sugeridas se pueden aplicar a los dos casos).
  • Un tiro penal se produce durante el juego. El tiro penal se ejecuta siguiendo la Ley 14 de Tiro Penal. Es un tipo de tiro libre que se realiza a 11 metros (12 yardas) de la portería, y solo puede estar el portero del equipo defensor entre el pateador del tiro y la portería.
  • Los tiros desde el punto penal se producen al final de un partido durante un torneo. No se los consideran tiros penales, sino un método para determinar cuál de los equipos procederá a la etapa siguiente del torneo. Se produce solo al final de un partido que termina en empate. Aunque el procedimiento es similar al del tiro penal, los tiros desde el punto penal no siguen la Ley 14 de Tiro Penal sino que se definen en las secciones suplementarias del reglamento. Los tiros desde el punto penal se conocen popularmente como penales.

2
Practica técnicas de concentración y compostura como parte de tu entrenamiento regular. Incluso antes de estar en la posición de tener que ejecutar un tiro penal, una parte de tu entrenamiento debería consistir en aprender las técnicas para mantener la calma bajo presión.
  • Aprende a permanecer concentrado.
  • Practica permanecer calmado bajo presión, sin pensar en las cosas que podrían fallar. Practicar concienciación a diario te ayudará a mantenerte alerta y atento al momento, sin estar inestable ni molesto emocionalmente. 
  • Practica visualizar resultados positivos.
  • 5
    Posiciónate y define tu táctica mientras el árbitro coloca el balón para el tiro. Lo importante es ejecutar el tiro penal de manera que coincida con tus capacidades, y equilibrar esto con un poco de conocimiento en ciencia deportiva. Considera lo más rápido que puedas cuál de las aproximaciones siguientes te funcionará mejor en este momento del juego:
  • Dispara con velocidad. Se has investigado la velocidad para patear un tiro penal, parece que ejecutar rápidamente un disparo con mucha fuerza te permite aprovechar el elemento sorpresa. Si puedes prepararte rápido y patear un buen tiro rápido en menos de 3 segundos después de que suene el silbato, la táctica podrá tener éxito.[9]
  • Demora el disparo. Por otro lado, si prefieres poner nervioso al portero, puedes poner al tiempo de tu lado. Una demora de más de 13 segundos puede perturbar al portero.[10]
  • Espera a que se mueva el portero. Sin embargo, tienes que estar listo para reaccionar rápidamente una vez que se haya movido el portero, o habrás perdido el elemento sorpresa.
  • Aproxímate al balón como si estuvieras indeciso. Se trata de una finta para confundir al portero, tomando un paso en falso al correr hacia el balón. Se debe tener mucho cuidado al hacer esto, ya que no debe parecer un amague al completar la carrera, o te amonestarán.[11]

6
Concéntrate en visualizar dónde quieres que termine el balón, sin usar los ojos. Como se explicó antes, el portero está mirando tus ojos, y cuanto más nervioso estés, será más probable te fijes en el portero y en la red en vez del balón. Para evitar esto, sigue estos consejos:
  • Escoge el lugar donde quieres apuntar el balón antes de acercarte al balón.[12]
  • Evita mirar al portero. Si te es más fácil, simula que el portero no está presente.
  • Mantente concentrado en el balón. Mantén los ojos sobre el balón en todo momento, y permanece concentrado. Si pierdes la concentración, te arriesgas a perder la compostura.
  • Practica visualizar resultados positivos.

3
Conoce tus fortalezas en el tiro penal. Antes de estar en la posición de patear un tiro penal, es importante haber entrenado mucho para ello. Conoce por anticipado cuáles son las mejores estrategias para patear, y practícalas. Si te sientes presionado, lo mejor es volver a lo que conoces bien, y si ya practicaste tiros penales en tus entrenamientos, cuando te enfrentes a una situación real lo sentirás como algo natural.[5]
4
Comprende la manera en la que el portero probablemente vaya a visualizar tu táctica. Los porteros aprenden a leer los movimientos del pateador, ya que es una parte clave del éxito o del fracaso al evitar goles. Como parte de esto...
  • El portero ya conoce tu estilo de juego, y sabrá cómo pateas los tiros penales por haberte visto en juegos anteriores. Aun así, los porteros necesitan leer tus movimientos en el momento previo al disparo. Esto significa que debes tener cuidado con dónde colocas tus ojos y tus pies, ya que el portero estará observando todas las señales con mucho cuidado.
  • Si el portero viene a hablarte antes del tiro, no le reveles nada. Ten en cuenta que el portero está intentando distraerte.[6]
  • Evita mirar al portero cuando quiera distraerte. Es una táctica deliberada que apunta a perturbarte, como el baile tambaleante que hacía Bruce Grobbelaar en la Copa Europea de 1984.[7]
  • No te molestes en intentar despistar al portero mirando en dirección opuesta a donde pretendes patear el balón. Un buen portero conoce ese truco, y si esa es tu única estrategia, no tendrás éxito.
  • Debes entender que el portero está viendo los ángulos de tus pies, para buscar pistas que revelen la intención de tu disparo. Chir Jones dice que el ángulo de aproximación al balón revela la dirección del tiro; si un jugador diestro se acerca en un ángulo agudo, el tiro saldrá hacia la derecha del portero (la izquierda del pateador), mientras que una carrera recta significa que el jugador diestro pateará a su derecha.[8]

5
Posiciónate y define tu táctica mientras el árbitro coloca el balón para el tiro. Lo importante es ejecutar el tiro penal de manera que coincida con tus capacidades, y equilibrar esto con un poco de conocimiento en ciencia deportiva. Considera lo más rápido que puedas cuál de las aproximaciones siguientes te funcionará mejor en este momento del juego:
  • Dispara con velocidad. Se has investigado la velocidad para patear un tiro penal, parece que ejecutar rápidamente un disparo con mucha fuerza te permite aprovechar el elemento sorpresa. Si puedes prepararte rápido y patear un buen tiro rápido en menos de 3 segundos después de que suene el silbato, la táctica podrá tener éxito.[9]
  • Demora el disparo. Por otro lado, si prefieres poner nervioso al portero, puedes poner al tiempo de tu lado. Una demora de más de 13 segundos puede perturbar al portero.[10]
  • Espera a que se mueva el portero. Sin embargo, tienes que estar listo para reaccionar rápidamente una vez que se haya movido el portero, o habrás perdido el elemento sorpresa.
  • Aproxímate al balón como si estuvieras indeciso. Se trata de una finta para confundir al portero, tomando un paso en falso al correr hacia el balón. Se debe tener mucho cuidado al hacer esto, ya que no debe parecer un amague al

7
Patea el balón una vez que el árbitro lo haya indicado con su silbato. Decide primero si quieres patear con precisión o con potencia (esto determinará tu estilo para patear), y luego patea como se recomienda a continuación:
  • Precisión - Si quieres precisión antes que potencia, entonces se recomienda patear con la cara interna del pie.
  • Potencia - A veces la potencia puede ser suficiente para pasar el balón por al lado del portero: un pateador potente, que pueda patear a una velocidad de 140 km/h (80 mph) puede hacer llegar el balón a la meta a 500 milisegundos, mientras que para ir del centro de la portería hasta uno de los poste se tarda 600 milisegundos.[13] Para alcanzar este disparo, patea fuerte con el empeine (la parte de las agujetas).
  • Toma una carrera corta y recta de solo cuatro o seis pasos (se ha descubierto que es la mejor aproximación). [14]Patea el balón fuerte y abajo, y apunta a unos 7,5 cm (3 pulgadas) del poste: Chris Jones dice que un tiro fuerte y bajo con una carrera corta y recta es imposible de detener.[15]

8
Permanece alerta. No te desconcentres después de patear el balón. Prepárate para un rebote si el portero detiene el disparo, o si el balón pega en el poste o en el travesaño. Tómate tu tiempo.
Consejos
  • No sientas que el disparo tiene que despegarse del piso; puede resultar efectivo disparar el balón a la altura del suelo, lejos del portero. Además, prepárate para un rebote.
  • Mantén siempre la concentración y la compostura.
  • Prueba con inclinarte un poco hacia adelante; esto ayudará a mantener el balón en el piso. Mantén el cuerpo sobre el balón.
  • Si estás jugando con un portero que siempre salta antes, puedes patear un tiro recto al medio y observarlo saliéndose del camino.
  • Cuando patees el balón, mira la red y escoge un buen lugar para apuntarle.
  • No dudes sobre el lugar al que apuntas, porque el portero se dará cuenta de ello y se aprovechará.
  • Si bien es cierto que casi todos esperan que anotes un tiro penal porque es la mejor ventaja que se puede tener para hacerlo, no conviertas esta expectativa en más presión para tu cabeza; nadie más que tú puede saber lo que se sienten esos preciosos segundos antes de patear el tiro penal, así que quita esas críticas de tu mente.
  • Intenta golpear el balón en la válvula, para lograr que baje un poco la trayectoria.
Anuncio
Advertencias
  • No te inclines demasiado hacia atrás, o llevarás el balón hacia la última fila del estadio.
  • Los tiros penales son, sobre todo, un ejercicio mental. Intenta pensar que estás solo al patear.
Cosas que necesitarás
  • Balón de fútbol
  • Portería con red
  • Un portero (opcional si estás practicando)
0
0
0
0No hay comentarios