Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
El dicho dice “La curiosidad mató al gato”, yo más bien diría que la curiosidad lo atoró, estos peludines se metieron en donde no debían y terminaron realmente atascados.